.

..

ºº

.

EN LOS LIMITES DE LA REALIDAD

↑ Grab this Headline Animator

domingo, 4 de diciembre de 2011

En Suiza bajarse películas y música gratis es legal para uso personal


En Suiza bajarse películas y música gratis es legal para uso personal

suiza p2p legal 2
suiza p2p legal 1
Los suizos son muy metódicos. Quizá por eso hacen relojes de cuco y chocolate. Bueno, y también leyes, aunque se lo piensan muchísimo. La industria del entretenimiento suiza lleva años presionando al gobierno para que haga leyes que persigan la descarga gratuita de películas, videojuegos y música desde Internet,

pero los del Gobierno suizo no se dejan atosigar. Han estudiado detalladamente el asunto durante meses. Por fin, han decidido hablar y les han dicho los de la industria que dejen de gimotear y de presionar. Que la descarga de archivos sin ánimo de lucro seguirá siendo legal enSuiza.

Lo cierto es que uno de cada tres suizos obtiene canciones y películas en las redes, pero lo que han descubierto los del Gobierno es que siguen gastando mucho dinero en ocio, en productos culturales. Han llegado a la conclusión de que las quejas de la industria, que de continuo anda diciendo que las cosas están mal, que la piratería está acabando con su negocio, son mentira. Así, la ley actual del copyright suizo que permite la descarga para uso personal, va a seguir sin cambios. Lo que sí reconocen los del Gobierno es que Internet ha venido a cambiar el mercado. En realidad, los gustos de los usuarios han cambiado, y deben ser ellos quienes dicten el mercado, y no las empresas.


Hacen un símil, y dicen que también la fotocopiadora, la cinta de cassette o el vídeo VHS cambiaron la industria y permitieron a los usuarios hacer copias para uso personal. Simplemente obligaron a las empresas a adaptarse, pero que además incrementaron las ventas y aumentaron el negocio. El Gobierno suizo continúa en su informe diciendo que en realidad lo que teme la industria del entretenimiento es que le obliguen a cambiar de modelo de negocio, que se vean obligados a adaptarse a los nuevos tiempos. Pero, ¿porque van a ser distintos de otras industrias? También cambiaron los relojeros cuando surgieron las maquinarias que funcionan a pilas.

El Gobierno suizo ha aprovechado para enviar un mensaje muy claro a los industriales de las industrias culturales locales. Han dicho que siempre sque surge una nueva tecnología, hay alguien que tiene que actualizarse, y mientras tanto piensa que están abusando de él, pero que es simplemente el precio que hay que pagar por el progreso. Quienes saben adaptarse a lasnuevas circunstancias, en realidad consiguen hacer más negocio, y que quienes no se adaptan desaparecen. Es curioso, porque el Gobierno holandés llego á una conclusión similar en un informe presentado a finales del año pasado. Tanto en el caso holandés como en el suizo, los ciudadanos siguen gastando la misma cantidad de dinero en ocio, y contendrán las descargas como un medio complementario de conseguir cultura. Es más, ese modelo de descargas favorece a los programadores de videojuegos y a los músicos menos conocidos.

Leer noticia completa en En Suiza bajarse películas y música gratis es legal para uso personal

anuncio pirata 1
Todo empezó en 2006 cuando un grupo del lobby antipiratería en Hollywood se puso en contacto con el músico holandés Melchior Rietveldt. Deseaban que les compusiera la música de un anuncio a buen precio. Se trataba de un spot contra la piratería que en principio sólo se pasaría en un pequeño festival local de cine. Con esas condiciones, el compositor hizo un precio especial y se olvidó del asunto. En 2007, compró un DVD

con una película de Harry Potter, y cuál fue su sorpresa cuando al final de la película se encontró con un anuncio contra la piratería que empleaba su música, aquella que sólo había autorizado para un escote en un pequeño festival.

Consciente de que habían pisoteado sus derechos de autor, se puso en contacto con la asociación que defiende los derechos de los autores en Holanda, la agencia Buma/Stemra, que demostró una enorme diligencia ignorándole. Mientras tanto, el compositor comprobó que su pequeña pieza musical había sido empleada en diversos anuncios contra la piratería. De hecho, estaba en decenas de millones de DVDs en su propio país, pero él no había dado permiso para emplearla. Así que reclamó a los autores del anuncio 1,300,000 dólares. Mientras tanto, seguía sin saber nada de los de protectores de los derechos de autor holandeses. 
Publicar un comentario

algo para leer