.

..

ºº

.

EN LOS LIMITES DE LA REALIDAD

↑ Grab this Headline Animator

jueves, 16 de octubre de 2008

TABULA MAXIMA HIPERBOREA -- VOTIVUM HERMETICUM

TABULA MAXIMA HIPERBOREA -- VOTIVUM HERMETICUM
_
TÁBULA MÁXIMA
HIPERBÓREA
_
VOTIVUM HERMETICUM

_
ÍNDICE:
_
CAPÍTULO I
1.- PRINCIPIO AMOR
LEYES HERMÉTICAS DEL PRINCIPIO AMOR
1a) REPULSIÓN
1b) ATRACCIÓN
1c) INTERACCIÓN
1d) ADHESIÓN
1e) COHESIÓN
1f) FUSIÓN
1g) FISIÓN
_
CAPÍTULO II
2. PRINCIPIO VIDA
LEYES HERMÉTICAS DEL PRINCIPIO VIDA
2a) EVOLUCIÓN
2b) ORGANIZACIÓN
2c) MANIFESTACIÓN
2d) MULTIPLICACIÓN
2e) SELECCIÓN
2f) ADAPTACIÓN
2g) SUSTENTACIÓN
_
CAPÍTULO III
3. PRINCIPIO VERDAD
LEYES HERMÉTICAS DEL PRINCIPIO VERDAD
3a) INMUTABILIDAD
3b) RELATIVIDAD
3c) FINALIDAD
3d) UNIVERSALIDAD
3e) UNICIDAD (o Exclusividad)
3f) POTENCIALIDAD
3g) EQUILIBRIO
_
CAPÍTULO IV
4. PRINCIPIO INTELIGENCIA
LEYES HERMÉTICAS DEL PRINCIPIO INTELIGENCIA
4a) PERCEPCIÓN
4b) ASOCIACIÓN
4c) EXPANSIÓN
4d) CONCIENTIZACIÓN
4e) APLICACIÓN
4f) DIMENSIONALIDAD
4g) PERFECTIBILIDAD
_
CAPÍTULO V
5. PRINCIPIO ESPÍRITU
LEYES HERMÉTICAS DEL PRINCIPIO ESPÍRITU
5a) CONSTITUCIONALIDAD
5b) MALEABILIDAD
5c) TOTALIDAD
5d) DENSIDAD
5e) ESPONTANEIDAD
5f) ESENCIALIDAD
5g) INERCIA
_
CAPÍTULO VI
6. PRINCIPIO UNIDAD
LEYES HERMÉTICAS DEL PRINCIPIO UNIDAD
6a) DIVISIÓN
6b) INDIVIDUALIZACIÓN
6c) DIFERENCIACIÓN
6d) AFINIDAD
6e) UNIFICACIÓN (Concentración)
6f) EXPANSIONALIDAD
6g) TOTALIZACIÓN
_
CAPÍTULO VII
7. PRINCIPIO DEL PRINCIPIO
LEYES HERMÉTICAS PROPIAMENTE DICHAS (El Kybalión)
7a) KARMA (Causa y Efecto)
7b) POLARIDAD
7c) GENERACIÓN
7d) VIBRACIÓN
7e) RITMO
7f) MENTALISMO
7g) CORRESPONDENCIA
_
CAPÍTULO VIII
8. PRINCIPIO DE ETERNIDAD
LEYES HERMÉTICAS DEL PRINCIPIO ETERNIDAD
8a) SER
8b) VOLUNTAD
8c) CONCIENCIA
8d) TEMPORALIDAD (Tiempo)
8e) ESPACIALIDAD (Espacio)
8f) INTERDINAMIA
8g) AUTOMATICIDAD
_
CAPÍTULO I
ADVERTENCIA ESPECIAL:
Intentar aprender rápidamente esta Tábula Máxima es como intentar comerse y digerir un elefante en unos
minutos. Ningún lector inteligente se asustará con esta advertencia, pero sólo un gran tonto la despreciaría.
Es posible que tardes muchos años en comprender en profundidad el contenido de este Libro, y muchos más
en poder aplicar el conocimiento en forma práctica. Pero así como no es posible que un buen árbol construya
su enorme cuerpo de dura madera en una hora, tampoco es posible para el hombre normal de esta civilización
aprender los misterios del Cosmos en una leída. Menos aún cuando no tiene siquiera suficiente conciencia de
si mismo.
La recomendación es leer tranquilamente, dejando de lado por el momento todo lo que no comprendas o sea
difícil de asimilar. Nada debes creer, sino comprender, y como verás, no es fácil comprender rápidamente el
producto intelectual de milenios de actividad filosófica. Si la planta tarda meses en formar un fruto que
comemos en unos minutos, es comprensible que un conocimiento obtenido en esos milenios por muchas
mentes observadoras, requiera, para tu asimilación, algunos años.
No hay que "esforzarse" en comprender ni dejar que la mente haga demasiadas preguntas, porque se mete
en un laberinto del que cuesta salir, y ello causa sufrimiento mental. Hay que vivir normalmente, siendo mucho
más importante practicar lo simple de la Doctrina Kristiana y la meditación psicológica. Puedes dejar este Libro
Tercero para aquellos momentos en que puedas leer muy tranquilo, sin preocupaciones emocionales. Todo
aquello que produce algún desasosiego o malestar intelectual, es producto de que no se ha entendido
correctamente lo leído, o se ha comprendido parcialmente, quedando "huecos" que no satisfacen las preguntas
que la mente hace consciente o subconscientemente. Ello puede hacerte sentir un abismo emocional (o
mental), y de nada sirve asustarse por ello, o desvelarse por comprender. Más vale en tales casos dejar por el
momento la lectura y atender el combate interno de la meditación (observación, diferenciación y eliminación de
los Yoes psicologícos). Todo el conocimiento del Universo que podamos tener, no resulta tan útil como sacarse
de encima aunque sea uno sólo de los parásitos emocionales. La máxima del Explorador es que debe sacarse
sus espinas antes de seguir caminando.
Antes de comenzar tu lectura de la Tábula Máxima, es conveniente entrenar la mente en el simple ejercicio
de "no pensar", o de dejar pasar las imágenes mentales (objetivas o subjetivas) sin que te afecten en lo
emocional ni permanezcan en el conciente. El "no pensar" implica dirigir la mente a cualquier cosa útil pero que
no te obsesione ninguna idea. Sin tal disciplina, lo más probable es que se consiga una gran confusión en vez
que la Iluminación.
No te preocupes por tener que leer varias veces o más este Libro para terminar de "sacarle el jugo", pues le
sacarás mucho más de lo que imaginas, aún a lo largo de toda la Feliz Eternidad.
Esta Tábula es la máxima clave para el conocimiento de las Todas las Ciencias, porque es la manifestación
propia de Dios Padre Absoluto del Universo. Está compuesta de 8 (Ocho) Leyes o Arcanos Mayores llamadas
Principios Metafísicos, cada una de las cuales representa una de las ocho formas interactuantes de la
manifestación Divina.
Los Principios Metafísicos son ABSOLUTOS E INMUTABLES; Las Leyes Herméticas son RELATIVAS E
INMUTABLES. Tanto Principios como Leyes deben ser respetados y su conocimiento puede ser aplicado
correcta o "Teúrgicamente" -de acuerdo a la Voluntad Divina- lo que producirá Libertad, Felicidad, Paz, Alegría
de Vivir y Existir, permitiendo evolucionar hacia estados cada vez más Gloriosos y Perfectos. Pero el uso
incorrecto o "Demiúrgico" de este conocimiento -contra la Voluntad Divina- produce esclavitud, involución,
sufrimiento, infelicidad y aniquilación del Ego o Conciencia Humana. No existe forma de violar las Leyes
Divinas; sólo es posible producir desequilibrios en sus manifestaciones, pero es imposible escapar a los
efectos. Todo lo que existe contiene esencialmente a todos los Principios y Leyes porque es producto y
manifestación de ellas.
Todos los Principios y Leyes pueden usarse positiva o negativamente, destructiva o constructivamente, y los
efectos serán determinados como buenos o malos, no por la polaridad (negativa o positiva) sino por la
intención del Ser actuante y el equilibrio entre el AMOR, la INTELIGENCIA y el PODER que se aplique.
1.. PRINCIPIO DE AMOR
“Todos los Universos, ya sean macroscópicos, microscópicos, de vibraciones infra o ultra en
relación al observador, están compuestos de infinitas partes que se relacionan entre sí por el conjunto
de fuerzas que se denomina AMOR”
No existe actitud que no se haga por amor en alguna de sus incontables formas de expresión. Por amor se
vive y se muere, se evoluciona o se involuciona. Una guerra se hace por amor; ya sea por amor a la esclavitud
o al dominio (como hacen los demiúrgicos), o por amor a la Libertad y a la Dignidad (como hacen los Teurgos).
El Amor es la Fuerza de Dios manifestada en la relación entre dos o más individuos, así como la
Voluntad es la Fuerza de Dios manifestada en la acción individual.
Como puede apreciarse, el Amor es un conjunto de fuerzas mecánicas; ciertamente que el Universo es
mecánico porque todo en él se relaciona mediante estas fuerzas, y así mismo es posible ver el mecanismo
universal reflejado en todos los demás Principios, pero éste Aspecto Mecánico del Universo no es opuesto a
la espiritualidad, sino que la espiritualidad en sí misma está dada y reflejada en la Perfección Absoluta de
estos Principios. Y todo este Aspecto Mecánico es -como ya dijimos- "El Rostro Cognoscible de Dios". Es decir
que lo Incognoscible (el Creador de este mecanismo) sólo puede ser vislumbrado o vivenciado luego de haber
nutrido totalmente al intelecto con el conocimiento de estos Principios, y habiendo vivido respetándolos, lo cual
representa el acto más pleno de respeto a Dios.
Cuando un místico no conoce estos Principios y Leyes tal como se hallan aquí expuestos, pero ha filosofado
lo suficiente como para alcanzar la esencia de la Doctrina entes aclarada, puede decirse -si vive conforme a
ella-, que es un hombre espiritual. Pero la mayoría de las personas que profesan una religión sin haber
comprendido ni los Principios ni la Doctrina, solamente tienen una vida psicológica similar a un espejismo, pues
tienen con Dios una relación puramente emocional (en el plano psíquico menor), que no garantiza en absoluto
la Felicidad y realización del Ser.
El impulso interior (del Ego) de búsqueda de lo espiritual -dado que el Ser mismo es una "Chispa Divina"-,
lleva al individuo a reflejar de algún modo su idea de la Divinidad. Así crea imágenes, totems, etc., o ve en los
fenómenos naturales la expresión de uno o de varios dioses, extrapolando siempre la idea, buscando afuera lo
que tiene adentro. Y muchas veces acepta ideas espirituales (arquetipos) totalmente distorsionadas y dañinas,
que por algún punto de afinidad con su psicología se imprimen en su mente, con las consecuencias de
fanatismo religioso, sufrimiento interior y las lógicas deformaciones conque estas ideas del psiquismo profundo
afectan a los demás niveles de la mente y del cuerpo emocional.
Pongamos, por ejemplo, la imagen de Jesús crucificado -al margen de la realidad o falsedad histórica del
hecho- que se ha imprimido y mantenido reforzándola desde el siglo IX con millones de cuadros, estampas,
estatuas, libros, películas y obras teatrales, de modo que la imagen del Amor Divino y Perfecto que debiéramos
tener los Cristianos, se deformó en la de un dios que exige a su "Hijo Predilecto" -una falla más en esa idea
pues un Padre Perfecto no tendría predilecciones- hacer un sacrificio infernal como es la crucifixión.
Tanto si Jesús es Dios Absoluto mismo, o si es Su Hijo, la idea de haberlo crucificado ha generado en
millones de Almas sentimientos de culpa y dolor, como ninguna otra religión o creencia lo ha hecho. Y quienes
han superado este sentimiento, sintiéndose afín y solidario con Jesús, toman el arquetipo con actitud de
resignación y sacrificio, pero sufren porque no se sienten capaces de tomar semejante actitud voluntariamente
y dejarse crucificar. Por otro lado, se preguntan: Si cargó con todos los pecados del mundo: ¿Cómo es posible
que desde hace dos milenios los sufrimientos y horrores de la humanidad se hayan multiplicado más que en
cualquier otra etapa conocida de la historia?. Desde ya que no fue Jesús el causante de tales desgracias, sino
que la causa está en la distorsión de la historia, las bajezas de la cristiandad que en muchos casos con
sadismo psicológico, lo sigue crucificando o resucitando, en vez de presentarlo Ascendido; la extrapolación de
la búsqueda, la indolencia de rezarle para pedir cumplimiento de caprichos y bienes materiales, es la actitud
general, en vez de pedirle que ilumine nuestra inteligencia y estimule nuestro Amor. Incluso, en vez de discutir
la teología como tan ridículamente suele hacerse, sin respetar las más elementales pautas de la razón y la
filosofía, lo mejor para un cristiano sería practicar la Doctrina en toda su sencilla plenitud. Ningún Maestro ha
venido para ser adorado, sino para que sus seguidores aprendan y lleguen a ser Maestros; y en el A-mor, que
significa "sin muerte" hay una gran clave. Dijo Jesús "Amad aún a vuestro enemigo". No dijo que no lo
tuviéramos, y menos aún que no lo combatiéramos, sino simplemente que lo amáramos.
Quien ha destruido en sí mismo esos espejismos impuestos por los intereses políticos y/o económicos, y a
logrado mediante el entendimiento, aprendizaje o propia labor filosófica, comprender a Dios intelectual,
emocional y prácticamente, refleja en sí mismo a la Divinidad. Y por lo tanto comprende la Naturaleza Divina
de los demás Seres y cosas del Universo, amándolos con tal radiación que todos los sufrimientos que le
pudieran provocar las condiciones externas no pueden impedirle ser Feliz. Además, en un tiempo determinado
por el progreso en dicho entendimiento y el equilibrio en la aplicación práctica, las condiciones externas de un
individuo evolucionante se van ajustando cada vez más a Su Voluntad, puesto que permanentemente avanza
en la comprensión de la Voluntad Divina; y ésta sólo puede ser Perfecta. Si bien un individuo nunca puede ser
el Absoluto, sí puede comprenderlo y vivir en armonía perfecta con El.
Nos hemos extendido en esta cuestión porque la humanidad necesita comprender la Naturaleza del Amor en
su total panorama. El Amor Divino no es únicamente místico ni únicamente mecánico. El científico sin mística
es esencialmente dañino, y el místico sin ciencia, que descarta la razón, se hace fanático y deforma la esencia
religiosa llevándola a un plano psicológico inferior. El científico debe tener sentimiento místico y el místico debe
ser científico. Ambos deben ser filósofos completos, ya que no es posible entender el Verdadero Amor sin el
equilibrio que da la Inteligencia; y la Inteligencia sin Amor sólo puede crear esclavitud, desastres y sufrimientos.
El Ser Humano debe manifestar Amor por sí mismo, pues como todo manantial, no podría dar lo que no tiene.
Eso se llama Dignidad. Y sólo quien es Digno, puede dar Amor y hasta sacrificarse en alguna medida por los
demás, de acuerdo a lo que su conciencia le indique. Pero para que ello sea siempre justo, debe conocer los
presentes Principios y Leyes.
LEYES HERMÉTICAS DEL PRINCIPIO AMOR
1a) REPULSIÓN:
"Los cuerpos se repelen entre si cuando se hallan enfrentadas espacio-temporalmente sus
cargas magnéticas de un mismo signo, o cuando los conjuntos de cargas poseen características de género
incompatible".
El segundo caso es muy poco común en la tierra, pues ésta está formada por "materia química", que es de
género femenino o masculino, según los elementos que posea; pero es apreciable en el orden cósmico, ya que
las estrellas están formadas de "materia plasmática", que es de género neutro o indefinido. La relación entre
ambos tipos de materia es interactiva, como se explica en 1c. En los Seres, la antipatía es una manifestación
de la repulsión. Las cargas magnéticas de los cuerpos mentales y emocionales, así como el orden de
afinidades, definen el tipo de relación interpersonal, mucho más que los intereses comunes, aunque éstos -
especialmente si son de supervivencia- coadyuvan a lograr afinidades eliminando así la repulsión.
1b) ATRACCIÓN: “Los cuerpos se atraen entre si en razón directa de sus masas y en razón inversa al
cuadrado de sus distancias”.
Es la fórmula redescubierta por Newton, la llamada “fuerza de gravedad”.
F = Fuerza
K= Constante = 6,67 x 10-11 Newtons x m2
m =Masa Kg2
d = Distancia
Matemáticamente, la repulsión es una variante de esta fuerza, pero no su opuesto exacto, pues depende de la
constitución física y química de los cuerpos.
En los Seres la atracción se manifiesta de diversos modos e intensidad. En la pareja (masculino y femenino),
la atracción implica una compleja actividad mental, emocional y física, pero es el inicio de un proceso más
complejo, que cuando no continúa resulta en la monotonía y destrucción de la pareja como tal, ya que se han
afinado a tal punto que no hay más atracción y sus vidas parecen vanas, pasando a un sentimiento fraterno,
que aunque bueno, no es propio del ideal de pareja. Cuando el proceso de atracción continúa, se alcanza la
adhesión en lo físico, hasta la cohesión en lo mental y hasta la fusión en lo emocional. Nunca los Seres
llegan a la fisión, porque dejarían de Ser.
1c) INTERACCIÓN: “Es el equilibrio espacial perfecto de las dos anteriores, en el cual - dado que la
atracción es superior a la repulsión - la diferencia se ve compensada por la inercia. La atracción actúa
como ‘fuerza centrípeta’, y los períodos de repulsión sumados a la inercia, forman la ‘fuerza
centrífuga".
Este fenómeno se ve en la relación entre materia química y materia plasmática. Hay una atracción
permanente pero también una repulsión, que mantiene una distancia entre ambos tipos de materia. Así es la
relación entre los cuerpos del Cosmos. Las estrellas -mientras no se "enfrían" y convierten en materia químicamantienen
en su órbita a los planetas sin dejarlos acercarse demasiado. Los núcleos mayores de materia
estelar esparcidos en las explosiones de las supernovas (estrellas que han completado y reiniciado su ciclo),
son -a modo de pequeños soles- atractores de la materia "fría" o química, como el polvo derivado de la
explosión, etc., y forman a su alrededor una costra que puede alcanzar hasta unas mil quinientas veces la
masa de plasma. Así los planetas se hallan constituidos por un sol interior, y un espacio o atmósfera (desde
heliósfera y fotósfera hasta la superficie sólida interior) de unas seis a ocho veces el diámetro de la esfera
plasmática o sol interno.
En los Seres, (aunque los cuerpos celestes también son seres, y no simples objetos) ésta Ley se manifiesta
en aquellas relaciones determinadas por intereses comunes, donde la actividad emocional directa es escasa y
muy limitada. Es el caso de los "socios", de los compañeros de trabajo o estudio, o de éstos con sus patrones o
maestros, etc.. Lo normal en estas relaciones es un respeto que pocas veces es auténtico, siendo
generalmente formal e impuesto culturalmente a fin de mantener el orden social. Este respeto formal, lejos de
ser el respeto solidario y amoroso, puede mantenerse -hasta cierto punto- aunque el sentimiento entre las
personas sea de odio. Allí surge la hipocresía hasta dimensiones repugnantes, que nada tienen que ver con la
cortesía o la diplomacia de los Guerreros. Mejor no hablar en detalle de las Sociedades Anónimas, que son la
más pura expresión de la despersonalización del desalmado sistema de mercado. Allí la interacción es tan
limitada e indirecta, tanto entre los mismos socios como entre éstos y el consumidor de bienes y/o servicios,
que cuando se juntan es sólo para competir entre sí por el mando de la sociedad, o para resolver problemas de
competencia con otras sociedades del mismo estilo. Y se acusan mutuamente de desalmados (con toda
razón).
Toda interacción entre las personas debe tender a transformarse en atracción o a convertirse en una relación
armónica de respeto auténtico, aunque se mantengan las distancias de mutua conveniencia, pues de lo
contrario, la fricción violenta será inevitable más tarde o más temprano.
El Amor Fraternal la mejor expresión de la Interacción aplicada a los Seres, pues les permite compartir
prácticamente todo, aunque en diversas intensidades, menos la reproducción de la especie. Por razones de las
Leyes Naturales, como explicamos antes y más adelante también, las razas y culturas pueden -y debeninteractuar
con gran armonía y mutuo enriquecimiento, siempre que se haga manteniendo y respetando los
límites que estas Leyes determinan. La mezcla total o "fusión" racial, produce el detrimento de ambos tipos, la
hibridación. Un tercer individuo que no posee la identidad de ninguno de sus ancestros, porque posee una
confusión de arquetipos que le impide determinar su propia identidad individual. Este es uno de los puntos más
importantes de la aplicación y respeto de la Ley de Interacción entre los Seres.
1d) ADHESIÓN: “Es el estado de atracción total consumada, en que dos o más cuerpos se hallan
juntos, sin repulsión en lo general, pero sin posibilidades de relacionar sus componentes atómicos más
allá de las últimas capas electrónicas y sólo en virtud de sus campos magnéticos”.
En lo físico, el enunciado es muy claro. En los Seres esta Ley puede aplicarse en todos los casos sin
inconvenientes; está representada prácticamente en el fraterno apretón de manos o en el abrazo. Pero en lo
psicológico está representada en la confesión franca y mutua de los objetivos personales, ya sea entre
parientes o amigos. Entre personas de diferente sexo y circunstancias de vida acordes, el proceso puede
avanzar hasta la manifestación de la siguiente Ley (Cohesión), y entre personas de igual sexo se producirá una
Cohesión psicológica, que es Amistad en el más amplio y sano sentido.
1e) COHESIÓN: “Es el estado en que dos o más cuerpos han unido sus estructuras en lo general con
adhesión, y han relacionado íntimamente sus primeras capas atómicas”.
Físicamente es una especie de Fusión limitada a la primera capa atómica o molecular, pero entre los Seres
esta Ley se manifiesta con la actividad sexual, la cual es correcta o armónica entre Seres de diferente sexo. La
cohesión homosexual produce desarmonía en relación a varias otras Leyes, pero principalmente a las del
Principio Vida, como se explica más adelante.
La Cohesión es lo que marca la formación de una pareja, y debe producirse primeramente en lo psicológico,
siendo la relación física un efecto y no una causa, ni el motivo de la búsqueda de relación. Cuando la Cohesión
se ha producido en las capas más profundas de la mente, regidas generalmente por los arquetipos del alma, la
relación puede ajustarse y armonizarse mediante el proceso de meditación psicológica, realizando una pareja
feliz. Para ello también deben coincidir los objetivos de vida, planificando la vida de relación. Sólo así es
posible a la pareja manifestar la Ley siguiente.
1f) FUSIÓN: “Es el estado en que dos o más cuerpos han unido sus estructuras moleculares y/o
atómicas confundiéndose en una resultante con características físicas y químicas iguales o diferentes a
sus primigenios, según sean del mismo o diferentes elementos, pero manteniéndose inalteradas las
características nucleares particulares en la mayoría de los casos”.
En lo material, esto está claro, pero en los Seres la cosa es más complicada para explicar, pues más
complejas y diferentes aún que las constituciones de los cuerpos, son las estructuras psicológicas, y requieren
un tiempo de evolución muy largo para afinarse a tal punto que puedan fundirse. Con la Yoga Sexual correcta
se produce una fusión parcial a nivel espiritual, (en los niveles del Alma) y a veces hasta en el nivel astral, pero
en el estadio correspondiente al Reino Humano, no existe la fusión total. Ni entre individuos, ni entre éstos y el
Absoluto. La fusión con el Absoluto no es "absoluta" jamás, pues se dejaría de ser individualidad. No se
pierde la Individualidad en ningún Reino a menos que ésta se aniquile por involución (yendo en contra de la
Leyes Naturales), pues nada ganaría el Absoluto Dios con la extinción de las Individualidades que son -
justamente- las infinitas expresiones y manifestaciones de Su Perfección.
Cierto es que se puede experimentar ciertas comuniones momentáneas con el Absoluto (Iluminación), y ésto
es una auténtica fusión del Alma con Él. Pero en ello queda demostrada la Voluntad del Absoluto de que dicha
Individualidad siga existiendo como tal, pues Dios no absorbe al Ser. El Iluminado no desaparece, sigue siendo
el mismo Individuo, aunque la experiencia haya afectado maravillosamente su psicología y le haya enriquecido
(siempre y cuando el sujeto no distorsione mentalmente la experiencia ni alimente con la radiación de
conciencia recibida, a los parásitos psicológicos).
El proceso de Ascensión al Reino Krístico requiere de una fusión momentánea del Alma, del Astral, del
Cuerpo Mental y del Físico, para lo cual el individuo se ha preparado a lo largo de su existencia en un Reino
determinado (Humano, en nuestro caso). Pero el Individuo tampoco desaparece, sino que ha pasado a otro
Reino más Glorioso aún. Y así, sucesivamente, el Indivi duo recorre la Eternidad, sin nada ni remotamente
parecido al aburrimiento existencial que aparece en la psicología de quienes desconocen esta perspectiva. No
es posible escapar de la existencia fundiéndose con el Absoluto, pero sí se escapa de la imperfección y la
infelicidad del sufrimiento, creciendo eternamente al amparo de sus Leyes Perfectas. La aniquilación por
involución tampoco supone una fusión de la individualidad con el Absoluto, sino su desintegración total,
volviendo el constituyente básico (espíritu) de los vehículos de manifestación de esa individualidad, al Océano
Cósmico, que es el Cuerpo del Absoluto.
1g) FISIÓN: “Es el proceso por el cual dos o más cuerpos han superado la fusión perdiendo sus
características atómicas particulares, formando un elemento diferente o una irradiación energética”.
Este estado de Fisión puede derivar alquímicamente en una transmutación, donde el elemento diferente es
de características vibratorias superiores o puede derivar en la disolución de los principios atómicos, disolviendo
los elementos como tales. En este último caso, la energía irradiada pasa a formar parte del Universo
vibracional inmediatamente superior. Ello depende de la polaridad de la conciencia que guíe el proceso.
Algunos filósofos han asociado el fenómeno de Fisión a la Ascensión Krística, pero ello no es tan así. En el
momento de la Ascensión lo que ocurre es una Fusión momentánea con lo Absoluto, pero sólo existe una
Fisión muy parcial de algunos átomos del cuerpo físico, los cuales generan la energía suficiente como para
elevar las frecuencias vibratorias del resto de la materia hasta donde lo determine la conciencia del Ser. Estas
pequeñas fisiones atómicas son las responsables del intenso calor -hasta muchos miles de grados- registrados
en algunos procesos incompletos de Ascensión (Autocombustión), así como las imágenes impresas por su
radiación en los sudarios de los Samanas indúes, como el Sudario de Turín y muchos otros similares.
Seguramente Jesús dejó también su sudario en la Cripta Sagrada de Cachemira, donde hizo su Ascensión a
los setenta y tres años, aunque el mismo permanezca oculto, ya que difícilmente tenga marcas de flagelos y
clavos.
_
CAPÍTULO II
2.. PRINCIPIO VIDA
“Todo lo que existe posee un principio vital que determina su construcción o su destrucción, su
movimiento ambiental y el movimiento interno de las partes que lo componen. Tal principio está
determinado por el equilibrio entre los elementos materiales y la Voluntad de un Ser de manifestarse en
el mundo de las formas”.
Puede decirse que “TODO TIENE VIDA” o que “LA VIDA COMPENETRA TODO”. Desde el átomo hacia lo
infinitamente pequeño, como hacia lo infinitamente grande, el Principio Vital está presente de tal manera que
en cuanto se dan las condiciones apropiadas, éste comienza a manifestarse en virtud de la Eterna Voluntad
Creativa de Dios (y por lo tanto de las infinitas individualidades que pueblan Su Universo).
LEYES HERMÉTICAS DEL PRINCIPIO VIDA
2a) EVOLUCIÓN:
“Las tendencias primordiales de la vida son la evolución y la construcción, que en su
relación con la conciencia, permiten al Ser desarrollarse y pasar de estado en estado hacia
manifestaciones cada vez superiores y más completas. Lo que no evoluciona dentro de la Perfección o
hacia ella, produce una dualidad e involuciona hasta desaparecer de la existencia ”
Tanto en el reino mineral como en el vegetal y el animal, así como en el humano y en las infinitas Jerarquías
Superiores, el principio Vida tiene también un aspecto negativo, que interactúa con lo positivo. La destrucción
de un organismo o la involución de una especie actúan como factores de Selección, permitiendo a otros seres
y especies evolucionar; pero la construcción cada vez más perfecta es la finalidad de la Vida como Principio.
Esa construcción cada vez más perfecta para Gloria de la Conciencia Individual -y por lo tanto para el Divino
Creador Absoluto- , es lo que se llama Evolución.
El Ser es un vórtice de Espíritu, en el que se hallan activas las propiedades relativas a los demás Principios.
Digamos que es un punto individualizado de Espíritu en que se manifiestan básicamente el Amor, la
Inteligencia y el Principio o Voluntad, y por efecto de la interacción de estos tres, se manifiestan la Unidad, la
Vida y la Verdad. La Eternidad se manifestará únicamente si su orientación es evolutiva. Si es involutiva, irá
hacia la aniquilación como individualidad. La orientación sólo depende del libre albedrío del propio Ser, y
aunque un demiurgo propicie la involución, siempre el Ser tendrá suficiente capacidad de elección. Digamos
que no hay victimario sin cierto grado de consentimiento de la víctima. Si un Ser prefiere la aniquilación de su
manifestación corporal antes que prestarse a juegos involutivos instigados o propiciados por un demiurgo,
seguramente la involución no se producirá. Un ejemplo, es el del hombre que prefiere ser "muerto antes que
esclavo", pues así se aleja de la aniquilación como Ser, aunque deba reencarnar, y seguramente lo hará con
un mayor nivel de conciencia, dignidad y libertad. Por lo tanto, su elección lo orientará más hacia la evolución.
MUY IMPORTANTE: Cabe aclarar muy especialmente que Dios es un Ser Perfecto, entonces no puede crear
imperfección. Las criaturas que nacen naturalmente en todos los planetas son perfectas como
microorganismos, son perfectas como vegetales, son perfectas como animales, como humanos, y así siguen
siendo en los siguientes Reinos. Entonces la Perfección es lo normal en la Naturaleza. Sin embargo, en esa
Naturaleza verdadera, -o si se prefiere, en ese "estado de normalidad"-, los microorganismos no enferman a los
organismos superiores, ni los animales destruyen el Reino Vegetal. En todos los planetas, en su espacio
realmente habitable que es el interior, tampoco los animales primordiales se comen unos otros. El orden
correcto es el siguiente: Los vegetales producen frutos que -además de asegurar la continuidad de la especiealimentan
al Reino Animal y al Humano. El Humano primigenio se nutre de frutos, leche y miel. Ni el hombre ni
los animales son primigeniamente carnívoros. En la Naturaleza "normal", no existe sufrimiento porque no
existen necesidades sin satisfacción, ni existen la pobreza ni el hambre, no existe la muerte, sino la ascensión
al Reino siguiente. No existen unos pocos oprimiendo a los muchos, por lo tanto no existen los problemas
psicológicos que son el detonante inmediato de todas las formas de sufrimiento existencial.
En cambio en la Naturaleza adulterada de la superficie externa de nuestro planeta, existen todos estos males
y aberraciones porque un individuo primordial tuvo la mala ocurrencia de intentar ser "dios sometedor",
entonces creó especies vegetales, y luego animales, totalmente fuera del Patrón Creacional del Logos
Planetario. Este Logos es una Inteligencia de orden Cósmico, que solamente crea de acuerdo a la Perfección,
pero la manipulación genética (el Arbol de la Ciencia del Bien y del Mal) de este Jehová bíblico, produjo
vegetales monstruosos como las plantas carnívoras, monstruos como los grandes saurios, hizo carnívoros a
los felinos y generó procesos involutivos en todas esas especies, convirtiéndolas en mortales debido a que
todo lo que no tiene una estructura perfecta -acorde a las Leyes y Principios Cósmicos- está condenado a
desaparecer. En el colmo de su "Pecado Original", creó por clonación al Homo mortalis (Adán), y peor aún,
de ese clon hizo una "varona", es decir un clon de varón al que le inhibió todos los genes masculinos,
dejándole activos los femeninos. Entonces Eva no fue la primera mujer mortal, sino el primer clon
genéricamente incompleto. Aclaremos: El Varón Primordial tiene todos los genes masculinos, y algunos
femeninos.
La Mujer Primordial tiene todos los genes femeninos, y algunos masculinos.
Adán, como clon manipulado, tenía todos los genes masculinos y femeninos, pero algo disminuidos para que
fuera mortal (condición sine qua non para dominarlo).
Eva, como clon más modificado, de un clon de varón, poseía ningún gen masculino, y los algunos femeninos
activados, le daban apariencia de mujer. Por eso en el Génesis se especifica que "fue llamada Varona, por
provenir de la carne del varón", mientras que previamente, cuando trata de la Creación Universal, se refiere
a la división de las especies en Macho y Hembra. Eva no era una hembra humana, sino una varona.
Entonces era más que lógico y justo que instigase a su hermano-padre biológico -Adán- a comer del fruto que
el malévolo dios -intruso genetista- les prohibió comer. Cualquier Ser en las condiciones de Eva, buscaría
conocer la Ciencia del Bien y del Mal con la cual fue mal hecha, mal nacida, sometida a Adán y a su dios
caprichoso, y condenada a envejecer y morir, diferentemente a los "dioses" o "humanos normales".
Si observamos inteligentemente la Naturaleza de esta superficie externa de la Tierra, veremos que es
sencillamente terrible, competitiva, existe la depredación, una especie de "todos contra todos", entre las
especies de los diferentes Reinos, y el "equilibrio ecológico" es sencillamente una agonía de eones, porque
todos los seres, desde los humanos hasta los vegetales, están genéticamente condenados a morir. Es decir,
condenados a la interrupción de su evolución de modo brusco o paulatino. Por fallas físicas parciales (de algún
órgano en particular), o por deterioro integral con arreglo al "reloj biológico", que no es otra cosa que la "maldita
serpiente del Paraíso, enrollada en el Arbol de la Vida", pues con esta alegoría La Biblia se refiere a las
serpentinas nucleicas. Como ya es masivamente conocido, las estructuras genéticas están basadas en
moléculas de ácidos orgánicos complejos, todos los cuales poseen forma serpentina. Cuando Jehová maldijo a
la serpiente, no lo hizo de palabra, sino que la adulteró, produciendo toda clase de seres imperfectos.
Para conocer la Perfección es indispensable conocer la Imperfección y sus reales causas. Se verá entonces
que la Perfección es eterna e infinita y se manifiesta como Evolución, mientras que la Imperfección, que causa
involución, es entrópica, y por lo tanto, es finita, momentánea, aunque dure ya seiscientos millones de años.
Las claves para que el Homo mortalis -tanto el varón como la mujer- salga de la Imperfección, están dadas en
estos Libros. Y si bien la mujer actual no es una "Varona", porque otros Homo primigenius intervinieron
repetidamente en la historia para ayudar a los mortales a salir del lío en que Jehová les metió, hoy vuelven a
verse muchos casos de andróginos, que aunque usen su desgracia para sobrevivir en este medio como
"exuberantes mujeres con pene", son seres que se hallan en un serio problema existencial. La causa de estos
problemas está en residuos genéticos distorsionados, mezclas raciales incompatibles y consumo de drogas
que trastornan la descendencia.
Ya dadas estas explicaciones cabe decir que el verdadero Dios no es un tirano que hace una Creación para
que las criaturas se arrastren por eones entre tormentos infernales hasta alcanzar la Gloria, sino que la
imperfección que vemos en la Naturaleza externa y en nosotros mismos, es producto de una criatura
pseudocreadora, apenas con capacidad para distorsionar la genética. El hombre no es un mono
evolucionado, sino que el mono es un hombre involucionado. Nosotros, que tenemos la desgracia de
haber nacido víctimas de esas manipulaciones ancestrales, podemos todavía volver a la Perfección.
2b) ORGANIZACIÓN: “En todo organismo existen sistemas interdependientes que tienen más completa
expresión de la perfección cuanto más elevado sea el estado evolutivo de la Conciencia que dirige el
proceso constructivo”.
En los organismos primordiales observamos cómo las leyes del principio Amor actúan para formar espirales
nucleicos, ácidos y cadenas carbónicas cada vez más complejas, y cómo éstas se organizan por ley de
afinidad, dando lugar a funciones más complejas que van formando a su vez comunidades moleculares que
originan un organismo celular. Este a su vez forma parte de comunidades celulares, las que forman organismos
superiores, y así sucesivamente hasta llegar al Reino Vegetal, Animal y/o Humano. Las especies evolucionan
cuando la organización es la correcta según el medio ambiente, y cuando esta especie mantiene en correcta
función su Meristema Magnética, es decir, su patrón de crecimiento y evolución genéticamente establecidos.
Cuando las mezclas o mestizaciones de cualquier ser vivo son más rápidas que su proceso de adaptación, la
especie rompe su equilibrio natural e involuciona. Ello puede verse en todos los Reinos, especialmente en el
Humano, donde las especies o variedades (razas) se han mestizado indiscriminadamente, dando lugar a
subrazas que no poseen los valores ancestrales de creatividad, desarrollo psíquico, nobleza de carácter, y
genialidad realizadora material y espiritual, y padecen toda clase de enfermedades, tanto por defectos
genéticos como por precipitaciones mentales de las deficiencias psicológicas.
La Ley Hermética de Organización de la Vida es la clave para entender las motivaciones del “Racismo
auténtico”, que no busca eliminar a los individuos inferiores, y menos aún a los de otra raza, sino sólo impedir
la procreación de los deficientes y la reproducción de híbridos, porque ella llevaría - y está llevando - a la
destrucción del Reino Humano, generando “Robots Biológicos” que tarde o temprano se exterminarán entre si
o se extinguirán por involución general, formando parte del “Reino intermedio”, que es la parte del Reino Animal
no producida por el Logos del Mundo, sino resultado de un ajuste que este Anima Mundi debió hacer para
evitar la pérdida de millones de almas demiúrgicamente apresadas en cuerpos involucionantes.
Los humanos ven los efectos deletéreos de la mestización animal y no se dan cuenta de los efectos en su
propio Reino. Los simios descienden del Hombre por involución, y no al revés; son una aberración genética
humana, ocurrida hace milenios, y que tiende a repetirse con las mestizaciones. En África y Sudamérica -las
zonas más afectadas por la mestización-, es posible encontrar gran cantidad de individuos que en muy poco
difieren de un simio, y aunque hablan y aprenden más rápidamente, se hallan más cerca del mono que del
Homo sapiens. Estos Pithecantropus modernos no son comúnmente presentados en los estudios de
antropología, pero basta viajar un poco y salir de los circuitos turísticos para ver su lamentable abundancia y
las condiciones en que viven (peores que los simios de la selva, que ya que los monos se han estabilizado
genéticamente y viven en un medio natural, sin televisión ni los estímulos psicológicos inmanejables de la
civilización).
Las claves de la Organización como Principio, se encuentran en las razas puras. Por ejemplo: las vacas
salvajes (búfalos y jacks) son dignas, indómitas, libres, astutas, sus manadas se organizan inteligentemente
para defenderse de depredadores, no se mezclan con otra especie aunque sea del mismo género, no se
mezclan con otra raza de vacas salvajes, aunque ante la presencia de un enemigo común, los jefes de dos
manadas diferentes suelen reunir a todos por igual para la defensa.
En cambio la vaca mestizada ha sufrido un desorden genético, se hace mansa, pierde sus valores
auténticos, se deja someter, no sabe responder al espíritu grupal, ni afirma su individualidad, pierde el sentido
de libertad y su astucia; se hace estúpida. Su estructura genética creada por el Logos, ha sido desorganizada.
(La vaca proviene del Búfalo primordial genéticamente alterado).
Exactamente lo mismo ocurre con todas las especies y el hombre no es ninguna excepción. Termina siendo
ganado (esclavo) de los poderes demiúrgicos de un pequeño grupo de hombres que controlan sinárquicamente
las religiones, la “cultura”, la economía y la política.... y promueven la mestización, el hibridaje, cuyas víctimas
son esas almas atrapadas en cuerpos inservibles, con mentes inútiles o degeneradas, a las cuales las
instituciones de beneficencia y programas televisivos especiales no pueden devolverles la dignidad de un
cuerpo sano, sino apenas "emparchar" algunas situaciones. Por el contrario, son usados aún más para ganar
dinero, promoviendo sensiblerías del público, sin enfrentar las causas reales del problema, lo que
representaría encarar frontalmente a todo el esquema demiúrgico que produce semejante atentado contra el
Reino Humano.
Uno de los problemas más graves al enfrentar esta cuestión, es que la secta más reaccionaria y poderosa
(disfrazada de raza o de nación), maneja los destinos de la civilización. Su inconsciente colectivo y su arquetipo
religioso le llevan a defender la vida material a ultranza, considerando la vida del cuerpo como bien máximo, sin
importar que el alma, el verdadero Ser, esté cayendo en una involución monstruosa. El no conocer lo que hay
tras la muerte, hace que al individuo no le importe el destino de su raza. Considera que con ella todo se acaba ,
así que si es esclavo, aún esa condición le parece mejor que la muerte. Todo ésto lleva a una permanente
desorganización y degradación genética, mental y espiritual de individuos, razas y naciones.
2c) MANIFESTACIÓN: “Allí donde halla condiciones de organización, el principio vital se manifiesta,
porque éste es resultante de la Inteligencia y el Poder omnipresentes en la Naturaleza del Cosmos”.
Todo el conjunto de Leyes Cósmicas apunta a generar las condiciones óptimas en todos los planetas, pero
en su interior, para la Manifestación de la Vida en sus infinitas formas. Ningún fruto da la semilla afuera (salvo
el cajú, que es un antiquísimo híbrido de nogal y manzana). Ningún pájaro hace nido para vivir fuera de él.
Ningún hombre construye su casa para vivir toda la vida sobre el techo. Nadie fabrica una caja fuerte para dejar
sus riquezas afuera. Siempre lo de afuera es continente y el contenido esta adentro. Con los planetas ocurre lo
mismo. La superficie interna es el hábitat natural de infinidad de formas de vida. En la tierra, la superficie
externa también está habitada (por nosotros), pero se trata casi de una excepción. El exterior de casi todos los
planetas es inhabitable, a menos que tengan una atmósfera abundante que continúe del lado externo, una
masa que implique una gravedad aceptable, y una distancia al Sol Central del sistema que le permita recibir
suficiente luz. El Universo, por lo tanto, es "un hervidero de Vida", y no un montón de peñascos vacíos.
Aún en el más tórrido desierto de nuestro planeta, si tomamos cualquier piedra y la vemos al microscopio,
hallaremos en ella bacterias y microbios de todo tipo. Todas las leyes físicas y químicas están presentes en
todo momento y lugar. Cuando existen los suficientes elementos químicos, esas leyes se manifiestan y se
forman estructuras que al organizarse generan la vida en infinidad de formas.
2d) MULTIPLICACIÓN: “Toda forma de Vida contiene en su propia esencia genética un principio o
impulso multiplicador. Aquella especie que pervierte y deteriora este principio multiplicador, o su
equilibrio respecto al medio, está condenada a desaparecer”.
En el caso de los humanos, como en otras especies animales, se puede observar que los “degenerados
científicamente”, han sido privados mediante el mulataje, de sus caracteres superiores, pero se ha cuidado
(como en las vacas) de conservar intacto -o aún estimulado-, su principio genético multiplicador.
Los individuos de raza pura pueden por sí o con muy poca ayuda hacer grandes cosas, mientras que los
esclavistas necesitan un enorme número de personas autómatas para hacer algo que seguramente será
inferior a lo que el puro hizo solo. El principio multiplicador es independiente de otros aspectos genéticos, pero
a la larga la Ley que preserva a la propia naturaleza se hace notar mediante la implacable Ley de Selección.
El principio Multiplicador se relaciona muy directamente con la Ley de Atracción del Principio Amor. En los
cristales los átomos se atraen formando moléculas que se agrupan formando cuerpos de mayor o menor
tamaño, según el espacio y las condiciones ambientales que posean.
Los vegetales incorporan átomos (y moléculas) afines a sus estructuras genéticas y los agrupan multiplicando
dichas estructuras, según el mismo patrón genético, y luego las distribuyen en la estructura general, formando
células que también se reproducen. Luego, al madurar esa estructura general, está en condiciones de producir
semillas. Estas son células especiales que reproducirán el ciclo, dando lugar a la manifestación de otras
individualidades iguales o mejores que su original, pues la Inteligencia y la Selección también actúan
permanentemente. Si se altera el patrón genético -ya sea directamente, como en un laboratorio, o por
mestización-, la resultante es un individuo que ha perdido parte de sus valores genéticos. Las "mejoras"
genéticas que puedan hacerse, siempre obedecerán al interés particular de quien las haga y no de la
Naturaleza en su conjunto. Pero el interés y beneficio colectivo -del Reino Humano y la Naturaleza toda- sólo
se consigue mediante la aplicación cuidadosa de planes políticos y culturales acordes a las Leyes Naturales.
Jamás por manipulación del "Árbol de la Vida" o patrón genético.
2e) SELECCIÓN: “La evolución orgánica y la evolución de los Seres que hacen uso del organismo
material, es posible gracias a la selección que la naturaleza cumple inexorablemente. Todo aquel
individuo que no se adapta al medio, perece. Toda aquella especie que se pervierte en sus valores
primigenios, desaparece. Toda especie que busca adaptación mediante la destrucción del entorno y
otros Seres produce su propia involución hasta desaparecer ”.
Esto es igualmente válido - y más aún - cuando el número aumenta desproporcionadamente,
(superpoblación). La superpoblación degenerada rompe su propio equilibrio ecológico, y con ello el de todo el
sistema. Esta civilización es un claro ejemplo de ello. Las leyes de Mendel explican muchos de los mecanismos
naturales de la selección, pero básicamente los elementos son aquellos que podemos llamar “valores
primigenios”: belleza, armonía, equilibrio biopsíquico, salud, fuerza, etc.. En el hombre se suman inteligencia,
poder, moral, grado de conciencia, etc..
El Hombre actual ha perdido estos valores en gran medida. Se casa por dinero, por atractivo sexual-estético,
por "conveniencia" de clase; pinta cuadros de manchas que puede hacer un bebe y hasta un simio, hace
esculturas deformes o sin mensaje; aún el más rico vive como miserable y trata con ellos, se aturde con
pseudomúsica que en vez de facilitar su elevación y recuperación de la evolución psicoespiritual, estimula sus
pasiones animales y distorsiona su cuerpo energético impidiendo su desarrollo astral y espiritual. Todo ello
obedece a un plan demiúrgico que lleva a la humanidad a su propia destrucción. Es cada vez más esclava de
un sistema político, económico y cultural impuesto por unos pocos, y sigue haciendo hijos de la carne sin
importarle a qué mundo los arroja... Pero el fenómeno de entropía -ya irreversible- lleva a esta civilización a su
inevitable fin. Sólo sobrevivirán los individuos cuya sangre (genética) no haya sido adulterada de modo
extremo, ni debilitada mediante los demiúrgicos parches que representan las vacunas y la medicina del
mercado. Estos "disidentes" del sistema serán los que tendrán capacidad para sobrevivir como aquellos
hombres primigenios, de los cuales desciende toda la humanidad, o al menos como los sobrevivientes de las
anteriores civilizaciones (munita, lemur y atlante).
Los aborígenes de casi todas las razas y culturas, tenían la sagrada y amorosa costumbre de ahogar en el
agua (nunca quemar, asfixiar o apuñalar) a los niños que nacían con defectos graves. No se trataba de
crueldad ni brutalidad en modo alguno. Sabían que si ese niño crecía, lo haría para sufrir una vida miserable, y
si se reproducía, ello representaría un daño inmenso a las generaciones siguientes. El mal se desparramaría
en la especie y un día todos podrían estar afectados, y la especie desaparecería. El ahogar en agua al bebé, y
no matarlo de otro modo, se debe a que la muerte por inmersión es la menos cruel. Luego de unos segundos
de desesperación (que el bebé prácticamente no la siente porque se halla acostumbrado al medio líquido),
sobreviene un estado de paz muy profunda, porque el cuerpo astral también es "agua alquímica", es decir que
posee las cualidades magnéticas del agua. Por la misma razón una persona que ha sufrido un gran trauma
psicológico -como una violación- necesita bañarse más que ninguna otra cosa, porque consigue una limpieza
emocional, no sólo física. Los prejuicios derivados de valorizar la vida física por sobre todo, se hallan
defendidos por leyes políticas, con lo que se consigue sumir a millones de personas en la indignidad de una
vida en condiciones infernales, mientras que el mismo sistema les brinda (y no de modo gratuito) desde las
más groseras formas de aturdimiento, hasta las más refinadas y solapadas formas de evasión psicológica,
impidiéndoles tomar conciencia de su real situación.
Volviendo al tema de la Selección, cabe destacar que en nuestra civilización sería suficiente con que a los
enfermos, alcohólicos o individuos con cualquier defecto o tendencia que pueda extenderse genéticamente, se
lo eduque para eliminar su instinto reproductor. No sería necesario ni siquiera la castración, pues la Yoga
tántrica le permitiría realizarse sexualmente sin ningún problema para la sociedad. En el caso de individuos
más defectuosos por causas genéticas, los hermanos deberían seguir la misma educación, ya que los genes,
aunque recesivos en ellos, están latentes y se manifestarán tarde o temprano en sus hijos, nietos o bisnietos.
En una sociedad realmente evolutiva solamente querrían tener hijos aquellos individuos cuyo árbol
genealógico carezca de ejemplos de problemas graves. Si los mejor dotados tienen hijos, y los que no pueden
tenerlos -por auto-conciencia y espíritu de responsabilidad racial y grupal- consideran a esos niños con el Amor
que tendrían a hijos propios, indudablemente que la Selección Natural mejoraría la especie, se viviría
infinitamente mejor, se liberaría la sociedad de cargar con individuos inútiles y desgraciados. Y no por tener
esto un sentido "utilitario", sino que es bien claro que no puede realizarse plenamente una persona o una
sociedad con alto índice de deficiencias genéticas.
Aquellos planes políticos que modernamente han considerado seriamente esta cuestión, han sido objeto de
calumnias internacionales, guerras por instigación y hasta masacres, ya que a los intereses económicos (más
claramente hablando, demiúrgicos), no les interesa tener pueblos sanos, sino grandes consumidores
(compradores) de medicamentos y aparaterío. Muchos médicos y científicos de todo tipo se adhieren a este
arquetipo deformado del dinero, y conciente o inconscientemente rechazan este conocimiento aunque es
evidente en nuestros días, porque no imaginan otra forma de vida que no sea la que les da el dinero que ganan
con la enfermedad, más que con la salud.
A los individuos les cuesta entender que el bien individual, a la corta o a la larga, solamente puede estar
asegurado por el bien colectivo. Y al desconocer o negar el fenómeno de la reencarnación y sus mecanismos,
no toman conciencia de que ellos mismos serán, en otros cuerpos, víctimas de sus omisiones o acciones
contrarias a las Leyes del Universo. Así, en vez de comprender, evolucionar y trascender, la mayoría de los
Humanos padecen la involución en la infernal rueda de la reencarnación. Para salirse de ella hay un camino
muy sencillo: Aprender estas cosas y seguir la Doctrina Kristiana que Jesús reactualizó en el conocimiento de
la Humanidad mortal, y que en el último milenio ha sido extremadamente tergiversada.
2f) ADAPTACIÓN: “Toda especie posee naturalmente un conjunto de capacidades individuales y
colectivas que le permiten adaptarse al medio en que fue creada”.
El hombre primigenio no fue creado en la superficie externa del planeta, pero las condiciones dadas en ella, y
la inteligencia del Reino, le han permitido desarrollarse a temperaturas de -30º C y más de 50º C. Hoy esta
adaptación se logra por tecnología, pero el hombre primigenio no la necesitaba. Su cuerpo era más que fuerte,
su mente dominaba totalmente las funciones corporales, se comunicaba con telepatía. De todos modos la
involución causada por la pérdida de las condiciones originales, se evidencia en el contraste de las razas
mestizas con sus respectivas raíces: Arios, Negros, Amarillos y Cobrizos. Estas raíces ya eran creaciones
clonales, producto de manipulaciones genéticas de los Hombres Primigenios, pero aún así éstas conservaban
caracteres de solidaridad, nobleza, lealtad,, dignidad, inocencia (no ingenuidad), poder psíquico, monogamia,
belleza y felicidad emocional.
Muchos aborígenes de todo el mundo se han hecho “primitivos” a la inversa, por efecto de múltiples
mestizajes durante miles de años, perdiendo su capacidad de adaptación. Algunos se han equilibrado
genéticamente, lo que complementado con el estrecho contacto con la naturaleza vegetal, les ha permitido
recuperar el rumbo evolutivo. Los que no se adaptaron o no recibieron ayuda de los Hombres Primigenios,
cayeron en el abismo involutivo transformándose en simios. Los saltos involutivos genéticos como la “trisomía
del par 21” o mogolismo, así como otros similares, se deben a mestizaciones incompatibles (recientes o
antiguas), producto de hibridación donde el aspecto reproductor no fue anulado, pervirtiéndose la descendencia
"con la serpiente acechando en el calcañar", según la maldición jehovítica.
Al civilizado moderno la sofisticación le ha hecho débil, dependiente, incapaz de vivir en medio de la
naturaleza de la cual depende, temiéndole y destruyéndola, parasitando a unos pocos productores,
trabajadores y creativos. La adaptación tiene sus márgenes y el ser humano ha violado éstos, sobrepasándolos
con abuso. Las consecuencias están a la vista; sólo hay que querer mirar. Si la Humanidad no mira y cada
individuo toma conciencia, ocurrirá lo mismo que muchas veces en el pasado: La destrucción de la civilización.
2g) SUSTENTACIÓN: “La finalidad de todo organismo, en todos los Reinos, es servir de Sustentación o
manifestación material (vehículo) a una esencia, cuyo grado de Conciencia es proporcional al grado de
perfección y desarrollo de dicho organismo, formado por ella misma en acuerdo con todas las Leyes
Naturales”.
En el caso de los minerales la Conciencia de los cristales es apenas la necesaria para su formación y la
radiación de sus principios energéticos. En los vegetales el nivel de Conciencia es superior, con capacidad de
sentir y de responder a los sentimientos de otros seres; muchos elementales vegetales (el alma de la planta)
son antropomorfos (de forma humana), y poseen un instinto emocional refinado. Su materia es magnética (en
el orden magnético que llamamos "astral") Los animales actuales son un producto de manipulación genética
hecha ancestralmente por humanos, restos involutivos de antiquísimas civilizaciones y manoseos genéticos de
los Animales Primordiales en laboratorios de alta tecnología, cuya existencia ha sido demostrada por hallazgos
abundantes (pulidos a nivel molecular y disolución de la piedra -en pirámides-, piezas de cristal de cuarzo como
la Calavera de Lub-an Tum, y muchos otros).
A pesar de que la mayor parte del Reino Animal que habita la superficie externa no es creación suya, la
Naturaleza del Logos del Mundo emplea millones de años para arreglar los desastres que los hombres hicieron
consigo mismos y con el resto del orbe. De todos modos, los animales poseen un cerebro que les permite
pensar, elaborar ideas, tomar decisiones dentro de un esquema instintivo limitado. Tienen sentimientos, son
sustento del Principio Vital, que tiende a perfeccionar su vehículo. Las actitudes de los lobos y otros cánidos
racialmente bastante puros, así como algunos felinos, revelan una psicología "Yoica", tanto emocional como
mental (aplicación de la inteligencia). Es decir que si pudieran hablar o escribir, dirían "Yo... tal cosa".
Tienen evidentemente una conciencia que trasciende el simple patrón instintivo y el reflejo condicionado.
Muchos hombres tienen menos conciencia yoica que estos animales, ya que los Yoes psicológicos les
despersonalizan a tal punto que son psicológicamente una masa de deseos, vicios, odios y temores. Dicen Yo
por reflejo intelectual, y no por auto-conciencia.
Los minerales no cristalizados poseen vida a nivel atómico y no existe una Conciencia dirigente, pero un
cristal ya es un ser vivo, cuyo ciclo vital es de millones de años y su nivel de Conciencia es imperceptible para
otros Reinos, pero existe.
El Ser humano debe comprender que su existencia material , su vida física, es la Sustentación y vehículo
para alcanzar estados superiores de Conciencia y existencia, pero para ello debe respetar las Leyes Naturales,
los instintos primarios o "primitivos", que nada tienen que ver con los impulsos degenerados y mal llamados
"instintos" fornicarios, golosos y malvados del hombre moderno, ni con la poligamia (socialmente necesaria en
raros casos), ni con la competencia entre semejantes. Quienes logren remontar el camino de involución actual,
recuperando los valores originales, podrán ascender a super-hombres y a planos de realización cada vez mas
gloriosos donde el elemento de sustentación se perfecciona y sutiliza o densifica a voluntad. Aclaremos que
“primario” es lo elemental, “primigenio” es lo original (que en la Naturaleza es Perfecto) y “primitivo” en todo
caso se llama a lo que cayó en la involución, y está remontando la evolución nuevamente.
Los Seres de cada Reino Natural utilizan materias y energías producidas por Reinos Menores y Mayores. Por
ejemplo: El Reino Vegetal se nutre básicamente del Mineral, y de los restos de su propio Reino. El Animal y el
Hombre forman sus cuerpos con materia producida por los Reinos Mineral, Vegetal y Animal. El Reino Krístico
se forma con los Hombres que por propia voluntad han elevado su materia a esas octavas vibracionales
mayores, y con ciertas energías muy sutiles del sol interno de cada planeta. Pero Todos los Reinos reciben la
materia y la radiación de los Reinos Cósmicos. Más exactamente del Logos Creador del Planeta en que se
desarrollan. Así mismo y siguiendo esta escala de sustentación, los planetas reciben la materia y la energía de
las estrellas que los originan.
CAPÍTULO III
3.. PRINCIPIO VERDAD
"La Verdad es independiente y absoluta, como los demás principios metafísicos. Es una sóla aunque se
manifieste de infinitas formas".
Todo ser la busca instintivamente, intelectualmente al llegar al Reino Humano, y aún en éste comienza a
buscarla intuitivamente. Cuando se miente no se altera la verdad, sino que se crea otra más compleja,
ocultando la primera al otro. Pero si Juan rompió un jarrón y lo oculta, negándole a Pedro conocimiento sobre el
asunto, ello no modifica el hecho de que Juan rompió el jarrón. Tampoco arregla el jarrón, pero Juan creó otra
verdad: “1º) Juan rompió el jarrón, 2ª) Mintió a Pedro, ocultando el hecho”. Con ello generó una verdad
negativa que daña su cuerpo mental. Si persiste en la costumbre de generar mentiras (verdades negativas),
terminará loco, preso o exiliado.
No caerá por destruir la verdad, porque aunque se creen otras para ocultar la primera, ésta sigue estando.
Caerá por el aplastante peso de las verdades negativas generadas, opuestas y chocantes con las verdades
positivas que realmente son y ocultó.
Si bien se pueden crear infinitas formas, infinitas estructuras y fenómenos dentro del Infinito Universo, lo cual
lo convierte también en un "Pluriverso" de manifestaciones, ninguna de estas creaciones o fenómenos son
Verdades Absolutas, pero sí Verdades Relativas. Sin embargo existen Verdades Absolutas, que podría
decirse que es Una Sóla. Esa Única Verdad Absoluta es Dios, aunque se manifieste en Ocho Principios que
pueden ser comprendidos intelectualmente como diferentes. Sin embargo cada Principio contiene a los demás
y no podría existir sin esa condición. La Realidad, mientras más Holística (completa), es más "Real".
LEYES HERMÉTICAS DEL PRINCIPIO VERDAD
3a) INMUTABILIDAD: “Una vez generada una verdad, ésta se hace absolutamente inmutable, se graba
en el áskasis o akasha (Memoria magnética) de todos los planos y es conocida por el Absoluto”.
Las Leyes Herméticas se superan Ley sobre Ley, pero aún así no pueden cambiar como Leyes. El vimana y
el avión no burlan la Ley de Atracción (gravedad), sino que utilizan la aerodinámica o la magnetodinámica para
volar, pero la gravedad sigue estando y actuando. En cambio, los Principios Metafísicos no son relativos, sino
absolutos, o sea que no pueden ser superados unos con otros, porque intentarlo implica desequilibrio y
perversión de la manifestación del Ser. Como ya explicamos, una verdad no cambia a otra. El Universo
Absoluto o (Pluriverso Relativo) está compuesto por una infinita suma algebraica de verdades positivas y
negativas. Podrán contrarrestarse las fuerzas originando infinitos efectos y condiciones, pero ninguna verdad
conocida o desconocida por una individualidad es borrada de la cuenta del Absoluto mientras dura el Ciclo
Cósmico de un Universo en Particular. (Esto será entendido más adelante).
3b) RELATIVIDAD: “Toda verdad que no sea un Principio Absoluto, es una verdad relativa”.
Esto es así porque sólo el Absoluto es OMNISCIENTE (lo sabe todo), OMNIPOTENTE (lo puede todo,
porque todo lo que ocurre está dentro del Absoluto), y OMNIPRESENTE (porque el Espíritu y los Principios del
Absoluto están en todo lugar, y su Conciencia es testigo de todo). En cambio para cualquier observador
individual será imposible observar una verdad - por pequeña que ésta sea - en toda su dimensión, así como
será imposible observar todos sus efectos y las infinitas relaciones de ellos con los infinitos efectos de tantas
otras causas. A su vez, para un observador cualquiera que no sea el Absoluto, es imposible ver la cadena
infinita de sucesivos efectos que han derivado en esa verdad como en un efecto más de la cadena. Además,
toda verdad es sólo parte infinitesimal de la Verdad Una, que es el Absoluto. Las Leyes Herméticas -incluso
esta que estamos explicando- son Verdades Eternas e Inmutables, como los Principios; pero a diferencia de
éstos, no son Absolutas porque pueden ser superadas unas con otras, logrando infinitos efectos sin que ello
implique desequilibrio del individuo. Cuando se "viola" una Ley Hermética y se produce el mal, es porque se lo
ha hecho sin relación a los Principios, fallando en ese plano primeramente. La violación, por ejemplo, de la Ley
de Selección, y la manipulación genética con todas sus lacras, ha sido consecuencia de no respetar el Principio
Amor en el orden psíquico, lo cual produjo un desequilibrio en la Inteligencia como Principio manifestado en el
Individuo que comenzó el desmán. Una parte de la Inteligencia sirvió a una Voluntad sin Amor. Así tenemos
que sólo los Ocho Principios -que en realidad forman un Todo-, son Absolutos, pero de allí para abajo, incluso
las Leyes Herméticas que los forman, son relativas.
[La Ley de la Relatividad de la física es un mal remedo de la aplicación de esta Ley Hermética en relación al
Principio Amor y las Leyes de Temporalidad y Espacialidad. Einstein, como elemento demiúrgico que era, logró
alguna información parcial que le permitió difundir una Ley de Relatividad adulterada. Entre los científicos
alemanes de su época la Ley era conocida correctamente, y sus aplicaciones permitieron los avances en
eletromagnetismo y magnetodinamia, que el "Proyecto Filadelfia" quiso emular, con consecuencias
desastrosas para los participantes. La falla estuvo en que esa tecnología no puede ser aplicada en personas
con sus cuerpos mentales y emocionales mezclados. El Homo mortalis no puede andar en plato volador a
menos que depure previamente sus cuerpos astral y mental, pues como vehículos magnéticos que son, se
descomponen por completo durante los cambios vibracionales si no están equilibrados en sus funciones.]
3c) FINALIDAD: “Toda cosa existente, toda verdad creada, tiene una causa; por lo tanto, una razón de
ser; es decir una Intencionalidad positiva o negativa”.
La finalidad ha sido muchas veces tratada en psicología y filosofía como "existencialismo". El Hombre, que
tiene en diversos planos vibracionales una existencia real, se plantea permanentemente la razón posible de su
existencia, la intencionalidad de su Creador. El “conflicto existencial” le cabe porque tiene alguna conciencia de
que es un Ser eterno y trascendente, pero al no saberlo y no ver esa gloriosa trascendencia reflejada en las
religiones y las actividades de la vida, sufre y teme a la muerte; pero debe comprender que todo lo que existe
para Gloria del Absoluto, existe también para Gloria de Sus Manifestaciones Individuales, y que toda verdad
positiva tiene un efecto trascendente, mientras que toda verdad negativa se disuelve desde su causa hasta su
último efecto, por acción de los mecanismos de expansión y concentración de la materia, con la cual se borra el
áskasis en su totalidad al final de cada Ciclo Universal.
Sólo sobreviven a la "muerte momentánea" de cada Plano Dimensional, los seres que han Espiritualizado la
Materia, mientras que desaparecen de la Memoria Cósmica los que han pretendido (y aún logrado
parcialmente) materializar el Espíritu. Lo primero es una actitud Divina o Teúrgica (está de acuerdo con las
Leyes del Absoluto), mientras que lo segundo es una actitud demiúrgica, diabólica; y todo demiurgo o seguidor
de un demiurgo deja de existir como individualidad por aniquilación al cierre de los tiempos de su Plano
Universal (Cabe mencionar que las Burbujas Cósmicas están compuestas por infinitos Planos Universales o
"Dimensiones" y tienen otro tipo de ciclos menos relacionados a la expansión y concentración de la materia, y
más relacionados a las variaciones vibracionales en otros órdenes).
El Ser o Individualidad es un Espíritu corporizado, manifestado en una estructura material, a la que debe
llevar a estados cada vez superiores (espiritualizar la materia), acrecentando auténticamente su propia
Gloria. Pero cuando el vehículo (físico, mental, astral y Alma) se pervierte y toma una orientación inversa, se
produce la involución, con lo que el Espíritu (el Ser en sí), se difunde en su vehículo cada vez más, creyendo
ser un cuerpo, con todas sus debilidades y limitaciones; y con ello pierde cada vez mayor cantidad de sus
atributos: Ser, Conciencia y Voluntad. Entonces es un Espíritu materializado. Está en una actitud opuesta a la
Finalidad Divina, que es Evolución y Gloria.
La Intencionalidad o Finalidad del Creador Absoluto es la Felicidad, Perfección y Gloria de sus Infinitas
Manifestaciones Individuales. Es por lo tanto una finalidad perfecta; es el Amor en su más Infinita y Gloriosa
expresión. Cuando el científico, el sacerdote, el político o el hombre común entienden ésto en lo profundo de su
mente y sus sentimientos, todas las diferencias se hacen nimiedades y los problemas humanos no quitan la
Felicidad. Se desarrolla más conciencia y paz interior para encarar los problemas con mayor fuerza y voluntad.
Esta comprensión es fundamental para el individuo y para la comunidad. Ya no se puede seguir pidiendo a los
seres que amen a un Dios que no entienden, y menos que crean que Dios es la caricatura representada en el
tirano sádico y maldecidor del Jardín del Edén, creador de hombres mortales.
Observe cada uno su propia intencionalidad en cada sentimiento, pensamiento, palabra y acto, y hallará
las lacras psicológicas que tiene que erradicar para vivir conforme a las Leyes de Dios, y para dejar que su
Divina Presencia, el Yo Divino, lleve a la personalidad por los Caminos de la Perfección.
Yendo a otro tema, digamos que en lo práctico conocer la Finalidad de cada cosa es acercarse a la
Perfección. Veamos un ejemplo: En muchas oportunidades, las grandes bibliotecas -especialmente aquellas
que contenían grandes tesoros intelectuales- fueron quemadas para impedir al hombre acceder a los
conocimientos aquí expuestos. También, con la misma finalidad, se hace hoy lo contrario. Es decir que se
editan millones de libros-basura que envenenan psicológicamente a los pueblos. Se imprimen cantidades de
novelas patéticas, sin mensaje, sin cosas útiles al Lector, y que en el mejor de los casos, le entretienen un
poco. Pero ésto también es nocivo, porque le alejan más aún de las realidades que debieran interesarle. Un
"buen libro" es aquel que además de entretener, entusiasma, deja un conocimiento real y útil, y contribuye a la
felicidad existencial y/o espiritual.
Por su parte, el Lector debe buscar la utilidad, -que es la manifestación práctica de la Ley de Finalidad- en
todas las cosas. No se trata de ser utilitarista en el sentido egoísta, sino un sentido muy amplio, que no obsta
para ser solidario (pues lo que es útil a uno, en algún momento puede ser útil a los demás). Bien podría decirse
que "todo lo que no es útil positivamente, es útil a lo negativo, y por lo tanto, es nocivo", o "todo lo que
no sirve, estorba". Lo importante es que la utilidad no sea egoísta, es decir que lo que sea útil para uno, no
sea perjudicial para otros.
3d) UNIVERSALIDAD: “Toda Verdad Absoluta y sus derivados herméticos, tienen validez en todos los
Universos Relativos (burbujas cósmicas), pero toda otra verdad producida en el tiempo muere en el
tiempo de cada Universo Relativo en especial. Cada verdad tiene efecto en toda la burbuja cósmica a la
que pertenece, pero no en el resto del Universo Absoluto. La excepción a esta Ley sólo es comprendida
por las conciencias que trascienden totalmente su Plano Universal y luego su Universo en Particular”.
De ésto puede deducirse que de cada "plano espacio-temporal" sólo trascienden como verdades los seres
mismos, sin karma negativo. El conjunto de infinitos globos cósmicos es el Cuerpo Infinito y Eterno del
Absoluto. Nuestro “Plano Universal” es una burbuja menor que forma parte infinitesimal (de unos cuantos
billones de años luz de diámetro, correspondiente a igual cantidad de tiempo) de una Burbuja Cósmica o
Universo en Particular. Al final del ciclo, cada Plano Universal pasa toda la materia a su polaridad opuesta.
Todos los seres que lograron un nivel de conciencia espiritual y espiritualizaron su materia dominan estas leyes
y ascienden a planos de existencia en donde rigen las mismas leyes pero en otras condiciones de aplicación.
Cabe aclarar una vez más que cuando hablamos de "Plano Universal", nos referimos a un orden de materia y
energías que se hallan dentro de una franja limitada del espectro infinito de estados vibratorios. Esto sólo
puede ser comprendido por quien medita muy profundamente en estas cosas, pero únicamente es vivenciado
por el que ha alcanzado el estado Krístico, o la iluminación momentánea. Entre tanto, entiéndase que la
separación de los Planos Universales de una misma Burbuja, y la separación mayor aún entre éstas, ya no sólo
en tiempo, distancia y tamaño, evita totalmente que el Cuerpo Eterno del Absoluto pueda ser infectado por la
actividad demiúrgica que surge en algunos Universos. Incluso es casi imposible que la actividad demiúrgica
alcance a producir desórdenes que afecten más de un sistema solar, dado que el efecto matemático de
"entropía" es más rápido que la expansión de una civilización cualquiera. Mientras más pronunciada la
actividad demiúrgica de una civilización -humana o de cualquier otra especie-, más acelerada es la entropía,
por lo tanto más rápidamente se produce su extinción. Como los Principio y Leyes Herméticas son Universales
en el sentido de lo Absoluto, rigen al "Pluriverso" o "Universo Absoluto", cualquiera sea el Universo en
Particular (Burbuja Cósmica) que se observe o en el que se actúe, así como funcionan en los infinitos Planos
Universales o dimensiones de cada Universo.
3e) UNICIDAD (o Exclusividad): “Toda verdad es única en su esencia, es exclusiva, y una vez producida
no puede ser reemplazada”.
Este principio (también llamado de exclusividad) se relaciona con el de Inmutabilidad, ya que la verdad no
sólo no puede ser modificada, sino que otra no puede ocupar su lugar en la cadena de causas y efectos. Del
mismo modo, un Ser no puede ser reemplazado en dicha cadena. Un reemplazo de funciones siempre hay,
merced a que el Universo tiende a reorganizarse con el menor esfuerzo posible, recreándose siempre en lo
Absoluto y en lo Relativo, aunque bajo los mismos Principios y Leyes Eternas que no pueden ser reemplazadas
(ver Ley de Espontaneidad). Pero lo que se ha reemplazado no es el Ser en si mismo, sino que en cualquier
caso ha sido reemplazado el vehículo que efectuaba una función determinada. Digamos que Juan ha cambiado
de trabajo, y Pedro ocupa ahora su lugar. Los amigos de Juan también se hacen amigos de su nuevo
compañero -Pedro-, pero Juan sigue siendo Juan y el reemplazo es sólo en una función, no en la existencia
misma. Esto es aplicable a toda Individualidad en el Universo. Cuando una entidad es aniquilada por efecto de
las causas que ella misma ha producido, podrá surgir otra entidad idéntica, pero no es la misma. Todo Ser es
básicamente una Verdad existente, y aunque haya una infinidad de Seres idénticos, hay una diferenciación que
le permite autorreconocerse como un Yo. Lo mismo ocurre con cualquier Verdad.
3f) POTENCIALIDAD: “Toda verdad positiva posee una fuerza potencial de manifestación que la hace
superior a cualquier verdad negativa, pero toda verdad -sea positiva o negativa- es independiente de
que un observador la conozca o no; tiene poder por sí sola”.
Las fuerzas que se mueven en la realización de una verdad, le dan una permanencia y vigencia que supera
todos los intentos de ocultarla. Así podemos ver que las verdaderas formas filosóficas, naturales, políticas o
humanísticas de cualquier especie, resucitan con una fuerza arrolladora tras la caída de los hombres o
imperios que han mentido. Esa misma fuerza hace que toda verdad tenga posibilidad de producir otras
verdades, lo que actúa como generador permanente del movimiento universal.
Un claro ejemplo de ello es la misma cadena de causas y efectos, que se hace más amplia y compleja cada
vez, hasta que la materia en expansión llega a agotar su inercia con relación a la atracción de las masas. Allí la
potencialidad se invierte pero no deja de ser; entonces el Plano Universal se contrae. Ello ocurre por la
inversión de las cargas, y la potencia de contracción es igual a la potencia y tiempo aplicada en la expansión.
Del mismo modo las verdades se concentran, quedando sólo el extracto efectual: Los Espíritus que han
superado las limitaciones de la materia, espiritualizándola, logran divinizarse, reuniendo en si, no ya una
memoria como el áskasis, sino la suma VERDAD-POTENCIA que es el propio Ser.
3g) EQUILIBRIO: “Cuando se han generado dos o más verdades de diferente signo, la resultante -como
en toda suma algebraica-, es una verdad intermedia que contempla a ambas”.
Cuando el observador tiene ante si dos verdades aparentes y contrapuestas, la postura que debe mantener,
es la neutralidad, hasta confirmar cuál es la positiva. Dadas las potencialidades de la verdad, un problema casi
nunca tiene dos elementos, sino cuatro o más, y el observador debe buscar el equilibrio entre todos ellos para
captar la verdad en su auténtica profundidad. Generalmente hallará que ninguna de las apariencias
presentadas es la verdad, sino que ella se encuentra oculta en el punto justo de equilibrio de todos los
elementos. Las opiniones generales sobre cualquier tema son casi siempre extremas (racismo-antirracismo,
libertad-esclavitud, nacionalismo-antinacionalismo, monoteísmo, politeísmo, etc.), pero la verdad no se halla
nunca en los extremos, sino en un punto intermedio. Los demiúrgicos utilizan estas dualidades para llevar a los
pueblos a estos extremos, dividiéndolos para someterlos más fácil y disimuladamente. El Mago (Sea Guerrero
o Santo) contempla muy seriamente la aplicación de esta Ley, buscando siempre el "Camino del Equilibrio",
utilizando el intelecto para descubrir el punto de conciliación de dos posturas opuestas. En algunos casos no es
posible esta conciliación, debido a que no se trata de oposiciones, sino de cosas inconexas. En otras no es
posible el equilibrio (especialmente cuando se deben tomar medidas prácticas), porque el punto medio no
permite una realización. Por ejemplo, pretender arreglar asuntos políticos con medidas a medias, sólo
producen esterilidad de lo que se haga, gasto inútil de energía. Pongamos por ejemplo un paso de nuestro
caminar: El equilibrio de nuestro andar consiste en que cada paso que demos sea seguro, concreto. Un paso a
medias implicaría un tropezón; y con pasos a medias no llegaríamos a ninguna parte. En la política, las
"divisiones de poderes" hacen que todas las medidas que los pueblos necesitan para caminar hacia su
realización, sean semi-medidas, estériles pasos a medias. En las mezclas raciales, el alma no puede lograr el
equilibrio biológico porque los elementos genéticos no son "opuestos", sino incompatibles. Ambos patrones
genéticos se manifiestan a medias. En la ciencia los avances son mucho menos grandes de lo que muchos
científicos podrían lograr porque están supeditados a las limitaciones económicas y pautas del mercado. La
electricidad según Tesla -por ejemplo- habría sido gratuita, superabundante y transmitida por ondas herzianas.
Pero esa tecnología sólo es usada por unos pocos que conservan el monopolio científico-econónico.
El resto de la masa de esta civilización utiliza la electricidad según Edison, que se tuvo que quemar las
pestañas para inventar una lámpara que se quemara en unas cuantas horas y vender repuestos, y que la
electricidad pudiera ser contabilizada para cobrarla. Tesla proponía, según sus descubrimientos, la gratuidad
de la electricidad, pues hizo lámparas que no se quemaban, conducción y conversión a luz en alta frecuencia y
ondas de radio, etc.. Pero ésto no convenía al plan de dominio mundial mediante el mercado. La ciencia se vio
desarollada a medias, lo que implica una destrucción del planeta por extracción, uso y distribución energética
en modos deletéreos para el equilibrio planetario. Estos ejemplos tienen la finalidad de mostrar al lector que la
Ley de Equilibrio no debe ser confundida con neutralización o tibieza; pues el equilibrio aparente implica
desequilibrio. Para que a fines del siglo pasado la masa no comprendiera que estaban en pugna dos arquetipos
(el de la gratuidad y el del sometimiento al mercado), respecto a tan importe asunto como es la electricidad, se
llevó la discusión a otros terrenos: La polémica era llevada por la prensa a si la electricidad era diabólica,
peligrosa para la vida, y si produciría desempleo. Por otro lado se decían sus ventajas y así se generaban en la
opinión pública dos extremos que terminaron gastándose por neutralización. Mientras la gente discutía el
absurdo, los banqueros sacaban cuentas de cuánto ganarían si Edison lograba hacer comercializable la
electricidad, y sus empleados combatían a Tesla mediante la ridiculización pública y otros medios algo más
severos. Pero la gente no comprendía que la verdad estaba en otra cuestión, porque cualquier medio que
hablara de los avances de Tesla recibía los ataques inmediatos de la conspiración económica. Aún hoy, en las
universidades, no se enseña nada de lo que realmente Tela logró. Pero los desequilibrios causados por la
demiurgia en éste y todos los campos científicos, políticos y religiosos, producirá efectos inevitables, porque el
Equilibrio como Ley también tiene sustento en la Ley de Causa y Efecto del Principio Propiamente dicho.
CAPÍTULO IV
4.. PRINCIPIO INTELIGENCIA
"Hay una inteligencia inconsciente, como la mineral, y una inteligencia intelectual o mental (como en el
hombre ); pero hay diferentes grados de inteligencia en la Naturaleza, y no hay nada, ni Ser alguno que
carezca totalmente de ella. Esa Inteligencia es Una Sola, actuando en el Todos los Seres y Cosas del
Universo Eterno".
Los Principios y Leyes son una prueba de la Inteligencia Divina de la Creación, y dicha Inteligencia lo
compenetra todo, hay un orden inevitable y perfecto que rige desde lo infinitamente grande a lo infinitamente
pequeño.
LEYES HERMÉTICAS DEL PRINCIPIO INTELIGENCIA
4a) PERCEPCIÓN:
“Es la capacidad de la Conciencia, de responder a las vibraciones de los demás
Seres y cosas. Una vez que la Individualidad ha tomado al organismo preparado por él mismo en una
primera fase para manifestarse y evolucionar, comienza a manifestar la segunda fase de su
inteligencia individual mediante cualquiera de las formas de percepción. "
En la primera fase no percibía sino que irradiaba sus atributos de Ser, para manejar los elementos químicos
o biológicos que constituirían su vehículo (átomos, moléculas, genes, etc.)
Cabe aclarar que las formas de percepción son variadas y se realiza por diversas modalidades de órganos,
pero se hace siempre mediante ocho niveles de captación vibracional, en las más bajas o altas octavas
imaginables del espectro vibratorio. Los ocho niveles corresponden a: tacto, oído, gusto, olfato, vista,
comprensión intelectual, intuición y gnosis. Para ello cada ser posee en su organismo los mecanismos
apropiados según su nivel de evolución. Los protozoharios, por ejemplo, sólo tienen un tacto muy refinado,
pero ningún otro. Algunos insectos poseen una vista 50 o 100 veces superior a la humana, con la que perciben
imágenes en diversos colores, los cambios térmicos del aire y de los cuerpos. Carecen de oído pero suelen
percibir sonidos como tacto, por la vibración atmosférica. El gusto de los insectos es muy rudimentario, pero su
olfato también es refinado. Debemos considerar a las abejas algo fuera del contexto del insectario, pues son
los únicos insectos creados por el Logos. Poseen olfato, tacto, gusto, vista, oído y una especie de intuición a
veces superior a la humana mortal. El ser humano común tiene los cinco sentidos primarios de los animales
superiores, pero posee una comprensión intelectual (que los animales superiores han perdido en el proceso
involutivo y que los animales inferiores -producto de manipulaciones genéticas- nunca tuvieron).
El Hombre Superior (de raza pura) posee una refinada intuición y desarrolla naturalmente la gnosis. Los
delfínidos y los cetáceos, que son animales primordiales, poseen los cinco sentidos primarios, comprensión
intelectual simple, gran intuición, y muchos de ellos desarrollan gnosis. Estos poseen, al igual que el hombre de
raza pura, constitución séptuple (ver Anatomía Esotérica General Humana, en el Libro Segundo), con más
armonía que el hombre de esta civilización.
La percepción cumple la función de nutrir de experiencia y capacidades a los vehículos superiores
(potenciales) de cada ser en el plano vibratorio inmediatamente superior, además de permitir la supervivencia
en el cuerpo físico. Así se forma la memoria askásica de cada individuo. (Es la banda magnética o “alma”
donde se hallan grabadas todas las imágenes de las experiencias pasadas por el Ser). El hombre actual ha
involucionado por causa de los cruzamientos entre especies (razas) y pierde la dirección evolutiva porque el
Verdadero Yo Humano o “Ego” queda oculto tras los falsos yoes, que están compuestos de recuerdos de
emociones. Así es como busca nutrirse a si mismo, repitiendo experiencias animalescas y exclusivamente
sensuales, en vez de desarrollar sus cualidades superiores y potencialidades espirituales. El Yo real no sabe
quien es él mismo porque está difundido y esparcido entre los elementos de esa envoltura magnética. Por ello
desconoce los placeres que causan las cosas de orden espiritual, y atentando contra esta ley de evolución,
hace cada vez más torpe y grosero su sistema de percepción.
Ya no percibe gnósticamente porque la conciencia está separada de la Divina Presencia, como un mal hijo
que sólo saca del Padre el sustento vital. La intuición desaparece por su genética alterada, y su voluntad es
quebrada por la contrapolación: El Yo Verdadero quiere liberarse del vicio mientras el yo falso le retiene y le
lleva más a lo profundo cada vez. Por igual razón, el cerebro responde menos y su mente entretenida en la
actividad sensual, pierde capacidad de comprensión intelectual.
Vemos por ejemplo al masoquista, que ha perdido el tacto hasta tal punto que no siente placer en la caricia,
sino en el golpe o el azote dañino; pierde a tal punto el gusto que sólo lo estimulan comidas picantes y
groseras, ácidos, etc.. Su vista no capta la belleza de los colores, ni sus grados sutiles, ni su intelecto capta las
ideas refinadas, sino que busca imágenes cada vez mas groseras, de asesinatos, de violaciones, ideas de
pasiones turbias (todo esto muy especialmente estimulado por la literatura y cinematografía demiúrgicas y
degeneradas). Al perder la percepción natural, el hombre pierde posibilidades de superación y perfección. En la
naturaleza intraterrena en general, los Reinos, Géneros y especies mantienen una simbiosis evolutiva perfecta.
En ella cada individuo de cualquier Reino, Género o especie, posee las percepciones necesarias para su
perfecto desarrollo, y por lo tanto posee comunicación con cualquier otro individuo de cualquier otro Reino que
se halle dentro de su franja vibratoria.
4b) ASOCIACIÓN: “La Inteligencia funciona en base a la separación de los objetos de percepción en la
Naturaleza, y la capacidad de unirlos y combinarlos en el plano de las ideas”.
La Ley de Asociación está presente en toda función intelectual, ya sea la compleja elaboración humana o la
primitiva idea -casi instintiva- del animal. La necesidad es una idea; el objeto que la satisface es otra. La
inteligencia resulta de la relación entre ambas. Cuando se hace una meditación o una concentración profunda
en un objeto, la conciencia concentrada asocia todos los objetos, todos los detalles, desde los externos hasta
los mas íntimos del objeto en cuestión, y asocia todo para lograr la contemplación total. La meditación superior,
llamada Meditación Trascendental es la contemplación del Yo Divino; ello lleva a que la inteligencia inmanente
en todos los vehículos inferiores del hombre (físico, mental, astral y vital) y parte de los superiores (Alma y
Kristos) se asocie a si misma, se unifique y también se unifique con la inteligencia del Absoluto. Esto es lo que
se llama ILUMINACIÓN, porque la Conciencia del Absoluto está absolutamente asociada (lo que equivale a
“unificada”) con todo lo que existe. No es posible hacer correctamente la Meditación Trascendental sin haber
eliminado previamente los Yoes psicológicos o emociones inferiores del cuerpo astral, mediante la Meditación
Psicológica. (Ver Libro Segundo, Cap. III, Parte 6).
4c) EXPANSIÓN: “Toda manifestación de la Conciencia, como punto focal de una inteligencia, busca
expandirse y crecer en relación directa con el grado de perfección que manifiesten sus vehículos de
expresión. Mientras más evolucionada es la Conciencia, más amplio es el espectro vibratorio que
puede percibir, por lo tanto es mayor su expansión.”
Podemos agregar que, por lo tanto, mientras mayor es la expansión de una Conciencia, mayor es la cantidad
de Seres y cosas que puede percibir. Con más Seres puede comunicarse transfiriéndose mutuamente
información que aumentará mutuamente su expansión. Es un proceso isotrópico, es decir "inclusivo", como un
espiral que se hace potencialmente más amplio. Así mismo se puede describir a la evolución, pues en el caso
de la Conciencia, la evolución es directamente proporcional a la expansión, mientras que la involución es
directamente proporcional a la concentración negativa o pérdida de comunicación (No confundir con la
"concentración de la mente", ya que la concentración mental es la capacidad de comunicación profunda de una
Conciencia, con otro Ser, objeto o asunto, durante un tiempo determinado).
Podemos observar que todo vehículo de una conciencia tiende a APRENDER, acumular conocimientos,
asociarlos (ya sea automáticamente o por fuerza de la voluntad guiada) y aplicarlos para desarrollarse o para
adquirir más conocimientos. Dado que todo tiene mente, la inteligencia se manifiesta en todo lo que existe, ya
sea con efectos positivos o negativos. Las personas que se exigen a si mismas moderadamente pero sin
pausa, en la tarea de desarrollar el intelecto, alcanzan comprensión de todo aquello que les interese. Pero el
indolente que se deja arrastrar por la pereza mental, se empobrece más que aquel que es dominado por la
pereza física. Cualquier forma de pereza es deletérea, pero la pereza mental impide la expansión de la
conciencia, quedando el individuo apresado en su propia red de pasiones y errores, y con la mente cada vez
más aletargada. La expansión de la conciencia, por lo tanto requiere de mantener a la mente ocupada en
aprender cosas positivas, en buscar la verdad tras todas las apariencias, en descubrir el Universo Infinito,
Eterno y Maravilloso en que vivimos, cuya realidad general nada tiene que ver con el infierno de esta superficie
externa de la Tierra.
4d) CONCIENTIZACIÓN: “Todo foco de inteligencia, amor y poder que se ordena lo suficiente para
analizarse a si mismo, se convierte en una Conciencia”.
Esto es una manifestación del más alto nivel de la Ley de Evolución, a través de la cual todo va hacia su
origen divino, pero individualizado. De ese modo, el Absoluto toma conciencia de Si Mismo a través de toda su
Creación y Todas Sus Criaturas, ya que toda Conciencia busca asociarse a su Creador.
4e) APLICACIÓN: “Toda función de inteligencia desarrollada o manifestada, tiene su inevitable
aplicación. Toda función de inteligencia que no se aplica, tiende a borrarse de la mente donde surgió”.
Cuando una función de inteligencia no se aplica, esa mente pierde dicha capacidad, lo que implica gran
sufrimiento para el Ser, ya que no sólo se borra del cuerpo mental el conocimiento adquirido, sino también la
función en sí. Es decir que se borran los elementos magnéticos del “Programa” informático de la mente. Se
pierde energía mental, conocimientos y capacidades. Según las condiciones de vida, una mente "dormida"
puede conservar sus conocimientos y capacidades durante mucho tiempo, pero no indefinidamente. La Ley de
Aplicación tiene relación analógica con la de Finalidad, del Principio Verdad. Si no hubieran variaciones en los
campos magnéticos del planeta, un disco de ordenador podría contener su información durante milenios, pero
como no existe nada estático en el Universo, si se guarda dicho disco, la información se perderá parcial o
totalmente al cabo de algunos siglos o -cuando mucho- algunos milenios.
En los Seres la constitución biológica es más compleja y cambiante, de modo que si no evolucionan
aplicando o sintetizando la información contenida en la memoria mental, tal información (conocimiento) se
perderá paulatinamente o sus partes se asociarán a otros cuerpos de información, de modo más o menos
distorsionado. De todos modos, el conciente del Ego evolucionante hace, en este caso, una serie de
razonamientos que forman conceptos; es decir, cuerpos de información aplicable a las necesidades
emergentes.
En tal caso la información no se pierde realmente, sino que tiende a usarse de otro modo.
4f) DIMENSIONALIDAD: “Toda inteligencia tiene la capacidad de dimensionar, medir, calcular. Es la
capacidad de relación entre la conciencia y el medio en que se halla, y es también la relación entre
dicha conciencia y el espacio, el tiempo, la realidad objetiva externa a su vehículo y las imágenes de su
memoria”.
Cuando la conciencia ha generado vehículos apropiados, puede conocer o percibir diferentes dimensiones
fuera del Universo vibracional inmediato. En el caso del Ser Humano, éste percibe el alto, largo y ancho, pero
cuando su inteligencia se agudiza mediante la utilización de sus propios recursos, puede percibir una "Cuarta
Dimensión", que son las tres anteriores, pero en otro estado vibratorio y comprendidos a la vez. El individuo
orientado hacia la espiritualización puede comprender muchas más dimensiones, inimaginables para el sujeto
materialista o para el científico exclusivamente mecanicista. Y no se trata de los delirantes, ni misticoides, ni de
los escritores de ciencia ficción -aunque éstos últimos suelen ser en muchos casos auténticos filósofos-, sino
que puede percibir realidades como las que aquí exponemos, porque la mente está orientada hacia la
trascendencia, rompiendo las limitaciones de los sentidos puramente materiales. Las personas que deben
resolver diariamente problemas complejos (especialmente detectives, bomberos, médicos, filósofos, escritores,
estrategas militares, etc.), suelen desarrollar el intelecto de diversos modos, dimensionando situaciones,
hechos y posibilidades muy complejas, lo que muchas veces les obliga automáticamente a desarrollar lo que
parece "instinto", pero se trata de Intuición. Algunos psicólogos y algunos "resuelvelotodo" que trabajan de
adivinos, suelen desarrollar esta intuición -honesta o desohestamente- hasta grados admirables, pareciendo
clarividencia o alcanzando sus mismas utilidades. La gnosis es la forma de dimensionalidad más expandida en
el Humano, y funciona mediante la clarividencia, aunque no siempre de la misma forma en todos los individuos.
Los filósofos suelen tener un tipo especial de gnosis, sin las imágenes que percibe el clarividente. Pueden
dimensionar cosas tan abstractas como estas Leyes. El Lector que haya comprendido profundamente hasta
aquí todo lo expuesto, está aprendiendo a dimensionar en abstracto, y notará en un tiempo que su mente
"cambia de fase", pues mantiene las formas de percepción normales, pero cuando lo desea puede elevar su
pensamiento a cosas de orden muy superior a lo mundano. En todo caso debe mantener un equilibrio, a fin de
no sobreexigir a la mente ni al cuerpo emocional. Se recomienda vivir normalmente, sin desatender las
cuestiones mundanales, porque dentro de ciertos límites que el sentido común le indicará, lo inferior y lo
superior deben dimensionarse sin fanatismos. Así se puede vivir cada vez más de acuerdo a lo aprendido,
cambiando o evolucionando paulatinamente, sin prisa y sin pausa; dándose tiempo para disfrutar lo más
sanamente posible de todas las cosas de la vida.
Algo fundamental, es dimensionar correctamente la importancia de los asuntos materiales y sensoriales. No
debemos ser reprimidos, sino superados. La clave está en la Meditación Psicológica. No debemos
condenarnos por no saber o por tener vicios. Debemos trabajar con nosotros mismos sin apuro y sin
detenernos.
4g) PERFECTIBILIDAD: “Toda inteligencia tiende a ser perfecta. Todo en la creación busca
perfeccionarse mediante los mecanismos de la inteligencia”.
Esta Ley es evidente en el Reino Humano, ya que todo individuo puede observar en si mismo la necesidad
instintiva de perfeccionarse, ya sea por supervivencia, por exitismo, por humanismo, en lo cultural o
físicamente. El aspecto negativo de esta ley, es que lo que no se perfecciona (lo que no evoluciona), se
estanca y comienza a pervertirse, a imperfeccionarse (involuciona).
En el Reino Humano el individuo tiende a evolucionar a lo largo de cada encarnación, pero la actividad
demiúrgica le hace mestizarse, con lo que se asegura encarnar en cuerpos cada vez menos aptos, cada vez
más degenerados. Así su Karma grupal -especialmente racial- le arrastra a la involución grotesca y diabólica,
por más que "se porte bien" en todas las encarnaciones.
El Pecado Original es Genético, ya se trate de manipulación, clonación o mestizaje. Tener un hijo con una
persona de otra raza genera más karma negativo que matar a un millón de personas, porque con ello se
asegura el proceso involutivo de todas sus generaciones futuras. De todos modos, la solución no es matar a los
degenerados, pues ello evidenciaría una monstruosa falta de Amor e incapacidad política. Pero impedir su
reproducción mediante planes educativos sería una bendición para el Reino Humano (o mejor dicho Sub-reino
Humano Mortal). Los defensores del mestizaje (fanáticos anti-racistas que confunden juntos con revueltos), y
los sensibleros "defensores de la vida" que piensan y actúan sin inteligencia, lo hacen en contra de las Leyes
Naturales, y ello los condena a permanecer en la superficie externa del Planeta, encarnando en condiciones
cada vez más desastrosas, en vez de alcanzar la Inmortalidad y la Ascensión, a la vez que condenan a la
muerte permanentemente a millones de Seres.
Los remanentes de antiguas civilizaciones humanas, que hoy son simios, fueron grandes defensores de la
vida física sin importarles el respeto a las Leyes Naturales. Lo que en la Naturaleza no se perfecciona,
inevitablemente se "imperfecciona" degradándose hasta su aniquilación.
La Inteligencia Máxima es la que diseñó estas Leyes Eternas e Inmutables, y no es posible ir contra ella sin
sufrir las consecuencias. Dios Absoluto no es bueno ni malo; simplemente es PERFECTO, y lo que no se
perfecciona se aleja de Él hasta desaparecer de su memoria.
Urge tomar conciencia de esta realidad, ya sea por comprensión intelectual, por intuición o por instinto, para
revertir rápidamente este proceso. Ello es posible aunque se sea o se tengan hijos mestizos, porque "tomar
conciencia" es la verdadera forma del arrepentimiento, y la involución se comienza a revertir al momento de no
generar más karma negativo. A partir de allí, cada uno obrará según le indique su Yo Interno o Ego, mediante
su Divina Inteligencia. Mas el que sabiendo esto persiste en la estupidez y en el Pecado Racial, ciertamente se
condena a si mismo.
CAPÍTULO V
5.. PRINCIPIO ESPÍRITU

"El Espíritu como Principio Metafísico, es el material primigenio del Cosmos, la “Substancia” original,
primordial, de la cual están hechas todas las cosas, porque es Dios hecho substancia. El Espíritu es
pasivo, no tiene vibración, y toda vibración en Él, produce energía"
Para los científicos modernos, como para los antiguos alquimistas, se llama éter. Puede considerarse
arqueométricamente el origen incognoscible del conjunto de materias y energías que conforman el Universo.
Cuando hablamos del Espíritu del Hombre, aunque esté compuesto de esa misma substancia, hablamos de
una entidad individual compuesta en realidad por los ocho Principios Metafísicos y sus atributos eternos: Ser,
Conciencia y Voluntad, en su manifestación activa. Es decir que un Ser (cualquiera, y no solamente el
Hombre), se inicia en un punto de Espíritu puesto en vibración, que tiende a evolucionar indefinidamente, pues
para ello dispone del infinito y la eternidad.
LEYES HERMÉTICAS DEL PRINCIPIO ESPÍRITU
5a) CONSTITUCIONALIDAD: “El Espíritu contiene en si mismo al resto de los Principios, ya sea en
manifestación pasiva, o activa en una escala infinita de vibraciones y densidades. Todo lo que existe
está compuesto de Espíritu en cualquiera de sus infinitas formas de expresión”.
Esta Ley, más que comentarios, merece meditación. Su enunciado es sumamente concreto.
5b) MALEABILIDAD: “El Espíritu, siendo la substancia original de todo lo que existe, es el elemento
más maleable que hay, y el grado de maleabilidad es Infinito”.
Supongamos que todo el Universo, con todas las cosas materiales, mentales, etc; estuviese constituido por
plastilina. No existiría en dicho Universo nada más maleable que la misma. El Espíritu se manifiesta de modo
"activo" o "pasivo" para un observador que se halla en un determinado plano de percepción, porque la
percepción en sí misma es la capacidad de una Conciencia de responder a las vibraciones de otros Seres y
cosas. Por lo tanto, la actividad o pasividad del Espíritu manifestado en una forma cualquiera, es algo relativo a
la posición del observador. Para un observador con vista astral, la piedra no es tan pasiva como parece al
observador normal, pues el primero ve las radiaciones de la piedra que escapan a la percepción del ojo normal.
Debido a los ciclos atómicos de la piedra en el medio natural estable, no varía la apariencia para ninguno de
ambos observadores, que durante años o milenios podrían percibirla de la misma manera, pero si los ciclos
atómicos son modificados, es posible convertir la apariencia estable (materia pasiva) en una manifestación
activa (energía).
Con la aplicación adecuada de las Leyes Naturales, de modos más o menos directos, según la profundidad y
equilibrio del conocimiento, una Conciencia puede manipular el Espíritu (materia-energía), manejando sus
formas de expresión. Los antiguos Alquimistas, como los modernos científicos, transmutan plomo en oro. Los
Alquimistas conservaban técnicas avanzadas de civilizaciones anteriores; los modernos lo logran en cantidades
insignificantes, como efecto residual de la actividad de los grandes reactores nucleares. Los grandes Magos,
cuya Conciencia ha alcanzado niveles de expansión más allá del Reino Humano, logran transformar cantidades
notables de energía cósmica, luz solar o cualquier otro tipo de energía, en materia visible y palpable para el
humano, bajo el molde que el Mago le imponga mentalmente. Tal es la "Precipitación" del vino, los panes y los
peces de Jesús, el bibuti y las joyas de Sai Baba, etc., así como ciertas curaciones milagrosas. Algunas
curaciones por sugestión o autosugestión se deben en gran parte a la maleabilidad del espíritu, pues la mente
es magnética y es el medio por el cual la Conciencia afecta a la materia. La materia sobre la que más potestad
se tiene, es la del propio cuerpo, por ello es más fácil de afectar. Pero para influir en otro cuerpo es necesario
inducir mediante sugestión a la Conciencia que lo posee.
Volviendo a términos más amplios, la maleabilidad del Espíritu es infinita, porque sirve así a infinitos
Seres, para manifestarse o corporizarse en los infinitos Planos Universales de los infinitos Universos en
Particular que forman el Universo Absoluto. Dentro de cada Universo en Particular es posible hallar un espectro
infinito de vibraciones, aunque cada Ser, siendo una Individualidad Eterna pero no Infinita, perciba una banda
limitada de vibraciones, y por lo tanto una cantidad limitada de manifestaciones del Espíritu. En la medida que
la Conciencia del Ser evoluciona, los límites se expanden, pudiendo proporcionalmente modificar las
manifestaciones de materia-energía. El involucionado cavernícola apenas puede modificar la madera y la
piedra en su forma externa; luego aprende a manejar metales utilizando el fuego y el agua. El químico y el
físico modernos modifican la forma, la constitución química y las propiedades físicas de cuerpos y elementos,
acercándose a los logros de los alquimistas antiguos. El Mago modifica la substancia alquímicamente,
convirtiéndola casi en cualquier cosa (para ello debe transmutarse primeramente a si mismo). Para el Maestro
Ascendido (un Kristos), nuestro plano vibracional perceptible de materia y energía, no tiene secreto alguno.
5c) TOTALIDAD: “No existe nada que no esté compuesto por espíritu, y de espíritu. Todas las
modificaciones que éste pueda tener están contempladas en su propias Leyes y en su infinita
capacidad de manifestación. El Universo Absoluto es un Océano Infinito de Espíritu”.
Puede agregarse que no es posible, sin Espíritu, modalidad alguna de existencia. El Ser es un "centro" o
vórtice de Espíritu Puro y pasivo (La Divina Presencia), que se individualiza al poner en vibración una
determinada cantidad de Espíritu activo a su alrededor, mediante el cual se manifiesta formando las Esferas
de Conciencia, con las que influye en el Océano Cósmico, generando con su "agua" (También Espíritu), las
diversas modalidades de energía y materia. Es decir que la materia no es otra cosa que Espíritu puesto en
vibración por los diferentes Seres, que en la escala evolutiva Cósmica pueblan el Infinito.
5d) DENSIDAD: “El Espíritu posee dos estados mayores: uno es el de absoluta pasividad y el otro es el
de densidad. Cuando HAY VIBRACIÓN, proveniente de la VOLUNTAD del SER, el Espíritu toma
densidad y se manifiesta”.
Cualquier cosa perceptible, ya sea un objeto o una vibración, es en realidad Espíritu densificado, o éter
vibrando. Existen siete manifestaciones mayores del Espíritu, las cuales son:
TIERRA= Toda la materia química.
FUEGO= Todo el plano magnético (mental).
AIRE= Todas las formas del principio vital.
AGUA= Todo el plano emocional o astral.
ETER= Toda forma de plasma estelar, origen de toda otra materia.
KUNDALINI= (Super-éter o Libido) Toda energía activante del Principio Amor en todas sus formas de
expresión. Como es energía producida por los Yoes individuales, contiene la esencia o radiación de la Voluntad
y de la Conciencia definidas.
PRANA= Esencia de toda energía y detonante de toda actividad volitiva y conciente o automática, inerte o
inconsciente. Es Espíritu vibrando sin densificarse todavía definitivamente, y a disposición de las
individualidades. El Yo Divino es un vórtice Prana, cuyo producto es el Kundalini. El Prana es el “agua” del
Océano Eterno, o el “fuego” de la Eterna Hoguera. También se aplica este término a una parte de la energía
telúrica convertida en una especie de electricidad estática que el cuerpo humano produce y aprovecha a partir
de los cambios eléctricos producidos en la mucosa nasal durante la respiración, pero este "prana" es
alquímicamente aire. Según las razas, los que alcanzan un grado evolutivo cercano a la Ascensión Krística,
pueden producir esta modalidad de prana-aire energético en grandes cantidades, a partir de cualquier tipo de
energía, y transformarlo en "Bioplasma", precipitándolo como substancia material (Los panes y los peces de
Jesús, el "Bibuti" de Sai Baba, etc., por funcionamiento de la Ley de Maleabilidad en acuerdo con la Ley de
Mentalismo).
5e) ESPONTANEIDAD: “Dado que existe una cantidad fija de Espíritu, y esa cifra es “infinito”, el
balance matemático de su manifestación es infinito también. Por lo tanto el Universo se recrea
infinitamente en forma espontánea debido a la Interacción con la primera fuerza causal, que aunque
incognoscible su origen absoluto, es manifestación evidente de la Voluntad Suprema”.
Sólo cabe comentar que la espontaneidad como Ley se ve manifestada en los demás principios, y que las
infinitas manifestaciones de la Conciencia Una extraen Espíritu del océano infinito en forma permanente para
realizar sus creaciones. Por otra parte, los "vacíos" que se forman eventualmente en razón de la materia que
es ascendida a planos vibracionales superiores, son llenados por idéntica cantidad de espíritu precipitando con
diversas modalidades, ya que no existen un Universo material y otro espiritual separados, sino un único
Universo Absoluto y Plurivibracional cuya modalidad material es manifestación densa del Espíritu, y la Ley de
densificación o Densidad habla de dos estados mayores (pasividad y vibración), pues el balance cuantitativo
tiende a ser siempre perfecto, en razón de la Ley de Equilibrio del Principio Verdad. Esta Ley apenas se conoce
en la astrofísica y en la física cuántica, como teoría de recreación universal espontánea.
5f) ESENCIALIDAD: “Tras cualquier forma, modalidad o estado que asuma el éter, yace la esencia que
es Espíritu, y dicha esencia es absolutamente inalterable”.
Cualquier forma de manifestación del Espíritu, contiene una esencia inmodificable. El estado vibratorio del
Espíritu definirá una modalidad de éter, y éste una modalidad de energía o materia, pero ninguna de estas
condiciones harán que el Espíritu deje de ser tal. Aunque una individualidad, un Yo, pueda ser difundido en los
abismos atómicos de la materia por la actividad demiúrgica, desapareciendo como unidad yoica, el Espíritu
como substancia no desaparece, sino que vuelve al Océano Eterno.
5g) INERCIA: “Una voluntad puede precipitar al espíritu a una densidad determinada, y sólo una
voluntad igual en potencia puede modificar el estado vibratorio impuesto. Mientras dicha voluntad
segunda no actúe, el Espíritu conservará la condición impuesta. Así mismo, un proceso de
modificación vibratoria programado por una voluntad, continuará hasta que otra voluntad lo detenga”.
Todo el desarrollo de la vida y las manifestaciones de los Seres es posible gracias a que existe una larga
serie de programaciones en todos los órdenes: Genéticas en la estructura biológica, radioactivas y dinámicas
en la mente del mundo, etc.. Ninguna de estas programaciones o procesos podrían ser diseñados por Dios o
por las Criaturas de todos los Reinos, si no contaran con la seguridad de que una vez puesto en funciones un
mecanismo, este repetirá las acciones programadas, de un modo automático. Pongamos un ejemplo simple:
Un mecánico diseña un motor utilizando inteligencia y voluntad. EL equilibrio entre ambos atributos permitirá
al sujeto que su diseño responda a su voluntad de funcionar o detenerse cuando se lo mande. Pero si no
existiera la inercia, ningún mecanismo funcionaría; el impulso inicial acabaría en el instante mismo en que
terminara la voluntad conciente de producir el movimiento.
La Inercia puede comprobarse en la automaticidad del movimiento relativo como ley física, y en los procesos
químicos artificiales (guiados por el hombre) o en los naturales (guiados por los Logos). La programación
subyacente en los estados atómicos de la materia, sólo puede revertirse en virtud de la misma Ley y mediante
una voluntad. Los Logos de la Jerarquía Cósmica son los programadores de la actividad vibratoria en un Plano
Universal determinado dentro de un Universo en Particular, y aunque puedan variar sus modalidades
creacionales, siempre se ajustan a estos Principios Metafísicos.
La actividad química no es otra cosa que la actividad física a nivel atómico. La inercia visible en la física, -y
por ende en la química-, son reflejos de la inercia del Espíritu, como elemento y principio de toda materia,
según las programaciones efectuadas por los Logos. Pero en general, el Principio Espíritu se divide, en todas
sus formas de manifestación, en siete grandes elementos de progresiva densidad. Lo que hoy estudian la
Arqueometría, la física, la química y la matemática Hermética, es lo que se denomina en Esoterismo ALQUIMIA
(no confundir con la alquimia sexual, aunque ésta obedece a las mismas Leyes). La densificación sigue
normalmente el siguiente orden: Espíritu >> Prana>> Kundalini>> Eter >> Fuego >> Aire >> Agua >> Tierra.
Pero en muchos seres del Universo este orden es diferente. En el Humano mortal el proceso es diferente en
las escalas vibratorias menores. En el cuaternario mundanal, el orden corresponde a Agua>> Aire>> Fuego>>
Tierra, es decir Astral>> Vital>> Mental>> Físico, cuando se encarna con el mismo cuerpo astral, pero
cuando se proviene de un tiempo de sueño en el plano del Devachán, la precipitación es diferente porque no se
cuenta con un cuerpo astral y hay que formarlo nuevamente. Lo primero que se forma en este caso es el Vital,
luego el mental, después el astral y simultáneo a ellos el físico. En el Homo primigenius la esencia yoica
proveniente del Reino Vegetal o del Animal, tiene formado ya un astral antropomórfico sustentado por su
Huevo Aurico que ya existe previamente (ya es un Alma desde que inició su evolución en el Reino Mineral, de
modo que posee un astral (Agua), que con su soporte físico formará el vital (Aire), y paralelamente el mental
(Fuego), que luego irá acrecentando en patrimonio (memoria), mediante sus propias funciones. Estos ejemplo
pueden ser un poco complejos a la primera lectura, pero comprenderá el Lector que nada es posible si no
existiera esta Ley Hermética de Inercia.
También cabe aclarar que la división alquímica del Universo (que acabamos de exponer) debe ser entendida
para poder comprender los mecanismos de la vida y diseñar aplicaciones prácticas en lo futuro. Este
conocimiento permite a las civilizaciones no demiúrgicas construir "vimanas" o aviones magnetodinámicos
(platillos volantes). La extracción de energía para uso tecnológico, para viajar, etc., a partir de la materia o de
otros campos energéticos, sin producir deterioro del planeta, contaminación etc., se basa en estas Leyes que el
Lector común aprovechará de diversos modos en algún momento; pero el científico dedicado a ese campo de
investigación hallará en estas Leyes un Tesoro inmedible.
Podemos agregar a las claves anteriores que la energía de los elementos es simplemente el residual de
Espíritu, de la transmutación de un elemento en otro.
Una de las Leyes Prácticas de la Alquimia y la Arqueometría es: "Toda transmutación requiere fuego e
implica modificación del éter". Toda tierra contiene todos los otros elementos. El agua contiene a todos menos
tierra, y el fuego en ella esta dormido. El aire contiene éter y fuego (a veces algo de agua). El fuego sólo tiene
la modalidad más pura de éter, rompe, convierte, transmuta, asocia o disocia, purifica y eleva o disminuye
vibratoriamente a todos los elementos; incluso convierte al éter en Espíritu nuevamente. La Arqueometría
moderna está muy cerca de esta comprensión.
CAPÍTULO VI
6.. PRINCIPIO UNIDAD
"El Todo Absoluto es Uno e indivisible. Dentro de El ocurren infinitas cosas, pero todo tiende a volver a
El. El Absoluto no puede multiplicarse, porque nada existe fuera de Si Mismo. Tampoco puede dividirse
realmente, aunque las infinitas individualidades que tienen lugar en su seno eterno, puedan sentirse
separadas".
De cualquier modo, dicha separación es una realidad relativa. Cada individualidad está inevitable y
eternamente unida al Todo, cualquiera sea el plano vibracional, Universo en Particular o dimensión de
Conciencia en que se encuentre; y todos sus elementos constituyentes pertenecen al Todo. La tendencia
general de todas las manifestaciones es la de la evolución como individualidades perfectibles, hacia planos
cada vez más Gloriosos de Conciencia Divina que es Una.
LEYES HERMÉTICAS DEL PRINCIPIO UNIDAD
6a) DIVISIÓN: “(Diversificación) El Absoluto no puede multiplicarse porque nada hay fuera de El, pero
se halla infinitamente diversificado en individualidades que se manifiestan separadamente en
apariencia, dentro siempre del Absoluto”.
Existen infinitas maneras de realizar este proceso. Cada Individualidad posee libre albedrío para manifestarse
en el marco de las leyes inmutables del Ser Eterno. El inicio del proceso podría describirse como una vibración
perfecta emanada de la Voluntad del Absoluto. Dicha vibración contiene en perfecto equilibrio todos sus
atributos, y lógicamente posee una infinitesimal conciencia de Ser, o sea “YO SOY”. Al pasar por los diversos
Reinos Naturales, dicho centro de Conciencia obtiene una experiencia Universal, creando su propio Askasis (el
Huevo Aurico, Alma o Manas) que crece y se perfecciona hacia cada vez más sublimes, perfectas y gloriosas
formas de manifestación. No existe, por lo tanto, una auténtica división del Absoluto relativamente hablando,
porque nada queda absolutamente separado de él. Bien podría llamarse a esta Ley
"DIVERSIFICACIÓN", pues el Infinito es Eterno y puede "multiplicarse hacia adentro de si mismo", lo que
es lo mismo que "Dividirse a si mismo". Pero lo que no puede el Absoluto es restarse o sumarse, pues no
existe nada fuera del Absoluto, ni un tiempo ni un espacio donde colocar algo o de dónde extraer algo para
sumárselo.
(8 = Infinito) 8 + 8 No es posible 8 - 8 No es posible
8 x 8 = 8 8 % 8 = 8
6b) INDIVIDUALIZACIÓN: “La Individualidad Divina (Divina Presencia) no posee conciencia de
separatividad, pero al proyectar su vibración en el éter circundante genera una conciencia relativa o
"Individualidad" que asume la forma de su manifestación” (mineral, planta, animal, humano, etc).
La conciencia Humana no es el verdadero Yo o Divina Presencia, sino el yo humano o Ego, o yo animal, o yo
Arcángel, etc.. Cuando la Conciencia Individual se unifica momentáneamente con la Conciencia Divina, se
produce un salto evolutivo de un Reino a otro.
PARA EL CASO DEL HUMANO: Cuando el Ego o Yo Menor se eleva hasta unificarse con el Yo Divino en el
cual se origina, se produce la Ascensión al Reino Krístico o Super-Humano, en el cual desaparecen las
limitaciones físicas. Previamente a la Ascensión suelen producirse algunos "ensayos" de la Conciencia, a los
que llamamos "iluminación". No se logra en ellos la Ascensión pero sí un vislumbre de la realidad espiritual y de
ese momento de Unificación con lo Absoluto, que debe ser luego analizado por el intelecto y aprovechado
emocionalmente de modo equilibrado. No confundir la Iluminación real con las onirias misticoides. (Ver
Meditación Trascendental en el Libro Segundo).
Las partículas de materia son individualidades también en las más diversas formas de expresión del
Absoluto, pero siempre dentro sus Leyes. Aunque la palabra "átomo" significa indivisible, este término tiene un
origen ético y no técnico. Los antiguos sabios y alquimistas sabían que el átomo se puede dividir eternamente,
pero también sabían que no se debe dividir, porque ello produce desórdenes enormes en la naturaleza
inmediata. Las individualidades materiales tienen un orden físico-químico que el Humano no debe alterar más
allá de ciertos márgenes, porque cae en la demiurgia alquímica. Las consecuencias resultan más rápidamente
destructivas que la demiurgia genética.
6c) DIFERENCIACIÓN: “No existen dos manifestaciones idénticas en el Absoluto. Cada Ser es único e
irrepetible dentro del mismo Universo en Particular”.
Esto es así porque cada individualidad posee todo el infinito a su disposición para realizar su creatividad, y
como parte infinitesimal del Absoluto, pero a Su Imagen y Semejanza, crea sus propios modos de
manifestación etérica y material. Siendo estos modos potencialmente infinitos, mientras que la cantidad de
Seres en un Universo en Particular es infinita también, es matemáticamente imposible la existencia de dos
entidades idénticamente manifestadas.
6d) AFINIDAD: “Los Seres que hallan parecidos entre si, de modo instintivo, intelectual o intuitivo,
buscan identificarse por igualdad , por oposición o por combinación de ambas condiciones”.
La Afinidad es una especie de Interacción selectiva, tanto a nivel de la materia como a nivel de la conciencia.
Puede compararse con la Ley de Atracción del Principio Amor, porque ésta la conforma en lo profundo,
formando un complejo mecanismo de atracciones en diversos planos atómicos y vibracionales. La afinidad
entre un varón y una mujer, por ejemplo, está dada en factores como "atracción de las masas atómicas del
cuerpo emocional, interacción armónica entre las vibraciones odoríferas y su percepción por la otra persona",
etc.. En este caso el cúmulo de factores de afinidad es respaldado por la Ley de Generación.
La Ley de Afinidad permite una gran cantidad de procesos naturales, relacionando desde el protozoo al
hombre y a todos los seres entre si, ya que rige desde los más densos hasta los más sutiles planos de la
materia, y de igual modo en lo que respecta a los procesos evolutivos de la conciencia. Por ejemplo: un
microorganismo que desea evolucionar posee una inclinación de conciencia afín a la de un hombre que desea
evolucionar también. Ello le hace contribuir con dicho hombre en su plano de actividad, así como ese hombre
contribuye con otras jerarquías y con la célula planetaria que habita. Cuando la tendencia evolutiva se rompe,
el hombre enferma porque se rompe la afinidad, surgiendo el antagonismo o la neutralidad en el plano
emocional o astral (Agua alquímica que define el carácter de la intencionalidad). El microorganismo que le
servía ya no puede servirle porque poseen tendencias opuestas, pero en cambio dicho hombre se asocia
vibracionalmente con microorganismos que tienen tendencia entrópica (involutiva), los cuales tiende a destruir
por superpoblación, etc., el hábitat que los contiene. Así el hombre enferma de invasión (infección) y se muere
junto con los virus que le invadieron. Cuando la orientación del individuo es evolutiva, la afinidad es mayor con
quienes le sirven y a quienes éste resulta útil (ya sean microorganismos u otros seres humanos o de otros
Reinos), produciendo la saludable simbiosis armónica.
Las polaridades afines (Principio, ley de Polaridad) actúan constructiva o negativamente en lo más denso de
la materia y hasta en el plano álmico.
6e) UNIFICACIÓN (Concentración): “Toda conciencia tiende a buscar su origen y todo conjunto de
conciencias afines persigue objetivos comunes”.
En todas las culturas humanas vemos la idea de búsqueda del Origen Divino, que une religiosamente a las
personas, y a éstas con su ideal de Divinidad. Así mismo se unen los seres por afinidad tras cualquier objetivo,
igual que las células de un órgano contribuyen con diversas funciones a una función general que les es común.
En todo conjunto de conciencias existe una “Conciencia Colectiva” (inconsciente colectivo, para Karl Jung)
cuando son de un mismo nivel evolutivo y responden a un mismo conjunto de arquetipos. La tendencia de la
materia, mediante las Leyes del Principio Amor, también es de unificación.
6f) EXPANSIONALIDAD: “Toda conciencia tiende a expandirse en la misma medida que se unifica con
sus iguales. Mientras más conciente es de la Unidad del Todo, más se expande manteniendo la
individualidad”.
Esta ley aparentemente es una paradoja, pero si entendemos que en realidad absoluta hay una sóla
conciencia actuante en infinitas individualidades manifestadas, podremos comprender este asunto, superando
la sensación de limitación dimensional. Así como hay un infinito en tiempo y distancia, espacio y tamaño, hay
un infinito en conciencia, que es atemporal y adimensional; por lo tanto una conciencia puede abarcar el infinito
armonizándose con la Conciencia Una. Toda Conciencia individual es reflejo finito de la Conciencia Una. Pero
dicho reflejo puede abarcar el Todo y seguir siendo individual.
Si bien este Principio de Unidad se refiere en especial a la Conciencia, es decir al Ser Individualizado, abarca
como ley a todas las cosas, ya que todo está dentro del Todo y el Todo está en todas las cosas, aunque el
Absoluto no pueda resumirse en una individualidad. Pero están todos sus Principios hasta en la más
infinitesimal manifestación -materia u otro Ser- perceptible por una Conciencia.
6g) TOTALIZACIÓN: “Absolutamente todo puede ser abarcado por una conciencia, porque la
Conciencia Una abarca todo. Así mismo ocurre con toda manifestación. Todo lo que ocurre en
cualquier plano por efecto de una voluntad, repercute infinitamente en todos los planos, ya que la
Voluntad es una sola, el Ser es uno sólo, y la Conciencia es una sóla. Ser, Conciencia y Voluntad es la
trilogía de la Totalidad. Es el Uno Absoluto que se manifiesta de infinitas maneras”.
Si bien esta Ley puede ser comprendida únicamente luego de profunda experiencia meditativa, podemos
hacer algunas comparaciones, que aunque groseras, están basadas en la misma Ley: Si sacamos una gota de
agua del mar, le hallaremos en un primer análisis, todos los elementos propios de toda el agua del Mar, en los
porcentajes correspondientes. En un análisis mas profundo hallaremos también partículas que nos indicarán el
contenido del Mar en cuanto a flora y fauna.
Si pudiésemos extraer la información askásica (grabación magnética de la materia) de la misma gota, las
vibraciones nos indicarían hasta la geografía marina recorrida por los átomos constituyentes, y profundizando
en el áskasis del átomo obtendríamos seguramente la historia del Mundo y del Universo Todo. Esto no nos es
posible por medios electrónicos, pero sí es posible para un psicómetra bien entrenado. La parte de la Ley que
dice: “Absolutamente todo puede ser abarcado por una conciencia...” involucra al áskasis de cualquier
elemento, y cuando dicha conciencia alcanzó el estado necesario para leer ese áskasis (mediante evolución y
refinamiento de los sentidos), puede saber casi cualquier cosa, a partir de cualquier otra. Esta experiencia sólo
puede ser alcanzada por una conciencia completamente libre y pura, con un vehículo de manifestación en
idénticas condiciones. El Humano Mortal que la alcanza está comenzando a ser Inmortal, pues su cuerpo astral
se impregna de la Llama Negra o Incolora, y se vuelve rojo. La experiencia de Totalización ya es atributo del
Reino Vegetal Primigenio y de los Animales Primigenios, antes de alcanzar el umbral del Reino siguiente. Es
decir que lo experimenta el Vegetal que pronto será Animal o Humano. Los Animales deben pasar
inexorablemente por el Reino Humano o por el Subreino Humano Mortal, según su karma y Dharma. Pero
volviendo a la Totalización, la física moderna se acerca al conocimiento de esta Ley cuando dice que el
Universo es "Holístico". La totalidad contiene a la parte y la parte contiene a la totalidad. Pero la Totalidad
contiene lo Absoluto, mientras que la parte contiene a la totalidad solamente en esencia, es decir en sus
Principios.
CAPÍTULO VII
7.. PRINCIPIO DEL PRINCIPIO

"El Principio del Absoluto es Incognoscible, pero se manifiesta en toda su mecánica cósmica,
conformando la acción en el Universo y la Inmutabilidad de todas las Leyes. Es la Voluntad del Padre
Absoluto en acción"
Las Siete Leyes entregadas a la humanidad por HERMES TRIMEGISTO, el "Tres Veces Maestro" (Maestro
de Maestros de Maestros) representan sólo la octava parte del Conocimiento Hermético. Probablemente
Hermes entregó todo, pero el único libro Hermético que llega a nuestros días por la vía del Votivum Hermeticus
-antes de esta Tábula Máxima Hiperbórea, que contiene la totalidad del conocimiento- es El Kybalión. Estas
Leyes son la base ineludible de la dinámica Universal. Son la Voluntad Divina actuando, siendo, creando,
poniendo en manifestación infinitas individualidades.
En la Creación Divina o Universo Absoluto, el Principio Amor es la Fuerza, el Principio Inteligencia es el
Orden, el Principio Vida es la Corporización, el Principio Verdad es la Creación, el Principio Espíritu es la
Manifestación, el Principio Unidad es la Existencia y el Principio Eternidad es la Divinización. Pero la
actividad de estos Principios está regulada por el Principio del Principio, que es la Mecánica, inalterable que
permite la interacción entre los Principios y sus Leyes y las infinitas manifestaciones resultantes.
LEYES HERMÉTICAS PROPIAMENTE DICHAS (El Kybalión)
7a) KARMA (Causa y Efecto): “Toda causa produce un efecto y todo efecto proviene de una causa.
Existe una Causa Eterna Primordial en que toda existencia se origina. A esa Causa Primera la llamamos
DIOS; de Él emanan eternamente las infinitas cadenas de causas y efectos.”
Damos dos explicaciones diferentes para esta Ley que es tan necesario comprender, puesto que las malas
interpretaciones hechas al respecto, han servido de enturbiante a los fabricantes de misterios:
Esta Ley de Karma, para ser entendida correctamente, no puede tomarse separadamente de la Ley de
Polaridad. La causa es factor positivo en sí mismo; el efecto es lo opuesto, es decir: negativo. (No confundir
con "bueno" o "malo", porque el bien y el mal tienen más que ver con la Ley de Evolución que con la de
Polaridad). A su vez el efecto se polariza como positivo para convertirse en causa, y así sucesivamente.
Cuando estudiamos la Ley en su accionar sobre la conciencia, no debemos descartar esta mecánica natural,
porque caeríamos en las confusiones pueriles de las doctrinas adulteradas. Existe como Karma, la doble
polaridad: Las buenas acciones generan un Karma Evolutivo (llamado "Positivo"), mientras que las malas
generan un Karma Involutivo (llamado "Negativo). Debemos considerar que los efectos sólo son percibidos por
una Conciencia, así como las verdaderas causas son promovidas por ésta. Tomando en cuenta esta sencilla
verdad, comprenderemos que la polaridad de la Voluntad, -como manifestación del Ser y la Conciencia- , y
principalmente la intencionalidad, emanada de la manifestación del Amor o su distorsionado reflejo mundano,
definirá el tipo de Karma. La calidad de esa Voluntad, es decir la proporción y calidad de Amor que conlleve, es
lo que llamamos “Intencionalidad”.
La intención puede ser buena o mala, según la línea optada por el Ser, de acuerdo a las inclinaciones de su
conciencia. El libre albedrío reside en la opción dentro de una dualidad: intención constructiva o destructiva,
amorosa u odiosa, valiente o temerosa, conciente y volitiva, o tonta e indolente. Aquí tenemos también la Ley
de Karma actuando inevitablemente, pero debemos utilizarla inteligentemente: Primero debemos meditar y
saber cuál es la verdadera intención que nos mueve. Si es perfecta, constructiva y armónica con Dios
(mínimamente armónica con nuestra conciencia interior), estaremos dispuestos a cualquier sacrificio para el
logro. Pero si no estamos dispuestos al todo por el todo, es porque la intención es egoísta o de escasa
Voluntad, o no representa nuestro ideal.
La actitud pensada en tal caso, puede no corresponder a nuestro deseo interno (el deseo del Alma según la
orientación evolutiva o involutiva) en un momento dado. Siempre que emitimos un sentimiento, un
pensamiento, una palabra o un acto, estamos generando causas, las que inexorablemente producirán sus
efectos, y los primeros efectos se producirán en nosotros mismos como productores de esas causas.
En la economía o “matemática de la conciencia”, el efecto siempre es doble:
a) Efecto sobre los cuerpos de manifestación, (humanos, vegetales, el mundo todo) por variación vibratoria.
Incluso el propio cuerpo es el primero en resultar afectado análogamente por los sentimientos y pensamientos
que producimos.
b) Efecto "bumerang", por reacción de otras Conciencias, que responden armónicamente a nuestras
actitudes armónicas (generosas, amistosas, comprensivas, etc.), y desarmónicamente a nuestras actitudes
desarmónicas (dañinas, maledicentes, etc.).
Si estudiamos bien una sucesión de causas y efectos, veremos que si el causante emite un acto bueno (de
orientación evolutiva), generará una serie alternada de causaefecto, que concluirá luego de un ciclo de longitud
variable, en un efecto sobre sí mismo, del mismo signo. Si actúa bien, recibe bien; si actúa mal, recibe
indefectiblemente mal. Y mientras más tiempo pase hasta recibir el efecto, más mal o más bendiciones recibirá,
pues hay una inercia acumulativa en los mentalismos. Con esa “usura” especula el demiurgo para tenernos
presos a los mortales. Nos hace promover causas con efectos a "largo plazo", como la violación al instinto
racial, cuyos efectos no son muy visibles hasta pasados muchos años o varias generaciones.
Los aparentes efectos destructivos de una intención constructiva, casi nunca podrán ser conocidos de
antemano por el Hombre común, mientras que un discípulo puede vislumbrar el fenómeno, y el Adepto*
considerará estos factores, dentro de la planificación de su obra (siempre de acuerdo con el Plan de la
Jerarquía de Logos).
[* El Adepto tiene conciencia Krística y está cerca de ascender; el discípulo ya es Hombre Libre y aspira
a ser inmortal. El hombre común aún no sabe que puede hacerse inmortal.]
El manejo de las polaridades (tomando parametralmente como negativo lo destructivo y positivo lo
constructivo) requiere entonces -y como paso fundamental- el sincero análisis de la propia intención, a fin de
dar a la causa una polaridad totalmente positiva. De acuerdo a los conocimientos que hayamos recibido, y que
hayan hallado su reflejo en el Alma, se actuará con mayor o menor inteligencia; pero si el primer paso es
correcto, los efectos serán seguramente, constructivos en el balance, a pesar del sufrimiento causado por la
faltas en la inteligencia aplicada.
La Clave Mágica para generar con exactitud cada vez más Karma Evolutivo o "positivo", es así: “La
Inteligencia, el Poder y el Amor, deben estar en equilibrio, teniendo como parámetro el factor que sintamos más
elevado de entre ellos. Se compensarán las proporciones faltantes mediante la meditación necesaria. Cuando
los tres factores coinciden tenemos la “Santísima Trinidad” Ser - Conciencia - Voluntad, cuyo equilibrio es
Perfección. Ser es Amor, Conciencia es Inteligencia Divina, y Voluntad es Poder de Dios”.
Lo que hagamos con profundo Amor a Dios Absoluto y por lo tanto a Todos los Seres, con toda la inteligencia
posible, y aplicando cuanto poder tengamos, siempre resultará en un beneficio, en un mérito. El mal no es otra
cosa que el desequilibrio. EL karma negativo se produce por la falta de Amor. Ello hace que el Poder y la
Inteligencia Divina sean utilizados para satisfacer un amor pequeño, individualizado (un amor propio o
ególatra). Este es el peor de los males.
También se produce un mal (aunque el menor) cuando el Amor y la Inteligencia no tienen Poder para
manifestarse; y por último, el mal intermedio se produce cuando falta la Inteligencia. Allí el Amor se manifiesta
con Poder, sin el control adecuado, y puede hacer desastres. Por eso es que no basta con la “buena intención”,
pues se genera Karma negativo por estupidez, por ignorancia o por desinteligencia.
Aclaremos ahora el asunto del Dharma, sobre lo que tanto se ha especulado, confundiéndolo muchas veces
con el Karma positivo. En parte es “Karma ya cobrado”, pues es la experiencia acumulada en el Alma.
También el Dharma puede ser Evolutivo (positivo), casi siempre merced a la Esfera de Conciencia de
Transmutación, que permite hacer provechosas las malas experiencias; o puede ser Involutivo (negativo),
cuando la orientación hacia la involución es tal que la conciencia va desapareciendo, o es tantas veces
reiterada la maldad, que "se pudre el alma". El Alma también es Mente, aunque en un grado superior, y si sólo
acumulamos malas experiencias y las aceptamos como realidades totales, el balance termina siendo negativo.
Por eso no hay que resignarse al mal, ni al sufrimiento. Hay que salir del infierno interno como del externo. La
atmósfera natural del Alma es la felicidad, y si aceptamos permanecer en el sufrimiento, la tortura, la
humillación, la pobreza y la ignorancia, caeremos en la locura a la que el demiurgo quiere llevarnos. Nadie
puede decir a otro que le quedan tantas o cuántas encarnaciones, pues un sólo y maravilloso instante de
iluminación, es lo que necesitamos para renegar definitivamente de las falsedades de este mundo extrapolado.
El Karma que cada uno tenga es lo que le impide despertar, pero la Voluntad de Ver, Conocer, Saber y
Actuar conforme a la Verdad, pueden hacer del más esclavo del Demonio, un Hombre Libre para siempre, en el
instante en que decida serlo. Basta una encarnación -la presente- para que el hombre genéticamente completo
(aún con muchos defectos) haga su Ascensión al Kristos, o al menos quede en condiciones de encarnar en el
Paraíso Terrenal.
Toda causa produce inevitablemente un efecto y viceversa, y no es posible que exista un efecto sin causa ni
que una causa no tenga efecto. La causa es acción y el efecto es reacción. A su vez, la reacción es causa de
otro efecto y ese efecto es causa de otro, y así infinitamente. La Voluntad de la Conciencia puede llevar esa
sucesión de causas y efectos en forma evolutiva o involutiva. El Ego productor de causas puede ascender o
descender, según sea la polaridad (constructiva o destructiva) de las causas que promueve.
El Karma no es una "venganza divina" como lo hacen parecer las religiones auspiciadas por los arquetipos
demiúrgicos. El Karma es una Ley Mecánica Perfecta que impide que el causante de destrucción pueda
destruir el Universo, ya que quien genera causas negativas o destructivas, recibe inexorablemente sobre sus
vehículos de manifestación (cuerpo y alma), los efectos del mismo signo.
La Individualidad manifestada (infrahumana, humana o suprahumana) es un Ego (SER, CONCIENCIA Y
VOLUNTAD), y es un centro de influencia en el mundo en que se manifiesta. Genera causas con el
sentimiento, pensamiento, palabra y acto. Tiene Libre Albedrío para generar causas, pero los efectos son
siempre análogos a dichas causas y la clave causal es la INTENCIONALIDAD, no la apariencia material.
Por ejemplo: Un Guerrero defiende su Dignidad o la de los débiles, aunque para ello deba herir o matar. Si su
intencionalidad fundamental es el Amor a la Justicia, y actúa con la Voluntad y la Inteligencia proporcionales,
creará un Karma positivo para sí mismo, lo que le ayudará a su propio Ser a alcanzar la Gloria del siguiente
estado de conciencia. Pero si su intención es de dominio, sojuzgamiento y esclavitud de otros, generará un
Karma negativo compuesto por las vibraciones de odio de él mismo y las de los pensamientos y sentimientos
de todas sus víctimas.
El Humano debe vencer al Karma que él mismo ha generado, y la única manera de hacerlo es elevando su
nivel vibratorio, su comprensión; limpiando sus vehículos (cuerpos mental, emocional y físico), y sobre todo,
evitando continuar con el Pecado Original, que es traer hijos al mundo, a menos que honestamente observe
que se halla apto para procrear hijos con perspectivas genéticas superiores a él mismo (además de las
condiciones adecuadas para criarlos felices y sanos). Para ello, debe asegurarse la misma pureza racial y
sanidad genética de su pareja. Sólo con esa responsabilidad en la mentalidad de toda la humanidad, es que
ella podrá liberarse del Karma de la mortalidad. Desde ya que el Karma individual ejerce, en lo particular, la
suficiente fuerza como para que el individuo que hace lo que le corresponde escape al Karma negativo grupal.
La única forma de escapar del Karma en la superficie externa del Planeta Tierra, es declarándose" en quiebra
financiera espiritual" evitando contraer "deudas" karmáticas negativas, como hijos de la carne imperfecta
cuando se tienen lacras genéticas, sentimientos retorcidos de odio, codicia, etc., que impiden hacer la
Ascensión al Kristos, que es el Cuerpo Virtual de Perfección que cada uno tiene en su genética mental.
Ese "Corpus Cristi" debe ser completado llevando toda la energía componente del cuerpo físico VIVO, del
cuerpo mental VIVO y del cuerpo astral o emocional VIVO, al plano de Equilibrio Vibratorio Perfecto o "Quinto
Cielo", donde se hallan las más elevadas vibraciones de la materia magnética perceptible para los Seres de
esta Burbuja Universal.
El modo de hacer la Ascensión Krística, está dado en este Libro, pero no se puede servir a dos Señores; no
se puede pretender Ascender a Kristos y al mismo tiempo seguir haciendo hijos de la carne. -Quien ya tenga
hijos de la carne, que los ame, les enseñe todo ésto y les ayude con el ejemplo. Podrá hacer igual su
Ascensión. Pero una vez que uno "ha sido llamado", es decir que ha recibido y entendido este
conocimiento, no puede seguir haciendo hijos de la carne, pues ello implicaría seguir generando a
conciencia, seres con defectos genéticos, con enfermedades, con debilidades, formando parte de la gran masa
de víctimas y adoradores consciente o inconscientes del demiurgo. De allí que dice la Doctrina Kristiana: "El
que a la hora de ser llamado, si estuviera célibe se quede célibe, y si casado estuviera que casado se
quede". Ese "...que casado se quede", significa criar a los hijos con máxima conciencia de responsabilidad y
mantener la pareja en una relación mágica para la mutua transmutación. El célibe en realidad puede aún elegir
entre el Camino del Santo, que es ascético, o el Camino del Guerrero, que requiere de una pareja sexual. Pero
convenientemente, sin engendrar hijos, a menos que las condiciones políticas, ambientales y de sanidad
genética aseguren una crianza sin riesgos, a fin de permitir a esos niños formar parte de la masa evolutiva de
la Humanidad.
Las claves esotéricas para evitar generar Karma son: NO ODIAR, NO TEMER, NO DESEAR. Estos tres
actos emocionales son los que originan todos los pensamientos negativos y movilizan al hombre a cometer
todos los errores imaginables. En vez de odiar, se debe amar, y todo debe ser hecho con y por Amor Divino a
todo, aún hacia el circunstancial enemigo. El miedo en cualquiera de sus formas también debe ser eliminado de
la psicología sin contrapolarlo en temerario. El instinto de conservación que alerta del peligro, es útil; pero
ningún miedo lo es. Con los deseos la cosa es más difícil de manejar y no todos deben eliminarse. Dado que el
deseo carnal es el más poderoso, debe dominarse mediante la magia sexual o "tantra yoga", elevándose la
energía libido al plano vibracional Krístico.
No sólo es posible combatir y matar con amor, sino que quien sabe y conoce no puede hacerlo de otro modo,
ni evitarlo cuando es estrictamente necesario. Si una madre desea salvar a su hijo de la esclavitud, deberá usar
seguramente de la violencia; mas no debe hacerlo por odio al esclavista, sino por amor a su hijo, amor a la
justicia y amor a todos los Seres que caerían esclavos si se le permitiera al esclavista salirse con la suya.
Para evitar que estas cosas sean comprendidas y poder someter a los pueblos que le sirven, el demiurgo
Jehová hacía demostraciones tecnológicas desconocidas e incomprensibles para los pueblos primitivos, con lo
que pasaba por ser tenido por un máximo dios. Luego les dio los mandamientos más antinaturales y perversos
de la historia, con los cuales se aseguró la generación de Karma de sus esclavos, manteniéndolos dentro de
sus dominios:
1) “No tendrás otros Dioses delante de mí”, lo que delata que los hay. “No haréis imágenes ni
esculturas” , con lo que se anula la creatividad y la representación artística de valores, monopolizando así el
uso de arquetipos. En esto el catolicismo hace una total contradicción con los mandamientos, pues tiene sus
iglesias llenas de imágenes; una mezcla de arquetipos humilladores, macabros, suplicantes y sangrientos, con
algunos opuestos de Gloria, Poder y Justicia, como San Miguel. La lucha arquetípica es hoy un verdadero
combate en el plano del Alma y las ideas, en el seno de la Iglesia Católica. Afortunadamente el paganismo, que
es auténticamente Kristiano, está ganando terreno y puede salvar a la Iglesia como Escuela de la Doctrina. Aún
pasará mucha agua bajo ese puente hasta que todo sea limpiado.
Siguiendo con los mandamientos: “Castigo la maldad de los padres, en los hijos hasta la tercera y
cuarta generación...” Propicia la maldad para luego "castigarla" mediante la lógica involución genética.
2) “No tomarás en vano el nombre del Señor tu Dios...” (más susceptible y temeroso de la burla que
muchos humanos). Una forma confusa y ambigua de imponer idolatría y temor, en vez de Respeto y Amor.
3) “Acuérdate de santificar el día sábado...”, con lo que se aseguró cuorum semanal. De cada siete días
(siete Leyes Herméticas y un octavo Principio) su pueblo trabaja y vive normalmente seis días. En cambio la
semana que marcaba el ritmo entre vikingos, y ancestros más antiguos aún no era lunar, sino solar; tenía ocho
días. Se vive normalmente siete días y se ocupa el octavo para rendir alabanza o contemplación al Absoluto.
Así lo hacían los romanos hasta mediados del siglo II, en que aún en el Templo de Todos los Dioses se
filosofaba, se oraba con la más plena libertad de culto y se buscaban los puntos en común entre todas las
doctrinas. La regla era rendir culto al dios particular y respetar los dioses de los demás. La única prohibición era
negar a los demás dioses. La mayoría terminaba entendiendo que hay una Jerarquía Cósmica, y que hay un
Absoluto Creador de dioses y de hombres, de animales y vegetales, de mundos y estrellas. Ésto impedía el
monopolio y dominio de Jehová. Por lo tanto le era prioritario destruir la diversidad cultural, las escuelas
filosóficas y el Kristianismo, porque éste resumía en su Doctrina la metafísica común a todas las escuelas,
dando las claves prácticas de la liberación a pueblos y hombres.
4) “Honra a tu padre y a tu madre..”, con lo que se asegura de que su pueblo siga cometiendo siempre los
mismos errores generación tras generación y no haya evolución, pues aquel pueblo no entendía como honra al
acto amoroso de respeto, sino a la ciega obediencia.
5) “No matarás” , lo cual se contradice absolutamente con lo que él mismo ha hecho siempre. Incluso ha
mandado a exterminar a naciones enteras (ver en Antiguo Testamento: Ezequiel Cpts. 38 y 39; Génesis 19;
Éxodo 12:29; Deuter. 20:12 hasta 20:20; Josué, todo el Cap. 6, especialmente el versículo 21, y todo el Cap. 7,
especialmente los versículos 3, 13, 15 y 25, y todo el Cap.8, especialmente los vers:21, 22, 24,
25,(estremecedor),26, 28... (Aquí se ve como siembra el terror, el odio y el deseo más terrible: la codicia).
6) “No fornicarás y no adulterarás”. Pero permitía entre su pueblo la poligamia, el incesto, etc.(Deut. 21:15).
Jamás explicó que fornicar es eyacular el semen, y no el acto sexual en sí. Así todos los pueblos afectados por
ese arquetipo tienen culpa respecto al sexo, en vez de utilizarlo para alcanzar el Amor Mágico. Y cuando se
"liberan de la culpa", en realidad lo que hacen es contrapolarse en orgiástico libertinaje.
7) “No hurtarás” En un pueblo sano, natural, solidario, no existe el robo ni el hurto, ya que no hay miseria y
nada es propio, salvo el cuerpo físico (auténtico Tabernáculo de Dios) y todos los valores espirituales del
individuo. Ese mandamiento pervierte la economía, haciendo sentir que hay cosas materiales exclusivamente
ajenas, con lo que se crea el sentimiento de codicia, es decir, de tener cosas exclusivamente propias. Ese
desequilibrio produce pobreza y miseria a unos, y avaricia a otros, y unos y otros hacen un karma de codicia
que los hace reencarnar en condiciones miserables como explotados, y en condiciones fastuosas como
explotadores, alternativamente.
8) “No levantarás falso testimonio ni mentiras contra tu prójimo” Pero consideraba prójimo a los del
mismo pueblo, porque contra los demás, les aconsejaba toda clase de engaños. Su pueblo ha hecho del
engaño una ciencia y de la calumnia un arte; de la hipocresía, un modo de vida. Un pueblo honrado detesta
naturalmente cualquier forma de mentira.
9) “No codiciarás la mujer de tu prójimo”, (como si la mujer fuese un objeto), pero podía tomar esclavas a
las mujeres de otros pueblos, así como podía usar a su o sus mujer/es para engañar y mezclarse con otros
pueblos, como hicieron Abrahán y muchos otros.
10) “No codiciarás los bienes de tu prójimo...” Este mandamiento sólo podía darse a un pueblo que ya era
necesariamente codicioso. Los necesitaba así para someter a todas las naciones del mundo, pero no debían
usar la codicia contra ellos mismos.
Así es como se aumentó enormemente el Karma negativo de la Humanidad.
El "temor de Dios" (como para no temerle a un dios tirano), el odio hacia los otros pueblos y el deseo de
dominio, sembraron toda la cizaña y el karma necesario para mantener este infierno de civilización, cuyos
engaños e iniquidades están a punto de acabarla.
El temor es una perversión del instinto de conservación. El instinto avisa del peligro y no debe ser anulado;
pero el miedo es una exageración de dicha función, lo que produce una atrofia glandular, mental o nerviosa -
según el caso- que paraliza e impide la defensa. El miedo es lo que el esclavista inculca en el esclavo para
evitar que se rebele. Es el sentimiento inculcado por el Progenitor Ancestral o Demiurgo para que el hombre no
se atreva a pensar y le descubra su condición de falso dios y simple SER HUMANO PRIMIGENIO. Cuando el
hombre realmente lo descubre, lo entiende y se declara "en quiebra financiera" respecto al Karma, empieza a
transitar el camino que lo lleva de vuelta al Paraíso, superando al demiurgo "Geohvá" (Jehová o Yahvé), que
significa "Expulsado de la Tierra".
Pero debe evitarse odiarlo o temerle, porque de odio y miedo él se nutre. Respecto al deseo, éste debe ser
prudentemente polarizado, eliminando de la mente y del astral todo deseo que no esté motivado por auténtico
amor al Dios que mora en el corazón de todos los Seres y las cosas. Ese Amor debe darse a nuestros
semejantes y no semejantes, (no sólo a nuestro prójimo) sin deseos egoístas, pero sí con dignidad y equilibrio.
Hay que recordar el mandamiento Kristiano: "Ama aún hasta a vuestro enemigo..." Hay que tener en cuenta
que las bajas pasiones del deseo no controlado por la inteligencia, arrastran al hombre a procrear sin mesura, a
someter a otros y a cometer injusticias de toda clase. Es imposible eliminar el deseo totalmente, porque es la
expresión de la Voluntad del Ser en el mundo en que se manifiesta, pero debe estar guiado por la Conciencia,
que es Inteligencia Divina.
Un comentario importante: Quien comprende el funcionamiento de esta Ley y la actividad de la Inteligencia,
entenderá definitivamente que la astrología y todas las formas de adivinación del futuro mediante cualquier
sistema o forma de "mancia", son los más grandes engaños que pesan sobre la humanidad, sumiéndola en la
ignorancia. Se pueden predecir algunos hechos futuros mediante el conocimiento normal o paranormal de las
causas, pero no hay un destino inevitable. El futuro no existe, sino que lo hacemos con nuestros sentimientos,
pensamientos, palabras y actos.
Cuando el hombre ha eliminado todos los miedos; cuando ya no puede sentir odio en ninguna de sus
variantes (celos, envidia, maldad, rencor); y cuando finalmente ha logrado controlar sus deseos
inteligentemente, su Karma ha comenzado a revertirse y se halla cada vez más libre de cualquier influencia
externa. Tal hombre se hace forjador consciente de su mejor destino y se aleja del abismo involutivo para
acercarse a la Gloria de la Verdadera CREACIÓN DIVINA.
7b) POLARIDAD: “Todo está dividido en pares de opuestos y toda cosa posee su contraparte; todo
tiene una orientación virtual doble, que se inclina a lo positivo o a lo negativo. Toda la Naturaleza es
dual.”
En toda la naturaleza se ve la existencia de los pares de opuestos, y todo es cuestión de grado. Aún los
Principios Absolutos de los cuales emanan estas leyes, pueden manifestarse positiva o negativamente.
Nadie puede decir que hay un calor absoluto, o un frío absoluto, aunque el frío sideral es ausencia de calor
en el plano de la energía-materia. Puede hablarse de un "bien absoluto", que es la Perfección Divina de estas
Leyes y Principios, pero en el mundo manifestado el bien y el mal sólo pueden determinarse por la
intencionalidad de la conciencia actuante, y del equilibrio en la aplicación de sus atributos (AMOR,
INTELIGENCIA y PODER), al momento de generar una causa. Podemos resumir en que, salvo los Principios
Divinos, todo lo que existe en el Universo es relativo; todo puede ser medido, valorado en una escala infinita
que es negativa hacia un lado y positiva hacia el otro, desde el punto en que se encuentre una conciencia. Un
cuerpo físico está sujeto a un tramo de la escala de temperaturas -por ejemplo-, pero al margen de la
necesidad particular de cada individuo, la escala continúa negativamente para un lado y positivamente para el
otro. A la vez, uno de los extremos "pertenece a lo Absoluto relativamente" y el otro "pertenece absolutamente
a lo relativo". Por ejemplo: El frío es la ausencia de calor. El frío es relativamente absoluto, pues si no hay calor,
el frío reina absolutamente. Pero el calor es absolutamente relativo, pues puede tener una graduación
infinitesimal y aumentar indefinidamente. Pero puede no existir en un punto determinado. El frío no puede dejar
de existir, aunque en infinitos puntos del Universo haya calor. Todo, en lo profundo o en lo evidente, está
constituido de modo dual. La Conciencia debe elevarse sobre esa dualidad para observarla y manejarla,
porque mientras no lo hace es arrastrada hacia la involución o mantenida en cierto estancamiento que le hace
sufrir. Trascender la dualidad no significa que ésta deje de existir, pero ya no afectará a la Conciencia, sino que
ésta usará de la Ley de Polaridad para su propia evolución, y para ayudar a otros a evolucionar, por imperativo
de su Amor.
7c) GENERACIÓN: “Todo en la naturaleza está dividido en un aspecto femenino y otro masculino, y
ambos aspectos interactúan para producir la manifestación de toda la Creación. Pero cada individuo se
hallará manifestado en absoluta representación de un género; siendo masculino aunque tenga
subyacente lo femenino, o viceversa. Si ambos elementos se equilibran en la manifestación, no es
posible reproducir dicha manifestación ni hacer que la misma ascienda al plano de existencia
inmediatamente superior. El masculino responde parametralmente al positivo (entrega) y el femenino al
negativo (recepción).”
En las plantas hermafroditas hay dos seres diferentes en un mismo cuerpo, pero en los homosexuales del
reino animal y del humano, hay un sólo ser degenerado (puede ser psicológico o biológico -hormonal-, o ambas
cosas) donde se han confundidos los dos aspectos, poniéndolos en conflicto, no sabiendo cuál de ambos
manifestar. Ello impide la Ascensión mientras el individuo no establece correctamente su género. Para
Ascender el Varón debe ser “Macho Absoluto”, y la Mujer “Hembra Absoluta”. Ambos formarán un Ser
Andrógino Primordial de Excelsa Felicidad en el Plano Existencial del Logos, pero luego de pasar por otros
Reinos suprahumanos, pues aún el Reino Krístico se divide en Machos y Hembras de Excelsa Perfección. Pero
el humano debe llegar a ese estado sin preocuparse ni especular con las "almas gemelas", porque ello forma
parte de un Reino al que el Hombre apenas puede vislumbrar con su inteligencia actual. Primeramente debe
convertirse en hombre verdadero, o sea "genéticamente inmortal". Posteriormente debe alcanzar el Plano o
Reino Krístico; y sabemos que existen aún uno o dos Reinos, antes de alcanzar el Reino de los Logos
Inefables.
La continua recreación del Cosmos (ver Ley de Espontaneidad o Recreación), se debe herméticamente a la
interacción de estos dos factores (masculino y femenino) que se unen y desunen rítmicamente para transmutar
energías y generar una nueva manifestación, que siempre tendrá una calidad igual o inferior en una economía
demiúrgica; o un individuo igual o mejor en una economía natural.
Otra función del género, es la mutua elevación vibracional de los individuos de géneros opuestos. Cada
individuo posee en si mismo ambos aspectos (masculino y femenino), pero uno de ellos tendrá predominio, de
modo que la relación en una pareja funcionará por afinidad, (ya que ambos tienen los dos aspectos), por
oposición de polaridades y por complementación en diversos aspectos psicológicos, vibracionales, etc..
El Ser Humano tiene un destino más o menos inmediato, que es el Reino Krístico. Ello implica la eliminación,
en su conciencia objetiva, del factor genérico más débil, convirtiéndose en Macho Absoluto o Hembra Absoluta.
Esto no significa que la manifestación del varón carezca de atributos femeninos como la delicadeza, la
suavidad en la relación material, y la ternura y sensibilidad en lo afectivo y espiritual. Lo que sucede es que
estos factores serán parte automática en la manifestación, pero su poder será absolutamente masculino;
mientras que la mujer conservará aspectos masculinos como objetividad, tenacidad, creatividad, etc.. El Macho
Absoluto y la Hembra Absoluta expresan de modo perfecto las Esferas de Conciencia, bajo la forma
correspondiente a su género. Ninguno de los dos posee las emociones pasionales del Homo mortalis, sino
sentimientos refinados que causan mutua felicidad en grados que el Lector apenas puede vislumbrar mientras
no haya hecho su depuración psicológica.
La actividad demiúrgica ha sido realizada sobre esta civilización, mediante la descentración del camino
individual de las almas, confundiéndolas por manipuleo genético al principio y con otras técnicas después,
encarnando almas masculinas en cuerpos feminoides y viceversa. Esta confusión llevada al extremo, pone al
individuo humano en estado andrógino, lo cual está fuera del diseño creacional de este Universo, y detiene
completamente sus procesos evolutivos, convirtiéndolo en una conciencia neutralizada, que seguramente
deberá afrontar desastres karmáticos para sí mismo. Podrá encarnar en hermafrodita (bisexual biológico, con
ambos aparatos sexuales), como ya ocurrió al final de algunos ciclos del combate, en que casi constituyeron
una raza -que lógicamente se exterminó rápidamente- imposibilitada de mantener un orden evolutivo acorde a
las Leyes Naturales y a los diseños de los Logos Creadores. Tales son las causas y efectos herméticos de los
vicios que llevan a la homosexualidad de este tiempo. Ello no libera al homosexual de la responsabilidad que
tiene sobre sí mismo, pues se hace cómplice del demiurgo cuando en vez de buscar respuestas y soluciones,
se "asume", justificando su estado y aceptándolo como si fuese virtud, cuando internamente sabe que no lo es.
La homosexualidad -que en sucesivas encarnaciones produce androginismo- como todas las deficiencias por
fallas en el aspecto Género, puede revertirse por obra del conocimiento, la meditación, la gimnasia rúnica y el
Tantra. Para los bisexuales biológicos la re-evolución será un poco más difícil que para una persona
sexualmente normal, pero generalmente esa experiencia les da, paradójica y obligadamente, gran sensibilidad
hacia lo espiritual, de modo que deberán meditar profundamente para definirse en un sexo y retomar la senda
evolutiva. La cirugía puede ayudarles muy bien, pero ellos deben analizar profundamente qué sienten. El Alma
generalmente tiene definido un sexo, es decir que el Cuerpo Krístico es Varón o Hembra definidamente.
Los bisexuales biológicos han llegado a ese extremo por propio karma, pero a la vez por causa del sistema
demiúrgico imperante, y por lo general son personas excelentes que la sociedad debe comprender y respetar,
del mismo modo que debe aprender a respetar a las personas disminuidas racialmente, a la vez que ellas
deben asumir (no resignadamente) su condición mestiza, y luchar contra sus defectos psicológicos y
biológicos.
El siguiente paso involutivo para quienes se dejan arrastrar por los defectos sin luchar contra ellos, es la
animalidad antropomórfica, tal como pasó a los últimos habitantes de los períodos munita, lemur y atlante, que
son las actuales razas de simios. En todos los períodos (ciclos del combate demiúrgico), existieron remanentes
de hombres que fueron quedando en diversos grados de involución con estructuras genéticas más o menos
estabilizadas, pero casi todos ellos sin posibilidad alguna de remontar el abismo por sus propios medios,
principalmente porque sus caracteres reproductivos no han menguado; el factor de generación ha seguido
trabajando, pero la Selección Natural ha tenido cada vez menos margen de acción.
7d) VIBRACIÓN: “Todo es vibración. Todo está compuesto de Espíritu vibrando en una determinada
frecuencia y con características particulares, pero nada perceptible existe estáticamente. La vibración
tiene tres características que son: ORDEN: Que es el tiempo, con relación a un espacio determinado, en
que oscila electrónicamente una materia (Ciclos por segundo, longitud de onda, etc.). CALIDAD: Que es
la armonía y estabilidad de esa materia según el medio en que se encuentra; y ORIENTACIÓN: la que
puede ser descendente o ascendente. Es descendente cuando tiende a ser más lenta, produciendo
densificación, y ascendente cuando tiende a ser más rápida, produciendo sutilización.”
No existe cosa alguna que no sea vibración en sí misma. Las manifestaciones de la energía (sonido, luz,
etc.), son vibración. El Verbo Creador es el sonido capaz de modificar la materia porque va acompañada de
Voluntad. Es la vibración de la Voluntad modificando las vibraciones mentales, o dándoles fuerza o ritmo, o
dirección, o todo junto. En este universo espacio-temporal perceptible, el tacto inicia la tabla para el Ser
humano con una vibración por segundo o poco menos; mientras que el máximo perceptible para el humano,
está cerca de los cinco trillones de ciclos por segundo, -que corresponde a los impulsos del alma-. El ser con
Conciencia Krística percibe vibraciones de más de miles de quintillones de ciclos por segundo; y más allá ni las
cifras ni las relaciones espacio-temporales son útiles por ahora al conocimiento humano.
La vibración como sonido produce en el éter un color acorde. Con ello se puede trabajar en muchos
aspectos, pero la orientación de la intencionalidad define la densificación o la sutilización de las cosas. La baja
vibración que permite la existencia del Reino Mineral no es "mala". Lo malo es que el ser conciente baje su
nivel vibratorio en vez de subirlo. No existen vibraciones definitivamente malas, sino que cuando entorpecen
una función, es relativamente malo el efecto. Una vibración baja puede ser elevada por la conciencia
(Ascensión), así como una alta puede ser bajada (precipitación).
Uno de los aspectos más importantes de la naturaleza, relacionados a la Ley de Vibración, es la existencia
del ÁSKASIS o AKASHA: Es la estructura efectual del Universo en el Plano Mental, que permite un registro, un
orden, y la manifestación de la Inteligencia Divina. Akasha significa "Memoria Universal". Todo cuerpo que
existe en el espacio está compuesto por materia, y ésta irradia permanentemente pequeñísimas cantidades de
energía muy sutil, que se transforma en una sucesión infinita de campos vibratorios cada vez más tenues, que
corresponden a frecuencias vibratorias cada vez más altas. En esos campos vibratorios magnéticos y
ultramagnéticos, queda codificada toda la historia de ese cuerpo y su interrelación con el entorno. Algo así
como la banda magnética de un video-cassette.
La magnetósfera (campo magnético de un planeta), contiene toda la historia de ese mundo, desde su
principio como cuerpo en el espacio. Como no existe una videocasetera dónde insertar el planeta y decodificar
la "película" de su historia, se puede hacer mediante una antena cabezal, que captura las vibraciones y las
decodifica presentándolas en una pantalla, según las coordenadas espacio-temporales que se dieran, basadas
en ciertas medidas vibratorias y la localización axial de su origen. Este aparato es "El Libro de la Vida" que
menciona La Biblia, en el que Jehová pudo inscribir su locura de dominio, y en el que otros dioses inscribieron
los arquetipos rúnicos arios, los del Tao y las letras sánscritas que permiten la liberación del Hombre mortal.
También puede hacerse una lectura vibrométrica de objetos, y ellos nos contarían la historia por partes o
totalmente. Ya se han hecho algunas realizaciones, como el "Proyecto Akasha", el cual se ha mantenido en
extremo secreto para ocultar lo que se descubrió. Puede el mundo imaginarse las repercusiones políticas,
religiosas, económicas y sociales del asunto. Ver en una pantalla la filmación de los acontecimientos pasados,
revelaría hasta el más recóndito "fato" político. Veríamos lo que sucedió unas horas atrás en cualquier parte del
mundo. Los objetos en presencia de un crimen servirían de testigos irrefutables. Los conocimientos de
civilizaciones antiguas, como las que hacían "vimanas" para volar, y carros de fuego como los de los "dioses"
orientales, mayas, aztecas, etc., la divulgación masiva de la Verdadera Historia causará la caída de las
religiones adulteradas y sacudirá todas las estructuras viciosas de la actual civilización.
En el año 1975, un equipo científico internacional, inició un proyecto para filmar la vida de Jesús
askásicamente, pero como es lógico, el Vaticano (Junto con otros organismos de la Sinarquía) se apoderó del
asunto inmediatamente, para ocultarlo a rajatabla. Sin embargo, la persona desarrollada, en proceso de
recuperación de su real condición de Dios viviente, tiene incorporadas todas la capacidades imaginables en el
cerebro y la mente, pudiendo leer en el "Libro de la Vida" como se llama al Áskasis Planetario, mejor que con el
más sofisticado aparato. Tal individuo podrá conocer con imagen y sonido, todos los sucesos ocurridos en el
mundo. Es lógico que el desequilibrio emocional impide tal desarrollo; o lo distorsiona, produciendo demencia
en algunos casos. Buda, Jesús, Mahoma y otros Grandes Maestros podían profetizar porque conocían
totalmente el pasado, y por lo tanto conocían los planes del demiurgo, sus anteriores modus operandi, de modo
que podían deducir algunos hechos futuros.
Ocurre que la mente humana es Akasha, exactamente igual que el Akasha del mundo. Es materia de la
misma calidad y análogo nivel vibratorio. En cambio el Alma humana es de la misma materia, pero llevada a
una vibración muchísimo más alta, y se llama "Manas". Quien coloca su conciencia de Yo en el plano de
Manas, recuerda sus anteriores encarnaciones, porque lee la memoria del Huevo Aurico, su propia Alma
Inmortal. Y si coloca su conciencia en tal estado que pueda contactar la memoria Manas del Mundo, alcanza la
Sabiduría Eterna, porque puede sentir el Amor Supremo del Logos del Mundo. Tan increíble y complejo que
resulta para el hombre moderno "civilizado", y tan sencillo y elemental que resultaba para los pueblos nórdicos,
para los aborígenes americanos y para los Negros wuatusis. También los Amarillos desarrollaron la geomancia,
gracias a su profundo amor a la tierra, a la que siempre consideraron un organismo viviente. Los únicos
pueblos con éste conocimiento en América son algunos Mongulas que evitan absolutamente el contacto con la
civilización que les amenaza y les cree "sin intelecto" porque no usan aparatos.
7e) RITMO: “ Toda cosa, fenómeno o efecto tiene su flujo y reflujo, su ascenso y descenso, un ir y un
venir, un movimiento oscilante, una alternancia constante entre los factores de la polaridad y el género,
así como una oscilación entre las causas y los efectos, habiendo una manifestación y una no
manifestación periódica. Todo tiene una variación bajo ciclos que pueden ser percibidos y anticipados.
Sólo la Conciencia Divina puede colocarse por sobre esta Ley, luego de superar en si misma la
dualidad de lo positivo y lo negativo”.
Se entiende como Conciencia Divina, una Conciencia que puede ser humana, a condición de que esté
orientada hacia lo superior, ocupando su aspecto Voluntad en elevar la vibración de sus vehículos.
Respecto a la Ley en sí, el Ritmo puede verse en todas las cosas: la marea, los vientos, las estaciones, el día
y la noche, etc.. Un Ser Humano no puede evitar que existan estos ritmos, pero puede ponerse sobre sus
efectos mediante su Inteligencia y su Voluntad. Pero en lo que respecta a sus propios vehículos de
manifestación en el mundo -que son sus cuerpos físico, mental y emocional- él puede ponerlos por sobre sus
propios ritmos en la medida que la vibración sea inteligentemente aumentada. La vibración se aumenta al
pensar con amor en vez de odio; con dignidad en vez de sumisión; con alegría en vez de tristeza; con
generosidad en vez de egoísmo.
El inicio de un ritmo se llama "momentum" y éste tiene las características que determinarán una "inercia
rítmica", siendo necesaria una voluntad tan poderosa como la que produjo el ritmo, para invertir su polaridad,
para modificarlo o para detenerlo (detenerlo definitivamente implica la muerte de la manifestación). El latido
cardíaco es un momentum biológico. En el inicio de una idea, la intencionalidad define buena parte del
momentum, el cual es generado materialmente con el primer movimiento físico.
Cuando una persona observa que sus períodos son de bonanza y de sufrimiento alternados, debe darse
cuenta que si eleva la vibración de sus pensamientos, y elimina las emociones inferiores para colocar en su
lugar sentimientos verdaderos (Esferas de Conciencia), se pondrá por encima de los ritmos. Los sucesos no le
afectarán tanto y él mismo terminará produciendo ritmos mejores para sí y para su entorno.
En el orden Cósmico, cada Plano Universal o Dimensión tiene un ritmo de expansión y concentración que
varía según la cantidad de materia que lo constituye. Dado que un mismo Plano Universal está constituido por
átomos de dimensiones no muy diferentes, los ritmos de los conjuntos de cuerpos siderales (Galaxias,
Cúmulos y Supercúmulos) son aproximadamente proporcionales. Un conjunto de Supercúmulos Galácticos
está nucleado por un "Atractor", que es el centro de una parte muy pequeña de un Plano Universal. Llámese a
esta "parte" Globo Galáctico (constituido por unos cuantos trillones de Galaxias). Cada Globo Galáctico se
expande y se contrae con arreglo a la misma actividad de los demás Globos. Nuestro Globo tiene ciclos de
unos cuatro billones de años (entre un Big-Bang y otro), pero el Plano Universal en sí, posee ciclos que
exceden el manejo numérico de la mente humana, porque allí, tenemos que calcular la relación entre la
concentración y expansión de la materia de todos los Globos Galácticos, la cantidad de ciclos que pueden
repetirse en cada uno, y la cantidad de Globos Galácticos que conforman este Plano. Y así apenas tendríamos
algún vislumbre de la duración del ciclo de este Plano Universal. A esta abismal grandiosidad hay que agregar
la relación entre las diferentes dimensiones atómicas, infra-atómicas, y extraglobulares para tener una noción
de lo que es un Universo en Particular.
Si tiene alguna utilidad para nosotros sondear esos abismos, es puramente espiritual, ya que ello nos permite
comprender -o infinitesimalmente vislumbrar- la Inmensidad de Dios Absoluto y comprender que todo dios que
pueda individualizarse, no lo es mucho más que nosotros mismos. Aquellos dioses que han ayudado a los
hombres mortales tantas veces (enemigos todos del demiurgo), lo han hecho para que sigamos, como ellos, el
camino de la Evolución. Porque en nuestro infinitesimal punto de existencia, -tan infinitesimal como la más
excelsa individualidad imaginable- somos Herederos de la Perfección del Absoluto. Podemos conocer los
Principios que rigen el Infinito porque rigen nuestra propia Vida y todos los aspectos de nuestra existencia.
Esos Principios Eternos son nuestra propia esencia. Si buscamos comprender y atenernos a las Leyes de la
Creación, nuestros ritmos Álmicos, mentales y psíquicos serán elevados por efecto de la elevación vibracional.
Y sólo ello puede producir infinita felicidad, aunque vuestro intelecto no lo entienda al principio. La práctica de
la Doctrina y la meditación hacen que el intelecto -tarde o temprano y sin apuros- entienda estas cosas y las
aproveche con la mayor satisfacción posible (Ver Lámina siguiente).
7f) MENTALISMO: “Todo lo que existe es mental antes de ser manifestado. Todo es primeramente, una
idea”.
La Creación Universal es un eterno pensamiento en la mente del Absoluto (pero no una "ilusión") Es el
Pensamiento Perfecto. Todo lo que existe en dicha Creación por voluntad de una Individualidad (infrahumana,
humana o suprahumana), es primero una idea. Cada Individualidad es Co-Creadora con el Absoluto,
participando de Su Mente Universal, según use sus atributos (Amor, Inteligencia y Poder).
No es posible que exista algo que no haya sido primeramente imaginado, visualizado por una mente
individual, así como no es posible la existencia del Universo sin un Creador Absoluto.
Los Principios Metafísicos, Leyes Herméticas, y sus derivados -Leyes biológicas, matemáticas, físicas,
Alquímicas y químicas- son Creación Universal del Absoluto, pero las formas de vida de cada Burbuja Cósmica
y de cada Plano Universal, son creaciones de los Logos Planetarios, Solares, Galácticos, etc..
En un plano muy mundano, digamos que el hombre no puede hacer un mueble, una casa, un vestido, ni cosa
alguna si primero no la imagina. En su campo de acción mental, el hombre crea, pero no puede crear las
Leyes aquí expuestas. Puede intentar violarlas y jugar con la genética para hacer otros hombres que
inevitablemente serán inferiores a él. Puede modificar sobre lo hecho y si es armónico con el Logos creará
cosas magníficas; pero no puede crear una nueva especie de seres sin cometer errores que el Logos
Planetario debe arreglar después. Puede el hombre manejar el átomo y se destruirá a sí mismo si su intención
es destruirlo; pero no puede inventar ni modificar las Leyes de la Genética ni las Leyes Físicas, que dependen
de las Leyes Herméticas de los Principios Vida y Amor respectivamente.
Aún el Logos Planetario no es creador de dichas Leyes, sino que las aplica para crear, irradiando
magnéticamente los Principios Activos de la Voluntad Divina, que son las llamadas LLAMAS METAFÍSICAS,
que son OCHO y se corresponden con los Principios, a saber:
PRINCIPIO AMOR >>>>>>>>>>>>>>> LLAMA ROSADA O ROJA
PRINCIPIO INTELIGENCIA >>>>>>>> LLAMA AMARILLA O DORADA
PRINCIPIO PRINCIPIO >>>>>>>>>>> LLAMA AZUL
PRINCIPIO VERDAD >>>>>>>>>>>>>> LLAMA BLANCA
PRINCIPIO VIDA >>>>>>>>>>>>>>>> LLAMA VERDE
PRINCIPIO ESPÍRITU >>>>>>>>>>>>> LLAMA ANARANJADA O COBRIZA
PRINCIPIO UNIDAD >>>>>>>>>>>>>>> LLAMA VIOLETA
PRINCIPIO ETERNIDAD >>>>>>>>>>> LLAMA NEGRA O INCOLORA
Cada Llama es un impulso de la Voluntad del Ser, que se manifiesta en su esfera mental superior o Manas,
formando las denominadas "Esferas de Conciencia del Alma", y éstas son:
LLAMA BLANCA >>>>>>>>>>> VERDAD, PUREZA, EQUILIBRIO Y PERFECCIÓN
LLAMA AMARILLA >>>>>>>>> CONCIENCIA, INTELIGENCIA Y SABIDURÍA
LLAMA ANARANJADA >>>>>>> SUMINISTRO, RIQUEZA Y ABUNDANCIA
LLAMA ROJA >>>>>>>>>>> AMOR Y LEALTAD
LLAMA VIOLETA >>>>>>>>>> TRANSMUTACIÓN Y PERDÓN
LLAMA VERDE >>>>>>>>>>>> VIDA Y SALUD
LLAMA AZUL >>>>>>>>>>>>> PODER, DIGNIDAD Y LIBERTAD
LLAMA NEGRA >>>>>>>>>>>> INMORTALIDAD
Cada Alma tiene en sí misma todos los atributos de la Mente Divina, y por la aplicación de estos Principios
Activos puede liberarse de la triste condición de esclavo del demiurgo, y alcanzar así la inmortalidad que le
corresponde por Herencia Divina. Mas no es posible compatibilizar el Poder Divino con la debilidad, la
inmortalidad con la resignación a enfermarse o con el miedo a la muerte; no es posible creer en un Dios
bondadoso y amoroso que imponga a sus hijos sufrimiento, humillación, esclavitud y temor... Si enfermamos y
morimos no es por culpa del Dios Creador del Universo, sino por causa de ese Hombre malvado impostor que
da mandamientos perversos y hace que sus criaturas le supliquen, le teman y le adoren servilmente.
La aplicación de estas Llamas consiste en la meditación profunda en cada una de estas Esferas de
Conciencia, y la visualización de los colores correspondientes en la más bella expresión posible, para tomar
conciencia de que cada humano contiene en sí mismo todos los Atributos Divinos, pero que deben aflorar en
perfecto equilibrio y con la polaridad correcta POR ESFUERZO DE CADA UNO Y SIN ESPERAR DE UN DIOS
EXTERNO, PUESTO QUE CADA SER HUMANO ES UNA PARTÍCULA DE DIOS DORMIDA, QUE DEBE
DESPERTAR. Como se ha dicho anteriormente, no debe intentarse ésto sin primeramente eliminar los Yoes
psicológicos o "defectos de la personalidad".
Cada Individuo está hecho "a su imagen y semejanza", pero imagen y semejanza se pierden en la
contrapolación de la conciencia. No puede parecerse a Dios ni llegar a El una persona que en vez de Verdad,
Pureza, Equilibrio y Perfección, vive en la mentira, la suciedad (interna o externa), el desequilibrio (de cualquier
tipo) y se excuse con un “...y bueno..., nadie es perfecto”. No puede acercarse a Dios quien en vez de
Inteligencia y Sabiduría obre con estupidez y por impulso inconsciente, cuando hasta los animales suelen hacer
demostraciones de "sentido común".
No puede ir hacia Dios quien acepte la pobreza y no luche con toda su fuerza para alcanzar la seguridad y
libertad material, así como no puede acercarse a Dios el que vive en la opulencia a costas de la pobreza ajena,
o en la codicia y la avaricia. Los "pobres de Espíritu" no son ni serán bienaventurados -aunque lo digan así las
Biblias adulteradas- sino que pasarán toda clase de desgracias viviendo en el mismísimo infierno que se
fabrican mentalmente. Y lo tendrán merecido por confiar más en las adulteradas escrituras de los hombres, que
en su propio sentido común y en la Conciencia Divina que cada uno tiene.
No va hacia Dios quien en vez de actuar por Amor es movido por el odio, ni quien en vez de transmutar y
perdonar cristaliza rencores que "pudren su corazón" (destruyen su propio sistema mental). No es posible
alcanzar la Conciencia Divina cuando se acepta la enfermedad como una bendición y la muerte como una
necesidad. Si bien no hay que temer a la muerte ni apegarse a la vida física, debemos aprender, meditar y
hacer lo que corresponda mentalizándonos para alcanzar la Vida Eterna.
Tampoco va hacia Dios quien acepta con resignación la debilidad y se excusa en ella para no hacer lo que
debe, siendo que la Conciencia, que es Inteligencia Divina, está compuesta también por Voluntad, que es
Poder Divino. La falta de equilibrio en estos elementos constituyentes del Ego (que es reflejo del Yo Divino)
genera todo mal. La falta de Voluntad se debe a la indolencia, a la comodidad, a la desidia. Y permanecer en
la esclavitud es el Karma del indolente. Por su indolencia, su miedo y su aceptación de tales condiciones, se
hace cómplice del demiurgo. EL ESCLAVO ES SIEMPRE CÓMPLICE DEL ESCLAVISTA.
No es posible llegar a Dios sin alcanzar el concepto mental de Eternidad. Cuando el Ser lo medita lo
suficiente y la mente lo entiende, se da cuenta que el Yo Divino es inmortal, eterno, y que es UNO MISMO.
Pero debe aceptarlo así y obrar en consecuencia, sin miedo a dios alguno, ni al diablo ni a nadie. Dios no
quiere vuestro miedo porque El es Absoluto y Perfecto; el demiurgo sí quiere vuestro miedo porque es así
como os somete. Así es que el miedo es una de las más grandes debilidades. Es opuesto a la Voluntad, al
Poder y a la Libertad. Además "se teme lo que se odia y se odia lo que se teme". El Dios Absoluto, del cual
cada Yo Divino Individual somos un reflejo, merece un profundo RESPETO, que es Amor y Veneración, pero
de ningún modo temor y servilidad. Y ese Respeto se practica dándolo hacia todos los Seres y cosas,
reconociendo la Divinidad hasta en el enemigo, aunque deba combatirse su manifestación si es demiúrgica.
Por ello cuando Jesús decía "Amad aún hasta a vuestro enemigo", no decía que no se lo debía tener como
enemigo, ni que no se lo combatiera, sino que hay que amarlo, puesto que también por la liberación de él
mismo se lucha.
El Hombre debe manejar correctamente estos conocimientos para poder así generar mentalismos adecuados
a su necesidad actual y retornar al estado de Conciencia Divina; pero debe estar preparado para empuñar una
espada, en vez de juntar las manos en actitud suplicante. La súplica es humillante y la promueve el esclavista.
Las manos juntas como para dejarse poner grillos o cadenas, son un arquetipo de rendición y sometimiento; de
esclavitud ante un dios malvado. El Verdadero Dios sólo acepta de sus Hijos el Respeto y el Amor. La
misericordia cabe para la Individualidad, que se identifica compasivamente con la miseria del otro. Pero un
sentimiento más elevado aún, es la Magnanimidad. El Dios Verdadero, el Absoluto, no es humillador ni sádico.
Es amoroso y magnánimo; así que no quiere hijos humillados y esclavos, sino Dignos, Libres, Soberbios
(pero no tontamente vanidosos, no con soberbia psicológica). Vosotros, Padres carnales, ¿Permitiríais que
vuestros hijos se humillen ante vosotros y os teman?, ¿Gustaríais de que ellos os supliquen sufrientemente
antes de darles de comer?, ¿Les haríais crucificar para permitirles llegar a adultos?.
Saber que TODO ES MENTAL antes de ser en la materia, y que todo tiene motivación emocional -que es
Voluntad mental- es fundamental para escapar de la influencia demiúrgica, contraponiendo los arquetipos
(moldes mentales) adecuados. Las Gimnasias Rúnicas, el Conocimiento y las Llamas Metafísicas, La Magia
Sexual Kristiana y el sentido común, son las armas para destruir todos los mentalismos que cada uno ha
creado respondiendo a arquetipos macabros de dominio y esclavitud en ésta y anteriores encarnaciones.
Si os mentalizáis suplicantes, temerosos y culpables, seréis cada vez más indignos, cobardes, y pobres; si os
mentalizáis ricos, dignos, bondadosos, libres, valientes y generosos; vendrá a vosotros toda esa bendición
natural. Si os mentalizáis inmortales, gloriosos, dignos hijos de un Dios de Perfección, y obráis como tales,
alcanzaréis la Vida Eterna aunque muera vuestro actual cuerpo. Ya os lo dijo el Gran Guerrero Esenio:
"LLamad y se os abrirá, pedir y se os dará". La actitud de pedir dignamente, provee, pero la actitud suplicante
es para la Ley de Mentalismo como decirle a Dios: "Consideradme indigno", y el indigno no es merecedor.
Recordad: Vuestros sentimientos y pensamientos, palabras y actos determinan vuestra vida presente y
futura. En la medida que los dominéis y purifiquéis, vuestra vida mortal y mundana cambiará y se orientará
hacia la Vida Eterna. No es necesario ni conveniente ponerse plazos, pero no hay que mentalizar que ello "está
demasiado lejos de mí". Pues aunque el cambio de orientación implicará algunos sufrimientos y esfuerzos
grandes, como cuando uno es arrastrado por un río hacia la mortal catarata, el esfuerzo hará la diferencia entre
evolución o involución. Quien se deje arrastrar, tarde o temprano sufrirá más que el que se esfuerce por
remontar el río de la vida hacia Dios.
No veáis tan lejana la playa de la Perfección del Océano Divino, que la Felicidad verdadera está cerca para el
que decide orientarse hacia lo espiritual. No es necesario ni conveniente hacerse el místico, y mucho menos
fanatizarse. Iniciar la depuración psicológica con valentía y determinación -que como ya dijimos es mucho más
importante que entender la Mecánica Universal- es el paso más importante. Cuando releáis esta Tábula con
menos carga emocional, la confusión emergente de la primera lectura irá desapareciendo, y el intelecto hará su
maravilloso trabajo con menos esfuerzo. El Mentalismo de cada uno funciona determinando nuestras propias
vidas mucho más que todas las influencias externas, de modo que si vamos armonizándonos emocionalmente
con la Naturaleza Divina, las mismas fuerzas universales que antes nos obstaculizaban y confundían, serán
nuestras invencibles aliadas; y será cada vez más fácil entenderlas y aplicarlas.
7g) CORRESPONDENCIA: “Así como es arriba, es abajo, así como es a lo grande, es a lo pequeño”.
Si observáis un átomo, veréis un conjunto de partículas semejante a un enjambre de galaxias (el electrón),
girando alrededor de un Cúmulo galáctico de proporciones perfectamente comparables. Enormes distancias
proporcionales existen entre las partículas de un átomo, y entre las partículas que componen dichas partículas.
Proporciones que son idénticas a las que tienen los soles respecto a sus planetas y entre sí. Las mismas
formas, tamaños y tipos veréis en los "planetas, astros, estrellas, galaxias, cúmulos galácticos, etc." que en los
"cuarks, subcuantas, cuantas, electrones, protones, átomos y moléculas".
Las Jerarquías de la naturaleza también existen en todas las dimensiones, pero para comprender ésto es
menester salirse totalmente de los limitadísimos conceptos de esta civilización.
La Eternidad es hacia lo grande como hacia lo pequeño, y los Principios y Leyes rigen infinitamente, de modo
que hay una perfecta correspondencia entre lo infinitamente grande y lo infinitamente pequeño. Los átomos
están compuestos por cuerpos siderales que conforman un Universo Dimensional inmediatamente por debajo
del nuestro, pero el nuestro es un Universo Atómico de otro Universo. Nuestro planeta es un subcuanta de un
cuanta, de un electrón, de una molécula de otro Universo quintillones de veces más grande... pero la
Conciencia de un Ser de aquí, del de "arriba" (extragaláctico) o del de "abajo" (atómico), es exactamente igual
porque es SER, CONCIENCIA y VOLUNTAD, y puede decir "YO SOY".
Los atributos del YO DIVINO, como los de su reflejo actuante en el mundo mental de las formas (el Ego), son
SER, CONCIENCIA Y VOLUNTAD, y ellos no varían entre un Ser que habita en un átomo de nuestro Plano
Universal o en otra Burbuja Cósmica, y nosotros. Idéntica es la calidad e intensidad de la conciencia de un Ser
del Universo extragaláctico, que sería ese Plano Universal para el cual nuestro Universo es sólo un átomo.
La Ley de Correspondencia no sólo rige cuestiones físicas o dimensionales, sino también procesos de la
Conciencia, lo cual es comprobable entre nuestros asuntos, en cuanto a que “cada uno sufre o goza lo más
que puede, según su costumbre”. Si la comprensión de esta Ley se compatibiliza con la de mentalismo, se verá
que es posible elegir los propios estados de ánimo, emocionales y mentales, lo que determinará tanto "arriba"
como "abajo" (en el plano mental como en el material), condiciones perfectamente correspondientes. Así como
se siente, se piensa; así como se piensa, se habla; y así como se habla, se actúa. Por ello nunca será
suficiente insistir en que lo primero que hay que hacer para alcanzar la felicidad, es encarar el proceso de
meditación psicológica y sacarse los parásitos emocionales de encima (de adentro), porque lo que hay dentro
determina las condiciones de afuera. Ni que hablar cuando el individuo está tan poseído por esos Yoes
psicológicos que siente de un modo, al instante que quiere pensar lo hace influido por otro Yo psicológico;
cuando habla lo hace influido por otra emoción diferente, y -si es que actúa- lo hace otro que nada tiene que
ver con los anteriores. Así vive la mayoría de los seres humanos de la presente civilización.
Pero quien comprende las cosas de "arriba" y vive conforme a ellas, indudablemente que "abajo" -en el plano
mundano- irá manifestando mayor perfección y felicidad.
CAPÍÍTULO VIIIIII
8.. PRIINCIIPIIO DE ETERNIIDAD
Trataremos de expresar estas Leyes de lo infinito con las dificultades de nuestro limitado lenguaje humano,
superable únicamente mediante la profunda meditación de cada uno.
"La Eternidad es lo único ABSOLUTAMENTE REAL, y se manifiesta a través de este conjunto de Leyes.
Todo lo que no es eterno, es como una ilusión -real pero relativa- en la mente de Dios; el Universo es
una creación mental del Absoluto y en El tienen lugar todas las cosas. El “Grado de Realidad” de una
existencia, depende del grado de Conciencia que contenga".
Por ejemplo: El Alma del hombre es más real que su cuerpo; su cuerpo Krístico es más real que el Alma, y su
Divina Presencia es lo único Absolutamente Real; su Yo Humano o EGO es su Ser potencial y relativamente
Inmortal y Eterno (ya que para conservarse Eterno debe mantenerse orientado evolutivamente). Con el cuerpo
físico vive unos años, mientras que el Alma dura tantas encarnaciones como necesite para ascender al estado
Krístico o hasta que es aniquilada por involución. (en la intratierra o "el Paraíso Terrenal" se encarna una sóla
vez como humano, para ascender, en vez de morir. (La muerte ritual representa la Ascensión, no la
lamentable muerte biológica de los seres de la superficie externa de la Tierra).
El cuerpo Krístico dura Eones (más que el presente Universo material) pero el Yo Divino es Infinito y Eterno
porque es parte infinitesimal -pero unida- al Absoluto. Este Yo Divino no puede ser aniquilado, sino que tras la
total involución de su vehículo, se funde con el Absoluto hasta que transcurre todo el ciclo de su Plano
Universal (unos cuatro billones de años para el nuestro) *Billón castellano, o sea millón de millón.
LEYES HERMÉTICAS DEL PRINCIPIO ETERNIDAD
8a) SER: “El Ser Absoluto es Uno sólo, Eterno, Insondable, Supremo, Perfecto, y es Triple en su
manifestación, siendo sus Atributos AMOR, INTELIGENCIA Y PODER. El Ser Relativo es la
Individualidad a imagen y semejanza del Ser Absoluto ”
Todos los Seres son manifestaciones infinitesimales del Unico. La sensación de separatividad dura mientras
dura la manifestación individual poco conciente, y es relativamente real el ser manifestado, pero en la Realidad
Absoluta todos los seres somos un Sólo y Supremo Ser diversificado. Esto es gradualmente comprendido a
medida que una conciencia individual escala en la evolución. Ejemplo: todas las hormigas de una variedad son
manifestaciones de una conciencia única, el Elemental Mayor. Igualmente ocurre en el Reino Mineral, y en
algunos vegetales y animales. El humano responde a arquetipos determinados pero es el primer escalón de
Conciencia Individual, que puede percibir el Todo intelectualmente, y asegurar su individualidad merced al
crecimiento de su conciencia refleja o Ego, y su unificación con la Conciencia Eterna del Ser Único.
La manifestación del Ser, ya sea el Absoluto o una individualidad (Arcángel, hombre, hormiga o microbio) es
triple (e aquí el Misterio Desvelado de la Santísima Trinidad): Amor, Inteligencia y Poder, son los atributos de
uso de toda forma de manifestación del Ser.
8b) VOLUNTAD: “Existe un Único Ser Absoluto, una única Voluntad Absoluta. Cada Ser individual
manifiesta una porción infinitesimal de Voluntad, de acuerdo a la medida de su Conciencia”.
Para dar un ejemplo didáctico, digamos que un Iniciado con alto grado de conciencia tendrá siempre una
mayor voluntad que aquel que da sus primeros pasos en el camino Espiritual, porque SABE, CONOCE y
COMPRENDE el valor de su tarea, de sus ejercicios y de sus obligaciones o responsabilidades. Del mismo
modo, el hombre mundano que obedece a deseos materialistas, en la medida de su deseo, aplicará su
Voluntad. La diferencia entre ambas líneas (el Iniciado y el mundano), consiste en que el Iniciado será capaz
de enfrentar todo sacrificio, la pobreza, el dolor; vencerá en su camino a los monstruos internos (agregados
psicológicos) y a las arpías externas (carnales, astrales, etc.) que muchas veces intentarán hacerle caer en las
tentaciones viciosas e involutivas; el Iniciado será capaz de remontar la corriente que arrastra al resto de la
Humanidad, y si fuese necesario se enfrentará solo en la lucha por liberar al Mundo, por sus ideales o por
hacer despertar, aunque sea a una sola Alma, de su sueño mundano.
En cambio el mundano no es capaz de sostener un combate, ni siquiera para defender su propia dignidad o
su libertad. Sólo busca comodidad, porque no posee voluntad para el sacrificio, dado que carece de conciencia
de las responsabilidades para consigo mismo. La tenacidad de los esclavistas no debe confundirse con la
Voluntad, porque en tal caso la Voluntad de ese Ser está siendo usada por un Yo psicológico (el "Yo
esclavista"). Tampoco debe confundirse la Voluntad con la fuerza robótica de los que siguen arquetipos
mentales bajo presión de codicia o de miedo. Muchas personas que han entendido el desarrollo de la presente
civilización y sus desastrosas consecuencias individuales y colectivas, permanecen indolentes o en aparente
indiferencia al respecto, sin hacer nada por ellas mismas, y menos aún por sus semejantes; porque como
carecen de concientización clara del asunto, no pueden aplicar la debida Voluntad. Si bien los obstáculos
principales son los apegos emocionales y las dependencias psicológicas a lo material, éstos desaparecen en la
medida que la persona "toma conciencia" de la Realidad, porque ello implica un despertar de la Voluntad
interna, verdadera. Esta no debe confundirse con esa fuerza robótica del empleado que va con desgano a su
trabajo que detesta, haciendo un esfuerzo titánico que nunca alcanza, que le aflige, y que destruye su dignidad.
La verdadera Voluntad no es el sacrificio psicológico, ni un pesar, ni un tormento para la personalidad, sino
que es una fuerza arrolladora, un ímpetu que supera a la personalidad y a todos los componentes del ser
humano, sacrificando todo lo que sea necesario en sus aras, porque está movilizada por la Fuerza Cósmica
que es el Amor. La Voluntad del empleado a disgusto es una actitud mal forzada y siempre negativa; nunca se
acompaña del poder creativo y la emoción alegre del que hace bárbaros esfuerzos en pos de una realización
de Voluntad conciente. El padre y/o esposo que hace un trabajo que no le corresponde vocacionalmente, pero
lo hace por amor a su familia, puede no sentir el peso de sus tareas porque la motivación no será la creativa
experiencia de la actividad que le gusta, pero el amor familiar le motiva de igual modo. Mas si aplicara más
inteligencia a su amorosa voluntad, quizá obtendría más satisfacción vocacional y realización. El manejo
correcto de la voluntad en nuestra degradada civilización, sólo puede alcanzarse equilibrándola con gran Amor
e Inteligencia; porque nuestra voluntad individual es utilizada por el esclavista en nuestra propia contra y en su
exclusivo beneficio material.
El Absoluto crea todo merced a su Infinita Voluntad y en todo se manifiesta con una alegría sin par, porque
en su incesante actividad no hay imperfección, no hay disgusto, no hace nada contra su propia Voluntad
Perfecta. El hombre que actúa por Voluntad de su Divino Ser Interno comparte con el Absoluto esa alegría
inefable que busca el Mundo sin hallar, y que llamamos FELICIDAD.
8c) CONCIENCIA: “La Conciencia es el conocimiento de todo lo externo e interno en idéntica
proporción, desde el punto de vista del Ser Manifestado; así como del auto-conocimiento, desde el
punto de vista del Ser No Manifestado”.
Veamos primero al Ser No Manifestado: podemos hablar de Dios o de un Ser Individual No Manifestado, da
lo mismo en cuanto al auto-conocimiento, pero hay una diferencia fundamental: Dios, Manifestado en infinitas
formas, jamás se halla sin manifestar, ya que Su Voluntad no es cíclica, sino Eterna. El Ser Individualizado -en
cambio- evoluciona eternamente con períodos de Manifestación y No Manifestación. Durante la no
manifestación hay un pleno auto-conocimiento, mientras que la manifestación le impele al conocimiento de lo
externo, olvidándose de si mismo total o parcialmente. El Ser Individual equilibrado nunca pierde totalmente de
vista lo externo cuando está en su período de No Manifestación, ni pierde de vista totalmente su interior cuando
está manifestado. Los Guerreros de la Luz que son muertos en combate, no pierden conciencia de si mismos
aunque pierdan el astral (que no lo pierden por enviciamiento, sino eventualmente por "rotura", cuando aún no
lo tienen formado en materia Vraja rojo. El mortal común que no sabe nada de estas cosas y es arrastrado tras
la muerte al Devachán, pierde conciencia de lo externo, cayendo en una oniria, que el Guerrero evita porque
sus arquetipos están en plena función durante la vida física. Aunque no tenga una conciencia total en el estado
devachánico, tampoco olvida quién es y lo que debe hacer para volver a encarnar lo antes posible y reevolucionar.
El Ser Manifestado: el proceso por el cual el Ser Manifestado recupera, aún permaneciendo en la forma, la
plena auto-conciencia, produce que toda la materia que constituye dicha forma, sea vibracionalmente elevada
al estado Krístico. Es así porque en la medida que el Ser recupera su auto-conciencia, recupera su Voluntad
Divina, que gobierna al Espíritu como Principio, y consecuentemente domina a la Manifestación del Espíritu,
que es la materia. Principalmente opera sobre la materia de su propio cuerpo, pero puede operar sobre
cualquier otra, produciendo la "Alquimia Filosofal". Así vemos que hay una relación Absoluta entre Conciencia y
Voluntad; aunque generalmente se percibe en el Ser, primeramente la Conciencia, y -aparentemente- como
accesorio, la Voluntad. Los Seres no afectados por la demiurgia (los intraterrenos y los habitantes normales de
todos los planetas), tienen momentos proporcionalmente muy pequeños de No Manifestación, y muchos
directamente permanecen en Manifestación Constante.
Las personas que siguen la línea demiúrgica hacen un camino inverso; pretenden el dominio de la materia
por el camino equivocado, es decir: dominando a otros seres, materializando al Espíritu, convirtiéndolo en
prisionero de la forma al punto de hacerle perder su individualidad (aquí hablamos del Espíritu como Ser
Individual). Y tanto el ser esclavizado así, como el demiurgo por su propio Karma, quedan pulverizados en sus
componentes energéticos, pasando a formar parte de la forma material o de la idea-forma, esparcidos por el
Universo, a disposición de las formas y/o seres evolucionantes.
El Teurgo en cambio, busca la Kristificación, que es la liberación de si mismo, pero sin destruir así la materia
o forma, sino llevándola consigo al plano glorioso de la Evolución y Manifestación Superior. En concreto, un
demiurgo opera en desarmonía con la Ley, porque pretende usarla egoístamente; resultado = ANIQUILACION.
Un Teurgo es el que se atiene a la Ley, y en armonía con ella se convierte en su manifestación; resultado =
KRISTIFICACION, que es cristalizar en un Reino Natural Superior, la perfección suprema lograda en la forma.
Cuando una partícula simiente mineral forma un cristal, rindió su prueba y pasa al Reino Vegetal. Cuando un
Hombre forma un Kristos, pasa a ese Reino Superior de mayor conciencia y sigue evolucionando hacia estados
cada vez más Gloriosos y Felices. Los Logos Planetarios, Solares, etc., son Seres de extraordinaria
Conciencia, apenas comprensible para el Humano mediante analogía.
8d) TEMPORALIDAD (Tiempo): “Tiempo es la relación existente entre dos puntos de un mismo proceso
evolutivo o involutivo, más que entre dos puntos del espacio y la velocidad. Es en realidad un presente
continuo que adquiere diferentes formas en la Conciencia del Ser Individual, siendo uniforme, eterno y
perfecto en la Conciencia del ABSOLUTO”.
Entendiendo la primera parte del enunciado, vemos que el tiempo físico o matemático es un reflejo del
Tiempo como Ley Hermética. Pueden hacerse todas las ecuaciones habidas y por haber, sacando
conclusiones einstenianas que en nada contribuyen con el hombre. No sólo no se resuelven sus problemas
espirituales ni materiales con esa especulación, sino que se priva a la mente del factor "Infinito", retrasando
enormemente la comprensión intelectual necesaria para ascender a la comprensión Krística. El tiempo es,
fuera de la especulación, "una distancia entre dos puntos del proceso de una conciencia", y debe ser
comprendido en su aspecto Hermético, lo que no invalida la utilidad de su reflejo mecánico (el tiempo físico),
cuya medición nos permite hacer diversos cálculos objetivos. Con idéntica objetividad debemos comprender la
Eternidad. La fórmula presentada en la Ley de Diversificación del Principio Unidad, sirve para comprender esta
Ley de Temporalidad, así como la de Espacialidad:
8 + 8 No es posible aunque se generen constantemente individualidades; 8 - 8 No es posible porque no existe
lugar fuera del infinito donde colocar lo que se le restara, 8 x 8 = 8 Porque se re-crea constantemente y no
existen límites al tiempo ni al espacio;8 % 8 = 8 Porque se diversifica en infinitas individualidades y pueden
dividirse tanto el tiempo como el espacio, infinitamente.
8e) ESPACIALIDAD (Espacio): “Es el cuerpo de Dios desde el punto de vista de la Creación Absoluta, y
es el volumen que ocupa dentro de él una Conciencia, desde el punto de vista de la creación relativa”.
El espacio físico-matemático que percibe el hombre común, es sólo un reflejo del Espacio como Ley
Hermética. Tiempo y Espacio para el intelecto humano medio, son cosas muy relativas; existen, son reales en
ese reducido estado de conciencia. Pero el Ser individual que principia a ser auto-conciente estando dentro de
la forma, percibe la eternidad real de cualquier espacio, ya que éste es infinito desde y hacia cualquier punto,
cualquiera sea el punto en que la forma manifestada se encuentre. Ejemplo: el espacio existente entre dos
moléculas de materia (o entre dos átomos), no está vacío, sino lleno de éter, que es materia atómica de una
dimensión infraatómica. Entre dos galaxias no hay real vacío, sino que hay un "lleno" de éter mezclado con
gran cantidad de gases. Pero si vemos un átomo en su plena dimensión, apreciaremos un paisaje galáctico; y
si viéramos a su vez un átomo de ese paisaje galáctico, nos encontraríamos ante un paisaje galáctico casi
infinitamente más pequeño, y así sucesivamente.
Aquí el factor espacio se relaciona con la Ley Hermética de Correspondencia, en lo que a tamaño se refiere,
desde el punto de vista de un observador que se halle en esta dimensión o en cualquier otra. Desde los pies
hasta la cabeza, entonces, tenemos un espacio relativo a los otros cuerpos que vemos y palpamos, pero la
distancia -nuestra estatura- en la realidad Absoluta, es infinita, puesto que caben en el inapreciable espacio de
nuestro "pequeño" cuerpo físico infinitas dimensiones infra-atómicas. Hacia lo "grande" ocurre lo mismo. La
teoría del Big-Bang es algo menos que pueril para la conciencia de un Hermetista, pues su intelecto no está
limitado a 15.000 ni más millones de años, ni a medida de tiempo posible así como no se limita espacialmente.
Cuando este conocimiento, luego de pasar su etapa intelectual es "comprendido", el orden de pensamientos
y sentimientos es mucho mas feliz, aunque para alcanzarlo suela pasarse por "abismos" espirituales o
mentales, con sensación de "pequeñez", "inseguridad", "falta de fe", etc... Una vez comprendido
intelectualmente parece algo más con poca importancia o impráctico, pero cuando este conocimiento del
infinito es "concientizado" y SABEMOS realmente que somos ETERNOS en conciencia e INFINITOS en la
forma, desaparecen el miedo a la muerte, la inseguridad, los espejismos mentales pseudomísticos, etc; porque
si bien el Universo es un pensamiento en la mente del Absoluto Creador, es Absolutamente Real, aunque las
cosas, dentro de su espacio infinito sean relativas o realmente infinitesimales en duración y tamaño.
8f) INTERDINAMIA: “Todas las cosas y Seres existentes dentro de un mismo Plano Universal se
influyen entre si directa o indirectamente, aunque esta influencia sea infinitesimal. No existe influencia
directa entre individualidades de dos Planos Universales diferentes, sino las influencias indirectas e
infinitesimales que pueda realizar una conciencia trascendente. Pero jamás existe influencia directa o
indirecta, ni siquiera infinitesimalmente, entre Seres o cosas pertenecientes a diferentes Burbujas
Cósmicas o Universos en Particular diferentes”.
Una Burbuja Cósmica o "Universo en Particular" está constituida por infinitos "Planos Universales", que
corresponden a dimensiones extragalácticas, atómicas o infra-atómicas. No nos vamos extender en la
comprensión de las infinitas Burbujas Cósmicas, aunque sólo diremos que en ninguna de ellas actúan otros
Principios y Leyes que no sean los aquí expuestos. Así que cuando hablamos de Planos Universales, nos
referimos a las infinitas dimensiones de nuestro Universo en Particular, ya sea hacia lo "grande" o hacia lo
"pequeño".
Esta Ley parece más un efecto que una Ley Inmutable, pero es una especie de interacción (nada que ver con
la del principio Amor), entre los Planos Universales, que únicamente se efectúa en forma controlada por las
conciencias que trascienden el Plano Universal en que se formaron. Veamos un ejemplo: Todas las cosas y
Seres se relacionan e influencian directa o indirectamente por el hecho de estar sujetos a las mismas Leyes,
actuando en la misma o diferentes dimensiones, perteneciendo a un Universo en Particular que es un sólo
cuerpo; digamos que lo que le ocurre a Juan en la Tierra, afecta infinitesimalmente a un ser vegetal que vive en
otra galaxia, a millones de años luz, y por orden de afinidades Juan afecta a su vecino y a todos los seres de
este Universo en Particular en la medida que su conciencia se hace poderosa. Pero no afecta a cosas o seres
del plano universal inmediato hacia "abajo" (atómico), o hacia "Arriba" (extragaláctico), mientras no da un paso
trascendente.
Si Juan asciende en conciencia al plano Krístico, en el momento de hacerlo está influenciando directamente
en el espacio de su Plano Universal porque deja un "vacío de materia". En realidad lo que ha hecho es elevarla
vibracionalmente. En el Plano Universal atómico inmediato la influencia relativa es mayor porque está
arrastrando vibracionalmente a trillones de "galaxias atómicas", que se benefician super-infinitesimalmente con
dicha Ascensión, e infinitesimalmente se benefician todos los seres que en ellas habitan. Para el Universo
"Superior", del cual nuestro conjunto galáctico es sólo un electrón, el beneficio es más infinitesimal e indirecto
aún, porque es como si un Juan (Juan 2) que vive en un sub-cuanta de un electrón de un átomo, de una
molécula de una célula de nuestro cuerpo, hubiera tomado conciencia Krística. Primeramente debemos
considerar el abismo de tamaño existente; y segundo, el hecho de que ese electrón (donde vive Juan 2) está
unos años, o meses, o minutos, escasos segundos o pequeña fracción, ocupando un lugar en nuestro cuerpo.
Tercero, debemos calcular que un electrón da entre 50.000 y 80.000 vueltas alrededor del protón ¡en un
segundo!.
Para ese Juan 2 de nuestro electrón la vida como ser encarnado dura en nuestro plano espacio-temporal
menos de una cienmil cuatrillonésima de segundo, ya que dicho electrón tiene un movimiento interno de órbitas
entre cuantas y sub-cuantas, análogo al de nuestra galaxia alrededor del centro del cúmulo. El planeta de Juan
2, teniendo una vida proporcional al nuestro, equivaldría a una cienmil trillonésima de segundo. La Interdinamia
espacio-temporal entre Juan 1 y Juan 2, equivale entonces a que millones de Juanes del Plano Universal
atómico ascienden en cada microsegundo de la vida de Juan 1, al nivel Krístico. Cuando lo hace nuestro Juan
1, no hace más que acompañar el proceso de espiritualización de la materia que se viene desarrollando desde
la entraña misma de cada átomo. Si alguien sigue la línea demiúrgica, yendo en contra de la evolución,
bajando su vibración mental, astral y física, su propia materia lo "atropella". Entra en desarmonía y oposición
con toda la naturaleza que se desarrolla dentro de todos sus vehículos de manifestación.
A pesar de la infinitesimal pequeñez de los cuerpos de los seres que habitan en los planos universales subatómicos,
la suma de evoluciones de trillones de miríadas de conciencias individuales del sub-universo,
sumadas a los infinitos sub-universos hacia "abajo" forman una corriente evolutiva que para ser revertida se
necesitaría de la actividad demiúrgica de trillones de conciencias concentradas en pervertir vibracionalmente un
sólo Ser (cosa objetivamente imposible). Aún así sería una actividad infinitesimal para este Plano Universal y
en cuanto cediera la fuerza perversora, desde el sub-universo inferior al atómico, incontables conciencias
evolucionantes atropellarían todo el esquema, volviendo todo a la normalidad.
La actividad demiúrgica es infinitesimal aún en nuestro Plano Universal, y jamás puede ser "preocupante"
para el Absoluto, aunque afecte el despertar de las conciencias de una galaxia completa. Un demiurgo,
además, no tiene vehículo que pueda durar lo necesario para manifestarse más allá del espacio-tiempo de su
Plano Universal. Tanto menos aún para afectar a otro Universo en Particular, en el que ninguna Conciencia
puede ejercer la más infinitesimal influencia. El más poderoso demiurgo imaginable no puede evitar la
Interdinamia, y además su conciencia es -en vez de expandida- cada vez más limitada. Esta Ley regula las
relaciones interuniversales y las relaciones espacio-temporales de las causas y los efectos, manteniendo al
Universo Absoluto en la Perfección Absoluta. La imperfección es relativa e infinitesimal en tiempo y en espacio.
8g) AUTOMATICIDAD: “Todo el conjunto de Leyes y Principios funciona automáticamente, sin que
ninguna conciencia individual pueda alterarlo, ya que es una creación de la Conciencia Una, Infinita y
Eterna. Toda regla tiene su excepción, la que se ajusta por automaticidad del funcionamiento de todas
las Leyes y por la exactitud de las constantes matemáticas que regulan todos los fenómenos de todos
los planos de la Eternidad, sean positivos o negativos, manifestados o no, masculinos o femeninos, y
cualquiera sea su ubicación dimensional o espacio-temporal...”
Cualquier voluntad individual puede -por ley relativa de libre albedrío- oponerse a la Voluntad Divina, siendo
pasible de los efectos de la Ley en todas sus partes y en la medida proporcional en que dicha voluntad actué,
pero ninguna voluntad puede cambiar las Leyes, ni siquiera infinitesimalmente, siendo el Absoluto la suma,
origen y existencia de todos los Universos y sus infinitos Planos dimensionales, de todas las Conciencias, de
todas las Voluntades y de todos los Seres, pero estando siempre infinitamente más allá de todas ellas.
Sólo podemos alcanzar la Gloria de Dios mediante la aplicación respetuosa de las Leyes Divinas de instante
en instante, ya que ellas actúan automáticamente en todos los planos de existencia, por Voluntad Absoluta
emanada eternamente de la Infinita Conciencia del Eterno Ser.
FIN
Publicar un comentario

algo para leer